ARCHIVO >

Rusia invertirá € 2.800 millones en estadios

La inversión de Rusia en nuevos estadios de fútbol (negocio millonario del que muy probablemente espera participar el grupo de control de la FIFA), fue clave para la decisión que se anunció en Zurich, Suiza.

Rusia recibió la aprobación de la FIFA para realizar ese certamen: ¿cómo lo logró? Anunció inversiones por € 2.811 millones para construir 13 estadios nuevos y renovar otros 3.

Estos estadios estarán distribuidos en 13 ciudades propuestas
como sedes. Es millonario el negocio en contratos y subcontratos, y la gente influyente de la FIFA se habría asegurado una participación.

La propuesta es muy abarcativa también en lo que respecta a otros detalles muy importantes como los lugares disponibles para la realización de entrenamientos.

Y en ese aspecto se anunció que habrá 72 campos aptos para las prácticas de los equipos en sus propias sedes de concentración sobre los 64 requeridos por FIFA.

También existirá la misma cantidad de hoteles con capacidad para albergar a las delegaciones sobre ese total de 64 solicitados por el ente rector del fútbol mundial.

Las plazas hoteleras para todos quienes concurran a presenciar el mundial serán 100.000, o sea 40.000 más de las requeridas por FIFA.

Los organizadores estiman que de acá a 8 años la venta de localidades puede ascender a 3.141.000 boletos y el presupuesto  operativo está previsto en aproximadamente € 472 millones.

Los dos grandes emblemas de Rusia han sido la construcción de la línea de Alta Velocidad San Petersburgo-Moscú y el nuevo estadio donde jugará el Zenit a partir del 2012. Son los dos vectores de los que se siente orgullosa Rusia, mientras se culmina todo el anillo olímpico de Sochi para los Juegos de Invierno en 2014.

La arquitectura de los estadios del siglo 21 están dejando obsoletos a los del siglo 20. El futuro Zenit Arena de San Petersburgo se encuentra situado en la zona conocida como Isla de Krestovsky. Tendrá capacidad para 69.000 espectadores. Será cubierto. Un diseño vanguardista de Kisho Kurokawa, que cambia el mapa del fútbol en Rusia.

¿Por qué?

Porque a partir de ahora ya no habrá 'parón invernal'. La Premier rusa se jugará con nieve en el exterior y calefacción en las gradas. El Zenit dejará su vetusto estadio y se mudará a un recinto, que incluso puede ayudar a que los grandes jugadores comiencen a manejar la opción de jugar en San Petersburgo. A los suculentos contratos se unen ahora instalaciones galácticas.

El actual estadio del Zenit -Petrovsky- se mantendrá como centro de entrenamientos durante el Mundial. La propiedad del nuevo estadio pertenecerá a la ciudad, al ayuntamiento de San Petersburgo.

Su gran imagen en el césped es Andrei Arshavin. La estrella del Arsenal ha difundido estos meses el lema 'Ready to inspire'. Preparado para inspirar, listo para seducir, Andrei Arshavin apoyó en Zurich el proyecto ruso, que además cuenta con otro futbolista en los despachos: Alexey Smertin.

Smertin es el director deportivo de la candidatura. Jugó en el Chelsea. Ganó la Premier y la Copa en 2005. Coincidió con José Mourinho un año. Jugó poco con él. Estaba lesionado. Pero dijo a Efe recientemente, que le guarda un recuerdo imborrable. "Mourinho es un grande, de lo mejor del mundo. No jugué mucho con él, pero es muy bueno, muy bueno", afirma Smertin. Ahora es diputado por Siberia.

Cuando un visitante llega al estadio Luzniky en Moscú, Smertin lo enseña con pasión. Su césped artificial de última generación garantiza fútbol todo el invierno.

Rusia ganó el desafío a España-Portugal, a Inglaterra y a Holanda-Bélgica. Presume Rusia de su tren de Alta Velocidad, donde si se pide vino tinto, ofrecen al viajero un vino español: Sangre de Toro, de Bodegas Torres.

---------------

http://www.youtube.com/watch?v=RnbSW9uWLFM&feature=related

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario