ARCHIVO >

Algunos dicen que el Barcelona dejó secuelas irreversibles en Madrid (y Mourinho)

La goleada del Barcelona produjo en Madrid movimientos telúricos que harán efecto en el corto plazo. El partido clave por la Liga que el Madrid tiene con Valencia enciende las alarmas luego del fiasco del Camp Nou. Otra vez, el estilo Mourinho quedó bajo la lupa de una afición con paladar negro.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Una gran mayoría de la gente piensa que un 0-5 en un clásico es un resultado echa técnicos. En general puede pasar aunque hay excepciones. Tal el caso reciente de Mourinho con el Madrid tras de derrota ante Barcelona.

Pero también hay que admitir que son resultados que dejan secuelas y produces planteamientos. O replanteamientos mejor dicho. La estrepitosa goleada recibida en el Camp Nou convirtió al Real Madrid en un volcán a punto de reventar. Intrigas y viejas disputas filosóficas cobran vida en un club que parece moverse a cuenta de lo que no haga ante el Barcelona.

La goleada del Barcelona en la última jornada liguera no sólo trajo mucha decepción en el madridismo, sino que además, ha expuesto el vacío de un proyecto destinado, únicamente, a ganarle al equipo de Jospeh Guardiola.

Que nadie dude y crea que Jorge Valdano, por ejemplo, está convencido de la filosofía que Mourinho está implantando en el Real Madrid. El argentino pudo haberse adaptado pero estamos convencidos que el sistema defensivo del conjunto blanco en el partido más grande del año, le sacó ampollas en sus otrora manos de flautista y encantador de serpientes, tal y como en Argentina, llaman a los que alardean del buen gusto para jugar al fútbol.

Por tanto, no es de extrañar que las paredes del Bernabéu hablen y comenten a quien pase por allí que Valdano podría, según venga la mano, sacar pecho ante la falta de grandeza de Mou el pasado lunes.

Alguno, incluso, llegó a comparar este clásico con el de la pasada temporada en el que el Real Madrid de Pellegrini tuvo serias oportunidades de ponerse arriba en el marcador: el cambio, por el contrario, de Lass por Özil –descarte de Guardiola para más INRI- escuece y no haber tirado al arco en la segunda parte sonroja, sin contar el espectáculo de Ramos y el silencio de todo un plantel nada más acabado el Clásico.

Las excentricidades venían muy bien ganando, pero ahora, cuando las casualidades del juego van en contra, las dudas florecen y recuerdan: Mourinho sólo le ganó una vez a Pep Guardiola y de los últimos 5 partidos entre ellos, perdió 3, ganó uno y empató otro que debió ser goleado.

Pues bien, con esto no decimos que Mou empieza a ser objetado, pero si no gana al Valencia puede que le hagan cambiar de tono y que se le exija estar a la altura de lo que siempre fue el Real Madrid, incluso con Capello, Schuster y Pellegrini.

En cuanto al mercado de valores, las cartas están echadas: Benzema decepcionó a todos y la Premier o la Serie A lo esperan –Arsenal y Manchester United, con Juve e Inter en la gatera-.

Özil perdió algo de la admiración que se le tenía y algún que otro allegado al grupo disparó: “pensar que criticamos a Kaká”. El brasileño podría ser el nuevo mimando del club a falta de otra gran esperanza. ¿Cambiará Ricky su idea de ir al Milan en verano? Parece tarde, pero 6 meses buenos puede tenerlos.

Así pues, la derrota trajo dudas y reconversiones. Es curioso, para algunos el estilo te lleva al éxito y para otros es sólo una excusa ante la derrota. Veremos qué pasa.

Fuente consultada: Goal.com

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario