Archivo >

Estudiantes le ganó 2-1 a Independiente y sueña con el título

Sin brillar, Estudiantes logró un triunfo importante gracias a los goles de Pereyra y Fernández, ante un equipo joven de Independiente que jugó bien, dio batalla y no mereció semejante castigo. El único problema para el equipo de Sabella de cara a lo que viene es que fue expulsado Enzo Pérez por roja directa.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Estudiantes, que ganó su última corona nacional en el Apertura 2006, recuperó la fecha pasada el liderazgo absoluto del torneo con 33 puntos producto de su victoria ante Huracán por 2-0 y la posterior igualdad en cero de Vélez, que compartía la punta y que ahora quedó presionado para derrotar el martes a Tigre, si tomamos en cuenta que quedó a 5 puntos.

En consecuencia, el conjunto platense, el que menos goles recibió en el certamen (ahora con 7), tuvo la chance de jugar nuevamente antes que su principal rival en la puja por el título, con la ventaja de enfrentar a un equipo suplente de Independiente, que sólo piensa en la final de la Sudamericana. Estudiantes volvió a ganar, aunque sin jugar bien. Lo destacado es que fue letal en las ocasiones (pocas) que tuvo y por eso se llevó la victoria de Avellaneda.

En los primeros minutos de juego, Estudiantes presionó al rival en todas las líneas y lo que especulaba antes del partido comenzaba a hacerse realildad. El experimentado equipo, conducido con clase por Juan Sebastián Verón, dominaba a los juveniles de Independiente, cuyos titulares el DT Mohamed resguardó para la final de Copa Sudamericana, ante Liga.

Así, llegó el gol de Juan Pablo Pereyra, a los 11 minutos. Luego de un mal rechazo de Carlos Matheu, el volante aprovechó el error, y abrió el marcador para el equipo visitante. Contra todos los pronósticos, los chicos de Independiente no se dejaron amedrentar.

A los 30, Cristian Pellerano, remató con violencia desde fuera del área, la pelota pegó en el ángulo del travesaño y el poste defendido por Agustín Orión, y se fue desviada. Fue una advertencia para el equipo de Sabella de lo que sucedería después.

En el complemento, a los 30 segundos, Nicolás Martínez le regaló a su hermano, el delantero de Vélez, un gol para que los de Liniers sigan soñando, e igualó el encuentro.

El puntero del campeonato no podía permitirse resignar dos puntos claves. Entonces, Hernán Rodrigo López, que había ingresado en el segudno tiempo por Gabriel Mercado, envió el centro, y la Gata Fernández, con un impecable cabezazo, anotó el tanto de la victoria para Estudiantes.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario