ARCHIVO >

Estudiantes aprovechó de nuevo las ocasiones, le ganó 3-1 a Argentinos y el problema otra vez es de Vélez

Como ante el equipo alternativo de Independiente, Estudiantes, aprovechó las situaciones de peligro con que contó y despachó a Argentinos con un 3-1, tras ir en desventaja por gol de Ciro Rius. El puntero del Torneo dio vuelta la historia con goles de Fernández, Núñez (la falta previa al gol fue inventada) y Mercado. Ahora Vélez está obligado a ganar en Mendoza si pretende seguir detrás a 2 puntos. En Estudiantes fue amonestado Verón, quien no podrá jugar la próxima fecha con River.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Más allá de la situación que ocupa en la tabla, éste no era en lo previo un partido más para Estudiantes de La Plata.

No habrá que olvidar que Argentinos fue quien le arrebató el título del último Torneo en el tramo final y además fue el último equipo que le ganó de local. Fue 1-0, y encima con gol de José Luis Calderón en un partido jugado en marzo de este año por el Clausura 2010. ¿Hace falta contar más?.

El juego empezó con parámteros esperados. Estudiantes saliendo a presionar bien arriba y Argentinos en posición expectante. Dentro de este marco, no se llegó con peligro a los arcos en los primeros 10'.

Estudiantes no estuvo preciso en el armado del equipo, en especial Leandro Benítez, companero esta vez en la gestación de juego de Estudiantes junto a Verón.

El problema para la Gata Fernández, único delantero genuino, quedó aislado y tampoco le bastó a Estudiantes la movilidad indómita de Núñez.

Como verá, nombramos, casi sin querer, a todos los jugadores que pueden participar asiduamente en la ofensiva de los de La Plata. Y ninguno gravitó en el partido como el puntero lo necesitó. Hablamos de los primeros minutos de juego, importantes porque marcan muchas veces la impronta de los partidos.

En tanto, Argentinos, la pasó muy tranquilo en el primer cuarto de hora. Pedro Troglio decidió seguir apostando arriba con Rius, Blandi y Niel. Todos ligeritos y sin mucho fuerza física, aunque no por eso dejan de ser peligrosos y en algunos casos goleadores. Claro que tampoco incidieron en el juego y por eso Argentinos no pisó el área de Orion en 20 minutos de juego.

El partido no fue bueno en este tramo y lógicamente menos le sirvió a Estudiantes, obligado a ganar para mantener la distancia que le lleva a Vélez y también por aquello de ser local.

Ante este escenario, el que más cerca estuvo de anotar por primera vez fue Argentinos. Una jugada por la izquierda del ataque de los de la Paternal no pudo ser conectada en el centro del área de meta por Franco Niel, quien siempre fue un acecho para la zaga pincharrata.

Tras esa jugada, que derivó en córner, Blandi casi la empuja dentro del arco tras un error grosero de Orion, quien pifió el manotazo tras el centro. Antes de que el delantero la empuje al gol, Bénitez, salvó la caída de su valla. Estudiantes había zafado de milagro.

A Estudiantes se lo notó muy nervioso y eso lo convirtió en cada vez más impreciso. Todo lo contrario de lo que se necesita en situaciones como éstas,  en las que se está luchando por el título. 

Estudiantes trataba de avanzar como podía, pero la pelota cada vez que pasaba por Verón no se limpiaba. El veterano y líder jugador de Estudiantes no entró con el pie derecho, y  estoo lo sintió Estudiantes durante la primera media hora.  Y a los 31 minutos media La Plata se silenció.

Franco Niell (jugador que salvó de la Promoción a Gimnasia ante Rafalea) escapó con una corrida por la franja izquierda, desairó a Ré, y terminó rematando ante la salida de Orion, que llegó a tapar el tiro del veloz delantero pero sin mucha suerte.

El roce en su cuerpo derivó hacia donde entraba Ciro Rius, quien fue el que terminó empujando la pelota dentro del arco para decretar el 1-0 en favor de Argentinos Juniors.

Baldazo de agua fría para Estudiantes que jugando mal, se encontraba 0-1 en el marcador otra vez con Argentinos. Pero por suerte para Estudiantes, Fernández, empató el partido a los 36 minutos.

Marcos Rojo ganó la cuerda por izquierda y mandó un centro que encontró sólo a la Gata que, con un cabezazo suave, pudo batir a un irresoluto Navarro.

Esa sensación de alivio se opacó porque Verón recibió enseguida del gol una amarilla. Esto hace que Verón no pueda jugar ante River la próxima fecha por acumulación de tarjetas amarillas.

Y no olvidar que tampoco lo hará de nuevo Enzo Pérez. Estudiantes perdió para ese partido casi todo su poder de inventiva. Un problema que deberá solucionar Sabella ante River en el Monumental.

Estudiantes quedó furioso por la sanción contra su líder y capitán y Braña metió un bombazo de afuera del área que fue bien tapado esta vez por al arquero Navarro, quien se sorprendió por la violencia del remate. 

El partido pareció animarse después de los goles sucesivos. Por suerte. Porque hasta minutos antes del gol de Rius todo era muy chato. Era el partido entre el actual campeón y quien pretende serlo.

¿No le parece ser exigente con la crítica?. ¿Que queda para los demás entonces, si no somos exigentes con estos equipos?. El empate de Gastón Fernpandez contagió positivamente al equipo y la hinchada, y por eso Estudiantes terminó presionando a Argentinos contra su arco en los minutos finales de la etapa.

El equipo de Sabella dejó mejor impresión en el tramo final del primer tiempo, aunque lejos estuvo de jugar bien porque durante 35 minutos, supo como llegar al arco. Argentinos terminó bastante arrinconado y le vino bien llegar así al descanso.

Estudiantes salió a jugar del vestuario más tonificado de espíritu. Pareció como que fue como la continuación del final del primer tiempo, aunque Argentinos se lo fue emparejando.

La velocidad de Niell tuvo muy preocupado al equipo de Sabella que sabía que debía equilibrar el ataque con los retrocesos. Algo que no hizo para nada bien Estudiantes durante la primera parte. Había que aprender de los errores y corregir sobre la marcha porque un paso en falso podía acabar con todos los sueños.

Pero a los 12 minutos una falta inventada (al menos para Urgente24) por Leandro Bénitez, terminó en una avivada doble del volante que dejó sólo a Núñez que batió con tiro no violento el arco de Argentinos.  Estudiantes encontró una ventaja importante en un partido que estaba más para el empate que para la victoria.

Sergio Pezzota quedó condicionado con la amonestación de Verón (dice que fue por protestar) y el árbitro compró el piletazo de Benítez. Tras esa decisión y la avivada por partida doble del futbolista del equipo local, Estudiantes pasó a dar vuelta el resultado. Un negocio increíble para lo que venía mostrando el partido.

Pero a los 29 minutos, Estudiantes cerró la tarde con un gol de cabeza de Mercado y disipó todo tipo de dudas con el 3-1. Esudiantes otra vez fue contundente porque aprovechó sus situaciones (no sobraron pero bastaron) y casi liquidó el pleito a falta de 15 minutos.

Tras el tercer gol que fue determinante para la tarde, Sabella comenzó a sustituir a los futbolistas más importantes pensando en su próxima partido ante River en el Monumental. Argentinos peleó hasta que Benítez inventó la falta que derivó en el gol de Núñez, a pesar que estuvo cerca de descontar con un cabezazo a minutos del final que tapó muy bien Orion.

El equipo de La Paternal se volcó totalmente en ataque en los minutos finales pero no logró revertir el resultado, que para esa instancia, era demasiado. Estudiantes ganó y otra vez obliga a Vélez a ganar para seguir como antes. Debajo y a 2 unidades.

Ya dijimos que esto de jugar en horarios dispares no es lo más atinado. Pero usted sabe que impera el negocio por sobre la equidad deportuva. Estudiantes ganó y celebra, además de darse el gusto contra Argentinos. Ahora el problema lo tiene el equipo de Gareca, que tiene que enfrentar al de Asad en Mendoza.

















 


Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario