ARCHIVO >

El fútbol inglés contra la FIFA

Mucho olor a podrido hay en la FIFA de Joseph Blatter y Julio Grondona. Ahora, con el acuerdo con Rusia, también lo perciben los ingleses.

Roger Burden, presidente de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), renunció a su cargo sólo un día después de que la FIFA se decantara por Rusia como país organizador del Mundial 2018, un torneo al que también aspiraba Inglaterra. "No estoy preparado para trabajar con personas en las que no puedo confiar", aseguró Burden, que llegó al cargo el pasado mayo de forma interina tras la dimisión de Lord Triesman.

"Una parte importante de mi trabajo es la relación con la FIFA", aseguró Burden, en un llamativo golpe de timón, ya que en fechas recientes había adelantado su intención de continuar al frente del fútbol inglés. Sin embargo, el fracaso del pasado jueves en Zúrich, hizo cambiar de opinión a Burden.

"Es difícil creer que la votación se hizo con criterios objetivos", comentó el directivo, bastante molesto con los escasos apoyos entre los 22 miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA. Inglaterra cayó en la primera criba tras recibir sólo 2 votos, cuando esperaba al menos 7 u 8.

Una promesa incumplida que cayó como una losa sobre una candidatura que contaba con el total apoyo del primer ministro, David Cameron, el príncipe Guillermo y David Beckham. El fiasco provocó además las quejas de Andy Anson, máximo responsable del proyecto.

Anson pidió un cambio en el sistema de votación y cargó contra las palabras del presidente de la FIFA, Joseph Blatter, que advirtió a los miembros del Comité Ejecutivo de las "maldades de los medios" momentos antes de la votación.

Según Anson, algunos miembros de la FIFA mostraron su molestia por un documental de la BBC donde se investigaba la corrupción en el máximo organismo del fútbol mundial.

"Vuestros medios os han matado", dijo un miembro del comité ejecutivo de la FIFA a Anson según reveló el dirigente inglés aún en Zúrich.

Para Anson, el bajo número de votantes condiciona la votación. "El hecho de que los votantes sólo fueran 22 les da demasiado poder e influencia (...) Poner en marcha dos candidaturas conjuntas para 2018 y 2022 fue claramente un error grave", dijo Anson.

Anson también insinuó que la FIFA debía volver a su viejo método de selección de sedes con un voto mucho mayor por parte de cada uno de sus 208 miembros. Dicho método de votación fue el que se utilizó hasta principios de la década de 1970.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario