ARCHIVO >

S.O.S.: No hay más direcciones IP: en 90 días revienta Internet

Cada web tiene una identificación que se llama IP. Actualmente se utiliza la versión 4 pero se han acabado los números posibles y resulta prioritario pasar a la versión 6 (el sistema de IP que usa Google, por ejemplo) para que no colapse Internet en el mundo.

(N. de la R.: El protocolo Internet versión 6 a(IPv6) es una nueva versión de IP (Internet Protocol), definida en el RFC 2460 y diseñada para reemplazar a la versión 4 (IPv4) RFC 791, que actualmente esta implementado en la gran mayoria de dispositivos que acceden a Internet.

Diseñado por Steve Deering, de Xerox PARC, y Craig Mudge, IPv6 está destinado a sustituir a IPv4, cuyo límite en el número de direcciones de red admisibles está empezando a restringir el crecimiento de Internet y su uso, especialmente en China, India, y otros países asiáticos densamente poblados. Pero el nuevo estándar mejorará el servicio globalmente; por ejemplo, proporcionará a futuras celdas telefónicas y dispositivos móviles sus direcciones propias y permanentes. Se calcula que, actualmente, las dos terceras partes de las direcciones que ofrece IPv4 ya están asignadas[cita requerida].

A principios de 2010, quedaban menos del 10% de IPs sin asignar. Al terminar 2010, la situación ya es muy grave.

IPv4 posibilita 4.294.967.296 (232) direcciones de red diferentes. 
 
En cambio, IPv6 admite 340.282.366.920.938.463.463.374.607.431.768.211.456 (2128 o 340 sextillones de direcciones).

El gobierno de USA ordenó el despliegue de IPv6 por todas sus agencias federales en el año 2008. ¿Y aquí qué estamos esperando?)
 
 
 
A no ser que los responsables reaccionen rápido, en 90 días la red podría colapsarse y provocar un caos tecnológico fenomenal. Y es que resulta que, aunque parezca que internet no tiene límites y allí cabe todo, sí tiene un tope. E
 
n este caso el tope es de 4.000 millones, que es el número de direcciones IP (páginas web registradas) que puede almacenar la red. Y al ritmo que vamos, según alertan desde la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), si no encontramos una solución en sólo tres meses se colmaría el vaso y la red podría ‘reventar’.
 
Miguel Pérez Subías, desde la AUI, organismo que preside, ha instado esta semana a las autoridades a tomar cartas en el asunto porque “el cambio no es una opción es una necesidad”. Asegura que “son muchos los expertos que nos están avisando sobre los problemas disruptivos que nos vamos a encontrar los usuarios si los proveedores y administradores de las redes no las preparan para trabajar con las nuevas direcciones. 
 
No podemos permitirnos el lujo de seguir esperando a ver quién es el primero que tiene problemas. La continuidad de Internet y la competitividad de nuestro país dependen de ello y nuestros gobernantes deben de tomar buena nota e impulsar medidas para no quedarnos rezagados”, zanja.
 
Precisamente por eso la asociación que preside ha solicitado formalmente al Gobierno que ponga en marcha un plan que garantice la rápida transición al nuevo sistema de direcciones IPV6 de las redes de acceso, con el que se implementaría una nueva numeración que evitaría el colapso de la red.
 
Las direcciones IP sirven para identificar a todos los dispositivos y aplicaciones que se conectan a Internet. 
 
En su versión IPV4 (la actual) se componen de cuatro grupos de tres cifras: (por ejemplo.:193.234.56.255) que permiten direccionar unos 4.000 millones de direcciones, mientras que en la nueva versión IPV6 el formato de direcciones es totalmente distinto (por ejemplo: 2001:0db8:4545:3:200:f8ff:fe21:67cf) ampliando enormemente el rango de direcciones. 
 
Hoy en día tan sólo el 1% de las conexiones a internet se realizan a través de IPV6. Una de las pocas empresas que ya utiliza este sistema es Google, que se dio cuenta del problema hace años. La AUI considera a Google como uno de los ejemplos a seguir en la adaptación de los sistemas al IPV6.
 
Hace ya unas semanas que Vint Cerf, reconocido como uno de los padres de internet, alertó a las empresas y usuarios de todo el mundo de el posible estancamiento de la Red en caso de no adoptar el sistema IPV6. "El cambio tiene que efectuarse o internet dejará de crecer", aseguraba Vint Cerf.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario