Despegó con éxito el auto volador, una especie de transformer

La unidad se transforma en un avión y viceversa. Pesa 1.100 kilogramos y puede llevar una carga útil extra de otros 200 kg. Se mueve con un motor BMW de 140 caballos y autonomía de 1.000 km. Le alcanzan los 200 km/h y un total de unos 300 metros de pista para levantar vuelo.
lunes, 2 de noviembre de 2020 · 22:45

Bajo el nombre de Klein Vision, la empresa de Stefan Klein, creó un nuevo coche volador capaz de recoger y desplegar sus alas según las necesite para volar o circular por tierra. Se trata de un coche completo de cuatro ruedas y dos asientos. En sus laterales cuenta con las dos alas que se pliegan hacia arriba y posteriormente hacia el modo anterior.

La unidad experimental tiene un peso de apenas 1.100 kilogramos y puede llevar una carga útil extra de 200 kilogramos. Se mueve gracias a un motor BMW con una potencia de 140 caballos y autonomía de 1.000 kilómetros. La velocidad punta que alcanza es de 200 km/h y con un total de unos 300 metros de vía libre puede alzar el vuelo.

La compañía no dio muchos datos acerca del funcionamiento del móvil que despega. Sin embargo se puede observar uno de los prototipos funcionando completamente y sin problemas. En lo que se dio por llamar el vuelo inaugural.

El hecho que sea una mezcla entre avión y coche hace que no encaje del todo ni por tierra ni por aire. Va a ser complejo circular por tierra con él y va a estar limitado en aire al no aprovechar toda la aerodinámica que puede tener un avión real. A modo de experimento es, sin duda, interesante.

El nuevo coche aún no tiene ni precio ni fecha de lanzamiento, sí es que la habrá en alguna ocasión. Autorizar algo así no es tarea fácil y probablemente el precio de las licencias especiales hará que el costo final del vehículo sea desorbitado en comparación con un coche tradicional o una avioneta.

Mientras llegue una versión definitiva Stefan Klein, su creador, sigue y seguirá construyendo e ideando nuevas versiones a lo largo de los años. Algunos de sus otros modelos incluyen cuatro asientos, una versión con dos motores para mejorar la potencia o uno que también funciona en el agua. De momento son sólo ideas y ninguna tan avanzada como el AirCar.