CureVac y Bayer aceleran su propia vacuna Made in Germany

Bayer AG, la químico-farmacéutica alemana nacida en Barmen pero con sede en Leverkusen, Renania del Norte-Westfalia, Alemania, avanza hacia una vacuna propia contra covid-19. Trabaja junto a CureVac.
jueves, 7 de enero de 2021 · 14:01

CureVac acordó una alianza con el fabricante de medicamentos Bayer para obtener apoyo en el desarrollo y distribución de su vacuna candidata contra el Covid-19, explica Código Médico, la web de la periodista tucumana Iliana Gandur.

CureVac N.V. es una empresa biofarmacéutica alemana, con domicilio legal en Países Bajos y con sede en Tübingen, Alemania, que desarrolla terapias basadas en ARN mensajero, tal como BIONTech, también empresa alemana. Su objetivo siempre fue desarrollar vacunas para enfermedades infecciosas y medicamentos para tratar el cáncer y las enfermedades raras.

"Las dos empresas firman un acuerdo de colaboración y servicios (...) para apoyar a CureVac en muchas áreas incluida la producción y comercialización de una vacuna ARN mensajero para facilitar el suministro de varios cientos de millones de dosis", expresaron desde Bayer en un comunicado de prensa.

Según el acuerdo, la gigante químico- farmacéutico Bayer se comprometió a proporcionar acceso a los mercados farmacéuticos internacionales, así como a su cadena de suministro global y red de distribución. 

No obstante, CureVac seguirá siendo el titular de la autorización para la comercialización en el mercado europeo de su vacuna contra el Covid-19, mientras que Bayer tendrá la opción de convertirse en titular de la autorización de comercialización en otros mercados fuera de Europa.

"La necesidad de vacunas contra Covid-19 es enorme. Nos complace poder brindar un apoyo significativo a CureVac, un proveedor líder de tecnología de ARNm, en el desarrollo y suministro de su vacuna candidata Covid-19. Bayer está poniendo a disposición sus habilidades y redes para ayudar a poner fin a esta pandemia", dijo Stefan Oelrich, miembro de la junta de Bayer.

La vacuna de CureVac reúne dos grandes ventajas respecto a las vacunas desarrolladas por sus rivales Pfizer/BioNTech y Moderna: por un lado tiene la capacidad de permanecer estable durante tres meses a temperaturas normales de refrigeración, y por otro el tamaño de sus dosis es mucho menor lo que facilitaría el envío de grandes cantidades de la vacuna. 

Sputnik V

Ante una distribución por parte del gobierno nacional de 146.250 dosis de la vacuna Sputnik-V, las provincias iniciaron una carrera en la aplicación de las vacunas. El criterio utilizado para la asignación de la cantidad de dosis por parte del gobierno nacional fue la cantidad de habitantes por distrito.

Córdoba, Formosa, Jujuy, Rio Negro, San Luis Santa Cruz y Tucumán ya inyectaron más del 80% de las dosis administradas.

"Si bien es cierto que las provincias que mayor número de dosis aplicadas tienen son provincias pequeñas y con pocas dosis asignadas. El caso sobresaliente es la provincia de Tucumán que recibió un considerable número de dosis (al ser la tercera provincia más densamente poblada del país) y registra un alto número de aplicaciones. Si se toma comparativamente con la provincia de Mendoza que recibió la misma cantidad de dosis (5.400) y que solo lleva aplicadas 1.089, se puede observar que Tucumán con la misma cantidad de dosis el número de vacunas aplicadas es muy superior rondando entre más de 4200 dosis aplicadas", explicó Gandur.

Paradójicamente, los distritos que más cantidad de dosis recibieron por parte del gobierno nacional, son los que menos dosis aplicaron. Es el caso de Capital Federal y provincia de Buenos Aires: CABA con un 16,8% de dosis aplicadas, ya que aplicó solamente 1.888 dosis de las 11.250 provistas por el gobierno nacional. Y la provincia de Buenos Aires que recibió 61.200 dosis y solo lleva aplicadas 7.060, es decir un porcentaje del 11.5%.

Desde el gobierno nacional preocupa la lenta aplicación de las dosis sobre todo en la provincia de Buenos Aires y CABA, ya que ambos distritos son los que más casos por Covid-19 suman diariamente. Hasta el momento ya fueron aplicadas 52.195 dosis por los gobiernos provinciales y muchos gobernadores esperan el envió de las próximas vacunas durante la semana.

Sinopharm

En tanto, un acuerdo con la empresa estatal china Sinopharm para la compra de 1 millón de vacunas contra el coronavirus se encuentra muy avanzada. El Ministerio de Salud de la Nación se encuentra negociando con el laboratorio asiático y, en las últimas horas, se confirmó que el presidente Alberto Fernández intervino personalmente enviándole una carta al primer mandatario Xi Jinping y logró acortar los tiempos de espera.

En envío de la primera tanda de vacunas estaba programada para arribar al país en el mes de marzo, sin embargo, todo indica que con la intervención de Fernández las vacunas llegarían a finales de enero. Al igual que la vacuna rusa, Aerolíneas Argentinas será la encargada de traer al país la vacuna Sinopharm.

Tras la reciente aprobación de la vacuna de Sinopharm para su uso, China inició su plan de vacunación. La vacuna cuenta con una eficacia del 79% y trabaja con el virus atenuado, además de no tener exigencias respecto a la refrigeración.

El desafío que tiene por delante el Gobierno argentino es cerrar el precio de las dosis, ya que la vacuna china tiene un valor superior al de otras empresas: cuesta aproximadamente us$20. Sin embargo, desde el gobierno nacional, están confiados en que podrán llegar a un acuerdo con la administración china que permita disminuir el precio.

Si bien el precio de la vacuna china es mayor, su refrigeración estándar (como a la de cualquier otra vacuna) abarata los costos de logística vinculados a mantener la cadena de frío.

Por su lado, China anunció que ampliará se capacidad de producción de manera estable, garantizando la calidad y seguridad de las vacunas contra el Covid-19 para garantizar el suministro de las mismas. "Los planes de producción se organizarán adecuadamente para maximizar el potencial de fabricación y asegurar el suministro de las vacunas contra la COVID-19", manifestó el viceministro de Industria y Tecnología Informática chino, Wang Jiangping.