ARCHIVO >

De Vido, a cargo de las riendas del ansiado "pacto social"

El Ministro de Planificación, Julio de Vido, será el encargado de las negociaciones entre la UIA y la CGT. Ya pidió a Hugo Moyano postergar la reunión que gestionaba con los empresarios y reclamó que cada sector defina la agenda de temas y sus representantes. En tanto, hoy haría lo mismo con Héctor Méndez.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24).-  Tras el llamado a un "acuerdo tripartito" entre el Estado, las empresas y las organizaciones sindicales anunciado por la mandataria Cristina Fernández, será ahora el ministro de Planificación, Julio De Vido, el encargado de llevar adelante esas negociaciones.

El funcionario concretó el primer encuentro formal para la próxima semana, tras el anuncio de ayer en Casa Rosada, pidió al camionero y titular de la CGT, Hugo Moyano, suspender las gestiones encaradas por la central para concretar hoy una reunión con la conducción de la UIA y se comprometió a reunir la próxima semana a representantes de ambos sectores para iniciar formalmente el diálogo.

De ahí que aseguró ayer que para esta semana “no hay ningún encuentro formal previsto” en el marco de la convocatoria presidencial al acuerdo social.

Desde la CGT, confiaron que De Vido pidió al camionero preparar la agenda de temas y una lista de representantes que la central llevará a la mesa de diálogo, para cuya definición Moyano se reunirá hoy con dirigentes de la cúpula cegetista. “Se trata de definir una serie de pautas que se buscarán consensuar en las negociaciones”, explicó un gremialista sobre el planteo formulado por De Vido.

En tanto, el De Vido podría repetir hoy el mismo pedido al titular de la UIA, Héctor Méndez, con quien tiene previsto viajar a Loma La Lata en Neuquén para participar de un acto en el que se anunciarán medidas vinculadas al sector energético.

En efecto, el propio Méndez insistió ayer en que la idea de la UIA es ir a los encuentros junto al resto de las cámaras empresarias que integran el denominado G6. Al respecto, sostuvo que el grupo empresario ampliado tiene que armar “una agenda para adelante con el tema pacto social. Creo que no tenemos que mandarnos como UIA, sino con el sentido de unidad”, enfatizó.

También adelantó que en el sector empresario se plantea una amplia agenda para llevar a las negociaciones que, además del debate por un acuerdo de precios y salarios, tiene como eje central la preocupación por la conflictividad laboral.

“Los bloqueos, sobre todo”, apuntó el industrial y reiteró la buena recepción que generó entre los empresarios el reclamo formulado por la Presidente en el sentido de que los argentinos “no podemos ser rehenes” de piquetes y protestas.

El tema fue abordado ayer durante el almuerzo que compartieron los miembros del G6, donde también se celebró la decisión del Gobierno de avanzar en la elaboración de un nuevo IPC nacional con el FMI.

Según la visión empresaria esa noticia es positiva porque “el problema de la inflación es de credibilidad; si creemos en que el número es X, ése es el que vale”, dijo Méndez. “El FMI no es una mala palabra”, dijo por su parte Adelmo Gabbi, el titular de la Bolsa al valorar el acercamiento al organismo internacional. La cita fue dominada por la presencia de Paul Krugman, que hizo un análisis de la economía del hemisferio sur y después habló sector por sector de los actividades representadas en la mesa.


Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario