ARCHIVO >

Chile suspendió la reunión bilateral por la salida al mar para Bolivia

Mientras bolivia se pregunta por qué Chile suspendió las conversaciones por la salida soberana al mar, la oposición chilena fustiga a Piñera para que de respuestas por el diferendo marítimo con Perú.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Antes de que concluya el año, el Gobierno de Chile debe presentar propuestas concretas sobre la demanda boliviana a un acceso con soberanía al océano Pacífico, recordó ayer el canciller David Choquehuanca, según publica el diario La Razón.

Chile decidió postergar, sin fecha, la reunión bilateral donde se considera la agenda de los trece puntos. La cita debía desarrollarse entre hoy y mañana en Santiago, liderada por los vicecancilleres Mónica Soriano (Bolivia) y Fernando Schmidt (Chile).

“Este año se tiene que realizar la reunión, posiblemente ellos (Chile) tienen algunas dificultades. El tema marítimo y el Silala son prioritarios para nosotros. Existe un mecanismo institucionalizado donde deberíamos recibir propuestas concretas, útiles y factibles. Considero que tenemos que ser responsables con nuestros pueblos, responsables con la agenda que se está trabajando y espero que los vicecancilleres estén trabajando estos temas”,
afirmó Choquehuanca.

Una fuente vinculada al Gobierno informó a La Razón el último sábado que el Gobierno chileno postergó la cita de revisión de la agenda bilateral porque no tenía propuestas, como se habría comprometido, sobre tres temas: demanda marítima, el río Lauca y los manantiales del Silala.

Choquehuanca evitó comentar la supuesta posición chilena. “Yo no creo nada”, se limitó a responder ante la pregunta de una periodista sobre las razones de la postergación.

En el acta de la XXII Reunión de Mecanismo de Consultas Políticas firmada en La Paz el 14 de julio de 2010, se estableció que en el encuentro de noviembre (que debía ser hoy y mañana) se iban a “materializar soluciones concretas, factibles y útiles en relación al problema marítimo”.

El cónsul de Chile en La Paz, Jorge Canelas, informó que no existe una nueva fecha para la próxima reunión. Evitó explicar las razones de la decisión de postergar la cita. Para el diplomático chileno, el tema marítimo no es un punto de conflicto en la agenda, al contrario, lo calificó como “un tema importante”.

El canciller boliviano descartó que el acercamiento entre los gobernantes Evo Morales, de Bolivia, y Alan García, de Perú, sea un factor para que Chile postergara la reunión. “No tiene que afectar el acercamiento con Perú, Bolivia tiene una serie de acuerdos con muchos países y eso no debe molestar a nadie”, subrayó.

En el encuentro suspendido, Santiago también debía presentar soluciones concretas sobre las temáticas aguas del Silala y el río Lauca, aunque este último punto no forma parte de la agenda bilateral, sin embargo, Bolivia introdujo el tema en la cita desarrollada el 14 de julio de 2010.

Sobre el Silala, Bolivia y Chile acordaron un pre borrador donde se apunta que Chile debe pagar el 50% del caudal de las aguas que utiliza, hasta que un estudio técnico consolide la propiedad del recurso.

El Gobierno de Evo Morales y de la ex presidente chilena Michelle Bachelet encaminaron el 2006 la agenda de los 13 puntos. El actual mandatario chileno, Sebastián Piñera, confirmó la continuación de la agenda bilateral.

Choquehuanca consideró que existe la posibilidad de que los mandatarios Evo Morales y Sebastián Piñera aborden el tema marítimo en encuentros internacionales que tienen previstos ambos países, como la Cumbre Iberoamericana que se desarrollará en Mar del Plata, Argentina entre el 3 y 4 de diciembre o la reunión del Mercosur, a llevarse a cabo el 16 y 17 del mismo mes en Foz de Iguazú, en Brasil.

Debate en Chile

En Chile, entretanto, parece haber un debate marcado entre el gobierno y la oposición por la visita de Piñera a Perú y su falta de declaraciones con respecto al diferendo limítrofe. El diferendo con Perú es clave en las posibles negociaciones con Bolivia por la salida soberana al mar.

Así lo relata el diario La Tercera.

"Las 24 horas de Sebastián Piñera en Lima fueron pensadas para relanzar las relaciones bilaterales, pero terminaron, sobre todo, en polémica a la distancia con la oposición chilena. En lugar de limitarse a demostrar que sí es posible estrechar lazos en diversos campos con un país que ha enjuiciado a Chile en La Haya, Piñera tuvo que justificar su decisión ante los críticos de la Concertación.

Claro que la prensa local colaboró. La Haya acaparó la curiosidad de los 12 periodistas que invitó a desayunar en el Country Club. El diferendo también fue el tema central en sus ruedas de prensa. Al final tuvo que codificar su posición en una frase de resonancias bíblicas dirigida también a Santiago: "Dejemos a La Haya lo que es de La Haya".

Doblemente incómoda la insistencia periodística en el tema, pues puso en evidencia que el manejo del diferendo por parte de Torre Tagle ha generado consenso en la política peruana, más o menos en términos de la doctrina de las cuerdas separadas. Al menos nadie en Lima ha dicho que darle la bienvenida a Piñera fue inconveniente por haber un litigio en curso.

Antes de partir, Piñera había planteado que las palabras claves de su visita serían integración, infraestructura y energía. Solo esto último despertó realmente la curiosidad de la prensa local, en particular la perspectiva, polémica y peligrosa en el Perú electoral de estos días, de que gas de Camisea llegue a ser vendido a Chile. El mensaje de Piñera fue que su país quisiera comprar a Perú energía en cualquiera de sus formas (gas, electricidad), pero si no está disponible hay alternativas, comenzando por una importante inversión en plantas de licuefacción. Esta relativización de las cosas le dio un tono bajo a la parte energética de la visita.

Por su parte, Alan García dio su acuerdo a la propuesta de una integración cuatripartita de Colombia, Chile, Ecuador y Perú para mover energía por la zona. Pero, a la vez, dijo que no le era posible hablar de disponibilidad del gas antes de que las propias empresas informaran cabalmente sobre sus volúmenes de extracción a futuro. Además, García deja el poder en julio próximo, lo cual limita mucho sus poderes de decisión más allá de esa fecha (sólo uno de los candidatos presidenciales en competencia es claro partidario de vender gas a Chile).

¿Qué se lleva Piñera de su visita? La gira a Bogotá y Lima lo muestra como un Mandatario que no se deja arrinconar por las fuerzas que empujan hacia el aislamiento, una tentación recurrente en algunos sectores de Chile (en este y en anteriores gobiernos). También es punto ganado que el tema del gas se empiece a discutir, no importa cuán oblicuamente. A pesar de que diversos reproches conocidos volaron por entre las conversaciones y declaraciones, casi podría decirse que la buena relación bilateral quedó establecida como algo más que un canje de conveniencias. Pero, sin duda, la idea del mutuo beneficio fue la estrella de la visita.

Algo digno de nota en esta visita es la ausencia de un perfil ideológico en el encuentro. Después de todo, se trata de dos de los tres presidentes latinoamericanos ubicados claramente en la derecha. Un factor de acercamiento que ninguno de los dos políticos (y en verdad tampoco Juan Manuel Santos, en Bogotá) ha querido mencionar".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario