Leído

SE AGITA LA CONTIENDA

ESPN y Mediapro exigen a Superliga una nueva licitación: más clara y justa para todos los competidores

Mar, 28/01/2020 - 8:00am
Enviado en:
Por Urgente24

La cadena internacional y la empresa española, ambas interesadas en quedarse con los derechos de televisación del fútbol local en el exterior, mostraron su disconformismo con respecto a su licitación a través de sendas cartas enviadas al titular del ente, Mariano Elizondo.

superliga_tv.jpg
La Superliga, muy cuestionada por la licitación de los derechos de TV para el exterior
Contenido

El pliego de las bases y condiciones para la televisación del fútbol local en el exterior despertó el malestar de la mayoría de las empresas interesadas en quedarse con ese servicio debido a sus incontables irregularidades. 

Es que el documento que publicó la Superliga en diciembre, claramente beneficia a una empresa de la que nada se sabe y además otorga un plazo demasiado exiguo para presentar un proyecto.

Sin dudas se trata de una licitación cuánto menos polémica, la cual según la mayoría de los oferentes está armada para la mencionada empresa fantasma y posee puntos ambiguos y confusos que requieren de esclarecimientos urgentes. 

El titular del ente que organiza el torneo de primera división, Mariano Elizondo, aún no brindó información suficiente a los miembros del Comité Ejecutivo y se espera que lo haga en la reunión del próximo miércoles 29 de enero que tratará el tema. 

Entre los aspectos cuestionables que se remarcan en este caso por parte de  ESPN y Mediapro, las primeras oferentes en expresar su descontento a través de una carta dirigida a la Superliga, se encuentran por un lado la potestad que la entidad otorga a la desconocida empresa en cuestión, llamada en el pliego como "Iniciante", de igualar una oferta de hasta un 20% superior y su obligado resarcimiento con una cifra impactante en dólares en caso que ésta pierda por parte de quien resulte ganador

Pero las particulares condiciones otorgadas al Iniciante no son el único motivo de reclamo: también lo es el plazo otorgado para presentar propuestas para el proyecto.

 

mediapro


En un primer instante, el 20 de enero era la fecha límite, pero un reclamo por parte de las empresas interesadas provocó que se llevara a cabo una prórroga hasta el 3 de febrero. Resulta que esta extensión también "resulta totalmente insuficiente para poder estudiar y  preparar una oferta técnica y económicamente viable", según expresa Mediapro en su carta.

En la misma línea, ESPN manifiesta en su masiva que es “es sorprendente que la Licitación haya sido comunicada con tan poco tiempo a los potenciales interesados, y que se haya definido un plazo límite para presentar ofertas en el momento del año de menor actividad comercial (mes de enero)... Pero eso no es lo único que sorprende. También es poco razonable que la Licitación demande de los interesados la
elaboración de un plan de desarrollo de una plataforma tecnológica de alta complejidad, con
alcance internacional, desarrollo en los principales países de América, Europa y Asia, servicio de soporte a usuarios, y demás, de modo tal que dicha plataforma esté operativa en unos pocos meses (julio de 2020)".

 "La inversión y el trabajo analítico que demanda semejante proceso no puede sino llevar a pensar que esta Licitación está pensada para alguien que ya tiene esta plataforma preparada”, completó la cadena internacional estadounidense.

Por su parte, en la conclusión de su carta, Mediapro solicitó "de manera expresa la implementación de una nueva licitación que resulte clara y justa, que cumpla con todas las normas éticas y de transparencia comercial en todos los negocios vinculados al fútbol profesional como lo es la presente licitación".

La licitación no es el único foco de conflicto en torno a la Superliga. La polémica de su calendario sobrepuesto al del Sudamericano Sub 23 y el reclamo de pagos en concepto de derechos de TV por parte de los clubes son otros problemas que en el último mes la pusieron en el ojo de la tormenta y terminaron por romper su relación con la mayoría de las instituciones que componen la primera división, cuyos dirigentes empezaron a moverse para que, en el corto plazo, cese sus actividades como órgano encargado de la administración económica y deportiva del certamen  y así el fútbol vuelva a la AFA.