DEPORTES Felipe Peña > Marcos Rojo > River Plate

TALLERES VS. RIVER PLATE

De Marcos Rojo a Felipe Peña: Se puede ganar con uno menos

River Plate le ganó a Talleres de Córdoba con un jugador menos, expulsado Felipe Peña en el inicio: Sin excusa Boca Juniors cuando le expulsaron a Marcos Rojo.

El partido disputado en el estadio Mario Alberto Kempes puso en evidencia que muchos de los análisis que se hicieron tras el clásico que River Plate le ganó a Boca Juniors fueron un sinsentido. River, con un jugador menos ante Talleres de Córdoba desde el vamos, por la expulsión de Felipe Peña, ganó el partido más importante que le quedaba camino a un nuevo título. La situación es comparable con la de Marcos Rojo en su momento.

¿Polémica en puerta, o no tanto? Si bien debemos ser honestos y decir que en fútbol todo puede suceder y que muchas veces no está dicha la última palabra, hay que admitir que River dio un paso trascendental camino a un nuevo título.

A falta de 8 jornadas (24 puntos en juego por delante) ya le sacó 7 puntos a quien le sigue, Talleres; y 9 al 3ro., que es Boca Juniors. La verdad, si nos apura, el campeonato ya tiene olor a River.

A pesar de la temprana expulsión del chico Felipe Peña Biafore, River aguantó unos minutos de tormenta fuerte tras quedar con un hombre menos, se acomodó y luego ganó un partido con holgura a pesar de la dificultad antes mencionada.

Un gran acierto de Marcelo Gallardo fue no desesperarse y no mandar un cambio pronto. En estos casos cuando a un equipo le expulsan un defensor se refuerza la zaga y se quita a un volante ofensivo o un delantero. Nada de esto sucedió y le resultó acertada la decisión. El cambio lo realizó en el entretiempo cuando encima pudo antes sacar ventaja en el marcador. Se le dio. Esto es así.

river 1.jpg

Las claves

Desde lo táctico y la entrega física, River, hizo un juego de gran nivel. Pudo contener a un rival muy peligroso y pasó por Córdoba con una suficiencia envidiable. Hay que reconocer que lo de anoche ha sido casi perfecto. Sólido, serio, práctico y contundente.

Del otro lado, un rival que estuvo en partido hasta el mazazo del 2do. gol que marcó Brian Romero, recientemente ingresado en lugar del chico Santiago Simón.

Luego de estos comentarios acerca del importante partido que acaba de finalizar en Córdoba, queremos ir al grano y demostrar que muchas veces en fútbol hay que llenar espacios mediáticos que terminan siendo un sinsentido.

Se habla mucho y esto es un problema porque en fútbol a cada momento nos deja enseñanzas y ejemplos.

Tras la derrota de Boca en el clásico del otro día, cuando River se impuso por 2-0 con goles de Julián Álvarez, se trató en muchos casos de justificar el mal partido de Boca por la pronta expulsión de Marcos Rojo.

Es natural que la falta de un jugador complica el rendimiento del equipo castigado pero no es excusa para no estar a la altura del partido y tampoco justificar por eso no poder ganarlo.

Espacios y hojas de los medios se dilapidaron en justificar la mala actuación de Boca en el último superclásico.

Luego de este partido entre River-Talleres quedó demostrado que el equipo de Sebastián Battaglia perdió porque no dio la talla para hacerle frente a un rival superior. Punto. No le busquen muchas vueltas.

Si pretendemos comparar este accidente que tuvo el clásico habría que emparentarlo con episodios similares entre ellos. Cierto. Aclaramos esto porque alguien puede pensarlo y decir que Talleres no es un comparativo adecuado.

Lógicamente sirve el ejemplo para demostrar lo planteado porque el equipo de Córdoba era quien le estaba peleando de cerca y llegaba con chances de luchar por el título y quedó con un hombre de más casi todo el juego.

Además, salvo el anterior partido ante Colón venía teniendo un campeonato muy bueno.

https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1451386679298863145
https://twitter.com/TNTSportsAR/status/1451397905495953417

La presión

En general se comete el error de creer que cuando un equipo queda con un jugador menos ya no tiene chances de ganar o de jugar bien, más allá del resultado, que muchas veces puede resultar un accidente del juego.

Esto es un gran error porque la realidad es que en varias ocasiones se le complica más al que queda con 11 porque no sabe como sacar la ventaja, se presiona psicológicamente y puede salirse de su eje. Esto mismo le pasó anoche a Talleres, por momentos.

La obligación de asumir aún más de lo normal las riendas del juego en un partido como el de anoche, paraliza.

Y del otro lado, quien se cree que fue el más perjudicado, es quien agudiza su concentración, redobla sus esfuerzos y, si tiene jerarquía como River, cuenta con muchas chances de verse beneficiado. Esto fue lo que le sucedió al equipo de Marcelo Gallardo anoche ante los cordobeses.

A decir verdad los DT de fútbol deberían entrenar este aspecto. En la mayoría de las veces se practica con un equipo integrado con un jugador menos para ver como responde ante la adversidad y la superioridad numérica.

En nuestro caso entendemos que es más atinado entrenar jugar con superioridad numérica porque en la mayoría de las veces no se sabe que hacer ante un oponente que por sí sólo redobla esfuerzos por obligación ante la adversidad. ¿Se entiende a lo que vamos?

El equipo que queda con un jugador de más, inconscientemente puede creer que tiene alguna ventaja y en definitiva lo puede terminar traicionando. Anoche ha sido una muestra cabal de esto.

Después claro que entran matices particulares de cada partido.

En el desarrollo de anoche River pasó sus sobresaltos lógicamente, se defendió bien pero nunca renunció al arco de enfrente por tener un jugador de menos.

Esta es la impronta del equipo que ya hemos mencionado como la principal virtud además de los resultados obtenidos. Siempre busca ganar sin importar las situaciones del partido.

¡EL MILLONARIO LO GANÓ CON UNO MENOS Y SUEÑA CON EL TÍTULO! | Talleres 0-2 River | RESUMEN

Un jugador diferente

También hay que reconocer que Julián Álvarez está en un momento excelente de su carrera. Se lo ve confiado, bien desde lo mental, muy seguro y además tiene muchas condiciones. Esto facilita mucho a la hora de atacar y de dañar a los rivales, en el buen sentido de la palabra.

Lo que para muchos pudo haber sido una desgracia, nos referimos a la salida de Matías Suárez del equipo, para nosotros fue un beneficio para el chico de River.

Ahora es el dueño absoluto del equipo y puede jugar en una posición que cuando River jugaba con dos delanteros no la podía ocupar de la forma que lo esta haciendo ahora. Un tema para revisar que tendrá Gallardo ahora que está recuperando a Brian Romero.

Retomando lo de Álvarez, esto tácticamente terminó beneficiando al joven futbolista del seleccionado. Parte desde una posición bien de punta, sale a pivotar, traza diagonales y es el quien llega al gol por dinámica, por velocidad e inteligencia.

Estos movimientos le resultan muy difíciles de controlar a los marcadores centrales oponentes porque nunca tienen referencia fija de marcas.

Y encima, el joven de River lo puede conseguir con y sin pelota en los pies.

Características de jugador bien europeo. Notable momento del chico y, a decir verdad, ante Talleres él le agregó un compromiso tremendo para con el equipo.

Ya en muchos partidos ha mostrado una solidaridad increíble a la hora de defender a pesar de entregar tanto desgaste físico al momento de atacar.

river plate3.jpg
River se llevó un 0 a 2 ante Talleres, rumbo al título.

River se llevó un 0 a 2 ante Talleres, rumbo al título.

Lo que viene

Pasó el partido más esperado que le quedaba al campeonato y River se lo llevó tras una gran producción cuando se pudo haber pensado lo contrario cuando a los 7 minutos recibió la expulsión de Felipe Peña Biafore.

Seguramente, un pecado de juventud cometido por el juvenil de River que le dejará una importante enseñanza para su futuro.

Fue vehementemente a una jugada que no lo ameritaba y puso en riesgo el físico del adversario en este caso y por eso recibió la justa tarjeta roja.

A pesar de la dificultad, River, entre tantas otras buenas cosas logradas dejó en evidencia todas las sandeces que podemos decir los periodistas en muchas situaciones y no queremos dejarlo pasar por alto.

Un consejo para los que estamos de este lado del mostrador: ¡Menos soberbia y más disculpas muchachos!

Es digno reconocer los errores y hacer causa común a pesar de que muchos podamos decir que no somos los culpables. Mal no nos vendría….

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario