ARCHIVO >

Martes 07/12, con doble noticia petrolera

El diario Buenos Aires Económico lo anticipó hace algunas semanas: el hallazgo de un gigantesco yacimiento de shale gas bajo Loma de la Lata. El sábado 04 y domingo 05 lo retomó el bisemanario Perfil. La noticia va con combo: desde el martes, el gas que se obtenga de yacimientos no convencionales (shale o tight) se pagará a US$ 6 el millón de BTU y no a US$ 2,20 como se hace con el fluido de consumo residencial.

"Con la presidenta de la Nación, Cristina Fernández, en su edificio de Puerto Madero, la empresa YPF anunciará este martes el hallazgo de un gigantesco yacimiento de shale gas bajo el también enorme Loma de la Lata. 

El gobierno neuquino maneja esta información desde hace tiempo y en acuerdo con Nación y la petrolera eligieron que la noticia se conozca esta semana pues hay otra buena nueva para la industria hidrocarburífera. 

Está definido que desde el martes, con la firma de un acta, el gas que se obtenga de yacimientos no convencionales (shale o tight) se pague a unos US$ 6 el millón de BTU y no a US$ 2,20 como se hace con el fluido de consumo residencial.

Los yacimientos no convencionales implican una mayor inversión pues el gas es mucho más complicado de obtener.

Por eso, en lo que se ha definido como un cierre de año a todo gas, el gobernador Jorge Sapag, el secretario de Recursos Naturales Guillermo Coco y hasta el secretario general del sindicato de Petróleo y Gas Guillermo Pereyra tendrán una ubicación preferencial junto a la presidenta y el vicepresidente ejecutivo y Ceo de YPF Sebastián Eskenazi, clave en esta nueva etapa de la compañía, a partir de una agresiva campaña exploratoria. Por primera vez desde que se privatizó YPF, crecerán las reservas que, se estima, podrán triplicarse con el descubrimiento, justo en el momento en que es más notorio el declive de Loma de la Lata.

Desde la compañía y El gobierno neuquino han desmentido que haya el equivalente a "26 Loma de la Lata" pero han mostrado mucho entusiasmo en que los volúmenes de fluido bajo suelo provincial garantizan unos 50 años de gas para el país.

Esa es la cifra que ha elegido el gobernador para mensurar los nuevos yacimientos, a la vez que ha estimado que las inversiones petroleras en la provincia para 2011 estarán entre los mil y los US$ 1.500 millones.

Más allá del anuncio de YPF, un precio del nuevo gas a US$ 6 el millón de BTU implicará un muy importante movimiento económico. Son varias las empresas que trabajan en desarrollos de tigth y shale gas y se estima que en dos o tres años el incremento productivo elevará ingresos por regalías.
 
 
 
El nuevo campo de YPF será mayor que el yacimiento estrella de la Patagonia. Habrá provisión segura por otros treinta años. Lo pagarán las industrias.

La explotación de un megayacimiento de gas en Neuquén que esta semana anunciará YPF puede volver a cambiar la matriz energética argentina, que pasó de la abundancia del fluido a la necesidad de importarlo en sólo una década. 

La noticia se conocerá en el marco de cambios profundos en el sector petrolero local. Por un lado, la mayor compañía del sector en el país venderá 15% de su capital en las bolsas de Buenos Aires y Nueva York para enfrentar nuevas inversiones, según anunció. 

Por otro, las familia Bulgheroni junto a sus socios chinos de Cnooc, acaba de comprarle a British Petroleum la totalidad en Pan American Energy, la segunda productora de crudo de la Argentina.

Además, Esso puso en venta sus estaciones de servicio y destilería en las que Petrobras estaría interesada. Al mapa se le suma el ingreso de Oil M&S, la empresa del empresario K, Cristóbal López, que está tomando parte de los surtidores de Petrobras y su destilería de San Lorenzo.

Los cambios tienen un denominador común. Guiños del ministro de Planificación, Julio De Vido, para desacartonar los precios que deprimieron la producción de energía en la última década.

PERFIL publicó ayer que en los últimos dos meses, Roberto Baratta, coordinador del Ministerio de Planificación, pulió con Guillermo Cocco, secretario de Recursos Naturales de Neuquén, el acuerdo de precios que debutará el martes para garantizar la explotación del megayacimiento de YPF. Convinieron en que el valor del Gas Plus (así se llama el programa creado por De Vido para pagar a las productoras el gas nuevo más caro que el que sacan de viejos yacimientos), tendrá un costo similar al que se le paga a Bolivia. Hasta ahora se le pagaba el doble que a un productor local.

El aumento no será pagado por los usuarios residenciales del área metropolitana de Buenos Aires que seguirán con consumos subsidiados. Serán las industrias las que paguen la diferencia para asegurarse el abastecimiento para su producción.

“Con ese precio, podríamos triplicar las reservas de gas que tenemos en la Cuenca Neuquina”, coincidieron fuentes de varias petroleras.

La Secretaría de Energía contabiliza 12 TCF (trillones de pies cúbicos) como depósitos existentes de gas. YPF dirá que el año que viene sumará un poco más de un tercio a esas reservas pero que con el tiempo, puede triplicarlas y así correr el horizonte de ocho años de existencias a más de 30.

La Argentina no necesitará entonces comprar gas a Bolivia y el licuado que llega en barcos triangulados por Venezuela.

Pero se trata de un gas no convencional, por la profundidad a la que se encuentra. Técnicamente se lo denomina shale. El gas del megayacimiento necesita de fuertes inversiones para ser explotado. Fuentes del sector confirmaron a Perfil que YPF comenzará en enero a extraer el “shale gas”. Tendrá 28 pozos. Cada una de las instalaciones para la exploración tiene un costo de US$ 10 millones. Su precio baja a US$ 2,5 millones para la explotación.

La empresa financia la operación con dinero propio, se afirma en el mercado. Le permitirá duplicar en un año su inventario de gas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario