ARCHIVO >

Silencio oficial con los e-mails de Jaime

El correo electrónico vinculado a Ricardo Jaime con negocios irregulares en la Secretaría de Transportes es el flanco de ataque de los diarios La Nación y Clarín al 'ladriprogresismo' de Cristina (y su marido muerto hace casi 1 mes).

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El correo electrónico en poder de la Justicia todavía no escaló hasta Néstor Kirchner pero ¿acaso Ricardo Jaime no reportaba en forma permanente a quien era su jefe político-institucional? 
 
Esa es la pregunta que se hacen todos quienes intervienen en la investigación periodística de la causa judicial enriquecida por miles de correos electrónicos recuperados de las 7 computadoras personales de Manuel Vázquez, colaborador de Ricardo Jaime, secretario de Transporte de la Nación durante 4 años de Néstor Kirchner y 2 años de Cristina Fernández.
 
 
"Confear S.A. ya era conocida en la investigación judicial por el enriquecimiento ilícito de Ricardo Jaime. Tenía a su nombre un auto Toyota Corolla cuya documentación se halló en un allanamiento en la casa del ex secretario de Transporte del kirchnerismo. Esa sociedad es de Daniel Jaime, hermano del ex funcionario, y en los miles de mails que tiene la Justicia en su poder, aparece vinculada a diferentes negocios con el Estado.

Uno de los negocios que consiguió Confear ya consta en el expediente que manejan el juez Norberto Oyarbide y el fiscal Carlos Rívolo: allí figuran dos facturas por $ 9075 cada una pagadas por la firma TEBA S.A que, gracias a una extensión del contrato firmada por Jaime, explota la Terminal de Ómnibus de Retiro hasta 2015. Fueron dos trabajos de pavimentación realizados cuando Jaime había dejado de ser secretario de Transporte en octubre y noviembre de 2009. El presidente de TEBA, Néstor Otero, y otros están imputados por pagar el alquiler del departamento donde vive Jaime.

A partir de los mails que Daniel Jaime le envió al ex asesor de su hermano Manuel Vázquez para solicitarle que Confear ingresara a algunas operaciones se deduce que el negocio realizado con TEBA no fue el único. En los mails aparecen demandas de contratos para que Confear consiga obras que manejan empresas del Grupo Macri, EMEPA, IECSA, Grupo Cirigliano y la Unidad de Gestión Operativa de Emergencia (UGOFE) integrada por operadoras del sector ferroviario. Es decir que el hermano de Jaime concretaba-en algunos casos- negocios con empresas que debían ser controladas por el ex funcionario.

El día de la renuncia de Jaime, el 1 de julio de 2009, su hermano le mandó un mail a Vázquez en el que lamentaba la decisión pero no dejaba de preocuparse por la sociedad: “Aunque quiero no lo puedo entender, ya que las consecuencias de su decisión pueden ser muy graves ... Yo solo sé que uno mantuvo 6 años de prudencia, dejando pasar oportunidades y ahora él sabía que yo estaba tratando de organizarme, y a pesar de que nunca ayudó, bueno había conseguido hacer algo. Y en estos últimos días con la promesa de que Confear tendría unas obras que estábamos negociando …”.

Ante la salida del Gobierno de su hermano, Daniel Jaime pide ayuda a Vázquez para encarar la nueva etapa. Juan Pablo Schiavi reemplazó a Jaime en la secretaría. El 5 de julio le dijo a Vázquez “Por supuesto mañana cuándo cene con Ricardo veré que dejó abierto en la secretaría para Confear y si no que lo hablemos a Juampi para definir”. Juampi es el sobrenombre con el que se lo conoce a Schiavi. Vázquez, según sus propios mails, se reunió con Schiavi tras la renuncia de Jaime.

En la sociedad aparecían José Cisternas primero y José Musa- vinculado a los medios cordobeses que se le atribuyen a Jaime- después como directores de la firma que, según los mails, Daniel Jaime quiere vender. La mujer que aparece como presidenta de Confear se llama Raquel Petroni se presentó y ante Oyarbide no pudo dar explicaciones claras de su relación con la empresa que Daniel Jaime calificaba como “nuestra” cuando hablaba con Vázquez de negocios. (...)".
 
 
 
"Supongo que no quieren vernos a todos presos." Así terminaba un mail escrito por quien era la mano derecha del ex secretario de Transporte Ricardo Jaime a un contacto de la empresa china Citic, vinculada con Franco Macri, en protesta por los precios "absurdamente desubicados" que les habían cotizado para venderle a la Argentina 279 vagones de subte.

Un año y tres meses más tarde, el negocio se concretó y a precios aún mayores que aquellos por los que se quejaba Vázquez cuando recibió una cotización de la compañía china para los trenes de las líneas B y D.

Sin licitación, el Estado nacional acordó comprarle los vagones a Citic en una operación que siempre estuvo sospechada de sobreprecios y motivó la apertura de un expediente penal que está en trámite en el juzgado de Julián Ercolini. Es parte de la megacausa que investiga por "asociación ilícita" a la cúpula del kirchnerismo.

El mail de Vázquez es uno de los miles de correos secuestrados por el juez federal Norberto Oyarbide que aportan revelaciones para distintas causas judiciales contra Jaime. Estas nuevas pruebas no sólo complican la cada vez más endeble situación del ex funcionario; además, dejan al desnudo manejos muy irregulares en los negocios del Estado.

En este caso, los documentos en poder de la Justicia reflejan que Jaime estaba al tanto de las negociaciones y conocía las quejas y preocupaciones de su asesor. Vázquez le hizo llegar el 6 de agosto de 2007 un correo a la dirección rjaime@minplan.gov.ar , encabezado con un "Estimado Ricardo" donde le reenviaba, para su "información", "los mails intercambiados con el Grupo Macri".

En uno de ellos, Vázquez le decía a su interlocutor de Citic del otro lado del océano: "En cuanto a los precios son absurdamente desubicados. Sería muy bueno preguntarles a los chinos cómo justifican la diferencia entre lo que nos están pasando y los que ofrecieron en la licitación pública. Supongo que no quieren vernos a todos presos".

El monto total de la operación fue de 653.800.000 dólares. En noviembre de 2008, tan pronto el Gobierno anunció la compra, la Coalición Cívica denunció que el valor de cada coche superaba por entre 100% y 160% el valor de los vagones que el mismo consorcio chino había ofertado cuatro años antes en una licitación pública. Todo indica que esa misma comparación era la que hacía Vázquez durante las negociaciones y la que generaba sus temores.

Su contraparte por Citic en España era Guillermo Romero, que además de pasarle los precios le pedía con insistencia una reunión. "Franco (que está en Beijing) me está presionando con la confirmación de la fecha 13/8", le escribió Romero a Vázquez. Este, a su vez, le informó a Jaime: "La reunión es por mi reacción a los precios con que se despacharon (supongo que para ver cómo reaccionábamos)".

En la misma cadena de mails, Romero le decía que por cada vagón de la línea B el precio era de 1.965.500 dólares y de la línea D, de 1.927.125. Finalmente, el contrato firmado por Jaime fue por montos aún mayores: 2.598.000 y 2.208.000 dólares por unidad, respectivamente. (...)".
 
 
 
"Funcionarios del Gobierno español confirmaron ayer al diario Público , de España, que la operación de compra-venta de material ferroviario entre los dos países incluyó el pago de una millonaria comisión por honorarios a Manuel Vázquez, asesor de Ricardo Jaime; y a su socio español, Miguel Ángel Lorente. Se trata de una comisión “perfectamente legal” , dijeron ayer las fuentes consultadas por Público. 

Esto es así, explicaron, porque el ex secretario de Transporte designó oficialmente -ante el Gobierno español- a Controles y Auditorías Especiales S.A, una consultora propiedad de Vázquez y Lorente, como colaboradora “en todo lo necesario para desarrollar, instrumentar e implementar efectivamente los diferentes acuerdos”.

Clarín reveló el domingo este documento que el lunes intentó ser desmentido por el abogado de Jaime, Andrés Marutián, quien dijo a Radio Mitre que “esa carta es tan burda, es tan obvio que está falsificada”, y agregó que aparece “un sello diferente al que usaba habitualmente”. Sin embargo, en Madrid, los funcionarios involucrados avalan la existencia de ese escrito firmado por Jaime, con membrete oficial, el día 13 de marzo de 2006.

En ese momento, Vázquez ya había sido designado por el ex secretario de Transporte como asesor ad honorem, según consta en la resolución 43 del 31 de enero de 2005. En palabras más claras, el hombre estaba de los dos lados del mostrador, lo que podría implicar además una violación de la ley de Ética Pública. Por ejemplo, el inciso “b” del artículo de 13 de esa ley dice que está prohibido “ser proveedor por sí o por terceros de todo organismo del Estado en donde desempeñe sus funciones”. 

Esta situación irregular también entraría en colisión con el inciso f del artículo 2 donde dice que debería “abstenerse de utilizar información adquirida en el cumplimiento de sus funciones”.

Si esa comisión pagada escondía o no los “millonarios costes políticos” que se consignan en los mails -incautados por la justicia y revelados por Clarín - es algo que deberá determinar la justicia . En ese mismo sentido opinaron ayer las autoridades gubernamentales de España a través de la presidenta de P4R, Carmen Rodríguez, quien opinó que en este caso correspondía “dejar actuar a la justicia argentina”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario