Leído

AUTOMOVILISMO FÓRMULA 1

Fiasco de Ferrari: pésimas decisiones y mala performance de sus autos

Mar, 28/05/2019 - 11:54pm
Enviado en:
Por Urgente24

La escudería Ferrari está atravesando una grave crisis con problemas en casi todas las áreas que van mucho más allá de un coche impotente, con prestaciones para ganar pero que no se pueden exprimir por culpa de un error de base, decantarse por la eficiencia sacrificando carga aerodinámica que habría sido fundamental para controlar la temperatura de trabajo de estos neumáticos Pirelli. Los italianos se han equivocado en estrategias, en tomas de decisiones, en el concepto del monoplaza. Pero los pilotos tampoco están ayudando a suavizar estos reproches.

La escudería italiana Ferrari está atravesando una grave crisis en la temporada 2019 de la Fórmula 1 Internacional que se traduce en malas decisiones de sus directivos y pésimo funcionamiento de sus vehículos.
Contenido

La temporada 2019 de la Fórmula 1 Internacional demuestra a las claras el dominio de la escudería Mercedes en las primeras posiciones de la mano del inglés Lewis Hamilton y el finlandés Valtteri Bottas relegando al holandés Max Verstappen con Red Bull, al alemán Sebastian Vettel y al monaguesco Charles Leclerc, ambos de Ferrari.  

Este último dato muestra a las claras la grave crisis que sufre la escudería italiana con problemas en casi todas las áreas que van mucho más allá de un coche impotente, con prestaciones para ganar pero que no se pueden exprimir por culpa de un error de base, decantarse por la eficiencia sacrificando carga aerodinámica que habría sido fundamental para controlar la temperatura de trabajo de estos neumáticos Pirelli. 

Es cierto que la única grieta que se ve a corto plazo entre los coches 'top' de la parrilla es la de Vettel, porque Leclerc apunta a campeón del futuro 'ferrarista', Hamilton estará en Mercedes siempre que quiera y Bottas ha dado un golpe en la mesa en este 2019, a pesar de sus dos bajones en España y Montmeló. “El Valtteri de este año sé que se recuperará y llegará a Montreal mejor que nunca”, declaró Toto Wolff al respecto. Ricciardo, Pérez o Magnussen llevan años esperando a un volante de primerísimo nivel. Y de haber un Ferrari libre, incluso Verstappen podría preguntar por él. Aunque otro nombre que sonaría muy fuerte, como es lógico, es el de Fernando Alonso, que no ha querido desvincularse del todo de McLaren, de la F1 al fin y al cabo, por si se abre una puerta interesante en el futuro, según una nota publicada por el diario español As.

También es cierto que Vettel es un hombre de equipo, más allá de lo que otros campeones piensen de él. Ahora, con el SF90 rindiendo muy por debajo hasta el punto de celebrar una segunda plaza como el fin de los dobletes de Mercedes, mantiene ese mensaje. “Yo soy parte del equipo, no me pongo por encima. He tenido momentos difíciles este año luchando con el coche, y todavía no estoy en un nivel en el que me sienta mucho más cómodo. Está relacionado con poner el coche en la ventana correcta (de la temperatura de neumáticos). Una vez eso llegue, se siente mejor y puedes progresar, aunque no sucede muchas veces y es una combinación de muchas cosas. No ha sido fácil hasta ahora, pero sigo pensando que hay más potencial en este coche y en el equipo. Insisto en que soy parte del equipo”, señaló Sebastian en declaraciones que reprodujo el diario As. Y si encuentran ese potencial en algún momento de la temporada, seguro que desaparecen muchos rumores y mensajes en torno al huracán que ahora sobrevuela Maranello.

Los italianos se han equivocado en estrategias, en tomas de decisiones, en el concepto del monoplaza. Pero los pilotos tampoco están ayudando a suavizar estos reproches. Aún así, en Maranello han creado un monoplaza sin apenas adherencia al asfalto como quedó al descubierto en Mónaco y Bakú. Un coche que es mucho más difícil de conducir de lo que se puede pensar. Una dificultad que incrementa cuando ven a Mercedes como un tiro y ellos van al límite en cada paso por curva, señaló el diario El Confidencial.

En Mónaco, la Scuderia se equivocó gravemente con Leclerc, pero el piloto también tuvo su parte de culpa con un primer intento bastante malo y en el que destrozó los neumáticos. A pesar de siempre buscar los límites por las urgencias en el mundial, el inicio del monegasco no es el que se esperaba en Maranello. Ha sumado varios errores cada fin de semana que luego han hipotecado sus carreras. El duelo en Fórmula 1 entre Leclerc y Sebastian Vettel en 2019 era previsible, pero no tanto que la derrota del alemán llegara tan pronto y tan contundente. Posiblemente ni para la cúpula de Ferrari. Lo ocurrido en Baréin, perjudicó al monegasco. Ya se vía superior a todo un tetracampeón del mundo. Ahora, cuatro carreras después, Leclerc deberá plantearse que el Mundial de Fórmula 1 no es tan sencillo como parece y que es muy largo.

En Bakú llegó su peor momento como piloto de Ferrari. Estrellándose en el castillo cuando era favorito para lograr la pole, como reconocía el propio Toto Wolff. Un error imperdonable. Un fallo que provocó además un retraso que enfrió la pista y jugó en contra del SF90. Y en Barcelona, su agresividad en cada paso destrozaba su vehículo en las gomas de contención en el fondo plano de su SF90. Su salida en la curva nueve ya completó todo el desastre. Ahora, después de seis grandes premios, la gran esperanza de los tifosi se encuentra quinta en el mundial, con un único podio y a 25 puntos de su compañero de equipo.