Cómo tener un súper cerebro: los 2 descubrimientos de doctores que ganaron el premio Nóbel

Los doctores Rita Levi y Otto Loewi fueron los que descubrieron el FCN y la acetilcolina. Respectivamente, son un proceso y un neurotransmisor encargados de mantener el buen funcionamiento cerebral.
lunes, 4 de enero de 2021 · 02:10

La salud del cerebro es fundamental para vivir una vida plena. En pocas palabras, si el cerebro comienza a funcionar mal, nuestro cuerpo también lo hará. 

Hubo médicos a lo largo de la historia que fueron reconocidos por sus importantes descubrimientos para tener un cerebro sano. A continuación, dos ejemplos de procesos y sustancias fundamentales y cómo aumentarlas. 

FCN

El factor de Crecimiento Nervioso (FCN) fue descubierto en 1947 por Rita Levi-Montalcini y por Stanley Cohen en la Universidad de Washington en San Luis, en los Estados Unidos. Por este hallazgo, ambos investigadores recibieron el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1986.

Está involucrado principalmente en el crecimiento, así como en el mantenimiento, proliferación y supervivencia de las células nerviosas (neuronas). De hecho, el NGF es fundamental para la supervivencia y el mantenimiento de las neuronas simpáticas y sensoriales, ya que sufren apoptosis en su ausencia.

Se está investigando sobre sus posibles efectos positivos en la enfermedad de Alzheimer.

Una antioxidante llamado luteolina, según estudios, impulsa el FCN. Se ha demostrado que la luteolina no solo aumenta el FCN, sino que también mejora la memoria y la capacidad de aprendizaje. 

Acetilcolina

Este neurotransmisor juega un papel crítico en la formación de recuerdos, la capacidad de concentración, y el desarrollo de la atención y el razonamiento lógico. aporta beneficios de protección y podría limitar la aparición de deterioro cognitivo. De hecho, se ha demostrado como la principal sustancia damnificada en la enfermedad de Alzheimer es la acetilcolina.

La acetilcolina fue el primer neurotransmisor identificado. Lo hizo Henry Hallett Dale en 1915, y más tarde, el doctor Otto Loewi describiría gran parte de sus funciones. Ambos médicos recibirían el Premio Nobel por ello en 1936. 

Si uno desea elevar la producción de este neurotransmisor, incluir alimentos como café, lecitina de soja, canela, yemas de huevo, bananas, naranjas y avena.