ARCHIVO >

Roger Federer ya está en las semifinales del Masters

Roger Federer sumó su tercera victoria en la Copa Masters 2010 que se disputa en Londres después de ganar a Robin Soderling. El suizo, que busca su quinto Masters, pasó a semifinales como primero de su grupo y sin ceder un solo set.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) De los 15 precedentes previos entre Roger Federer y Robin Soderling, el sueco sólo consiguió ganarle en una ocasión, en los cuartos de final de Roland Garros este mismo año. Un partido extraño, que fue suspendido por la lluvia en su ecuador, y disputado al mejor de cinco sets sobre una superficie tan dispar de la del O2 londinense como es la tierra batida de la Philippe Chatrier de Roland Garros.
 
Después de aquella gesta, el suizo se ha tomado cumplida venganza en el US Open, Shanghai (donde tan sólo concedió dos juegos a su rival) y en esta Copa Masters, donde \'Sir Roger\' se impuso por un marcador global de 7-6(5) y 6-3 tras una hora y veintisiete minutos de juego.
 
El pupilo de Magnus Norman sabía que debía desplegar un tenis perfecto para poder repetir la gesta de París. Por algo es actualmente el número 4 del mundo. Comenzó exhibiendo un excepcional servicio y una poderosa derecha con amplio recorrido, sus mejores golpes, y haciendo daño al resto variando la dirección y desorientando a Federer. El suizo, apoyado en la grada por su actual técnico Paul Annacone, supo ser paciente y consiguió ponerse por delante en el luminoso antes del primer asueto en la silla.
 
Con un juego más práctico que vistoso, el de Basilea parecía que no tendría problemas para administrar la renta, pero llegó el siempre clave octavo juego y Soderling consiguió devolver el equilibrio a la balanza. Metido en pista, buscando los pies a Federer y forzando a éste a jugar con algo más que con uno de los mejores reveses cortados del circuito. Finalmente hubo que recurrir al tie-break, donde un error del sueco, que dejó pasar una pelota que botó dentro, dio el primer set al helvético.
 
Ganar la primera manga ya le garantizaba a Federer pasar a semifinales como primero de grupo. Quizá por ello tuvo un pequeño momento de relajación que le obligó a levantar un 15-40 en el juego inicial del segundo acto. Cuando volvió a tomar las riendas del partido, fue él quien dio la sensación de poder lograr el tan ansiado break. No llegó en ningún momento a forzar la máquina, pero aún así su calidad hizo que resolviera con suma facilidad los juegos al servicio y poner en más de un aprieto a su rival al resto.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario