Porsche entró en el Libro Guinness con un Taycan eléctrico

La empresa alemana uso un poderoso deportivo no tradicional para cubrir los 42,171 km haciendo giros. El jefe de Instructores de la marca en el circuito de Hockenheim, empleó 55 minutos y dio 210 vueltas derrapando, sin parar, a una pista circular de 200 metros. La velocidad media fue de 46 km/h.
martes, 24 de noviembre de 2020 · 21:49

Dennis Retera, instructor de conducción de Porsche en Alemania se puso de costado en una pista de patinaje mojada en el Porsche Experience Center Hockenheimring y no dejó de deslizarse hasta que cubrió 42 km.

Algo así como una sesión de maratón de deriva, que pondría a la marca en el tope de libro de los récords. Para establecer la marca récord, Porsche lanzó un Taycan de tracción trasera fabricado en China.

No trascendió la versión, pero quedó claro que tenía un solo motor disponible con 402 o 469 caballos de fuerza y ??una batería nominal de 79,2 kWh o 93,4 kWh. Opciones a las que podrán acceder los compradores en el momento de elegir entre otras cuestiones el color de su endemoniada unidad.

"Fue muy agotador para mí mantener la concentración alta durante 210 vueltas, especialmente porque el asfalto mojado del circuito no proporciona el mismo agarre en todas partes. Me concentré en controlar la deriva con la dirección; esto es más eficiente que usar el pedal del acelerador y reduce el riesgo de patinar pero la carrera terminó cuando se agotó la batería, derrapar consume mucha energía". Dijo Denisse Retera instructor de conducción de la terminal alemana.

Por lo conocido, no había en el libro Guinness ningún récords de giros más rápidos que 189 mph, en un Nissan GT-R NISMO, en ocho horas, un BMW M5 en Greer, SC, skidpad, e incluso la de vehículos gemelos, asistida por agua del M5 que incluyó un reabastecimiento de combustible a mitad de la prueba. De acuerdo con las reglas de Guinness World Records,

"Se puede usar cualquier tipo de vehículo para un intento con un derrape, definido como realizado cuando hay un diferencial de velocidad entre las ruedas motrices del vehículo y su velocidad de avance". afirman quienes siguen estas cuestiones.

El intento de Porsche fue validado por la jueza de Guinness, Joanne Brent, así como por un observador independiente, Denise Ritzmann, campeona de Europa de deriva en 2018 y 2019.

Ella Observó las 210 vueltas para asegurarse de que, mientras el automóvil giraba en sentido contrario a las agujas del reloj, los neumáticos delanteros permanecían apuntados de manera correcto.