Crean un sindicato impulsado por empleados de Google

Con más de dos centenares de trabajadores afiliados, es el resultado del creciente activismo en parte de los googlers. se llamará Alphabet Workers Union estará abierto a todas los empresas del grupo. La empresa aclaró que "como siempre seguirá el diálogo con ellos". La iniciativa se habría generado a partir de un conflicto interno en 2018.
lunes, 4 de enero de 2021 · 21:37

Con más de dos centenares de trabajadores afiliados, el  nuevo gremio que resulta poco común en ese ámbito es el resultado del creciente activismo en parte de los googlers.

"Somos trabajadores de Google y estamos formando un sindicato", así se presenta la Alphabet Workers Union, la primera y única organización sindical surgida por ahora en el corazón de Mountain View. "El lema de nuestra empresa solía ser 'No seas malvado'. Una fuerza laboral organizada nos ayudará a estar a la altura".

La noticia creció con el correr del primer lunes del año publicada por The New York Times y la recoge el propio sindicato en su página web recordando el famoso eslogan corporativo informal de Google, "Don't be evil" ("No seas malo"); "una fuerza laboral organizada nos ayudará a estar a la altura", aseguran.

Probablemente el punto de partida del sindicato fuera el 1 de noviembre de 2018 a las 11:10. Miles de empleados de Google y otras empresas pertenecientes a los de Mountain View dejaron de trabajar en todo el mundo en señal de protesta por el escándalo que días antes había destapado precisamente The New York Times: la empresa había despedido a dos ejecutivos con una cuantiosa indemnización, entre ellos Andy Rubin, por supuesto acoso sexual. Sucedió en 2014 y fue un secreto hasta 2018, desencadenando las protestas.

Alphabet Workers Union, más allá de defender las condiciones de trabajo de las plantillas, se marca como objetivo hacer uso de su "poder recuperado" para controlar en qué trabajan y cómo se usa, asegurar que la compañía actúe éticamente beneficiando a la sociedad y el medio ambiente o combatir el acoso, el fanatismo, la discriminación o las represalias.

"Somos responsables de la tecnología que traemos al mundo y reconocemos que sus implicaciones van mucho más allá de Alphabet. Trabajaremos con aquellos afectados por nuestra tecnología para asegurar que sirva al bien público".

Precisamente empleados de Google, hace poco más de un año, acusaron a su empresa de haber creado una "herramienta de vigilancia interna" para controlar los intentos de los trabajadores de organizar protestas o discutir sobre condiciones laborales.

Los superiores recibirían avisos por reuniones de más de cien empleados, decían las información. Google respondió asegurando que las afirmaciones sobre el funcionamiento y el propósito de la herramienta eran "categóricamente falsas"

Desde Google, informó al medio Genbeta que no opinarán sobre la creación del sindicato, aunque aclaran, “siempre hemos trabajado mucho para crear un lugar de trabajo en el que nuestro personal se sienta respaldado y recompensado". Kara Silverstein, directora de operaciones de personas, dice que los trabajadores de la compañía cuentan con una serie de derechos laborales protegidos que apoyan pero, "como siempre hemos hecho, seguiremos manteniendo un diálogo directo con todos ellos"