ARCHIVO >

El paraíso del litio, al pie de la Cordillera de los Andes

3 puntos claves al pie de Los Andes, en la Argentina, Chile y Bolivia, concentran el 85% de las reservas del mineral que se proyecta como un actor energético central para lo que resta del siglo.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Los salares del Hombre Muerto, en la Argentina, de Uyuni en Bolivia y de Atacama en Chile, todos al pie de la Cordillera de Los Andes, son puntos claves para la revolución energética de los próximos años.

Allí se concentran la mayores reservas mundiales de litio, el mineral utilizado para la fabricación de baterías para automóviles y productos eléctrónicos (notebooks, celulares, etc) y que pronto podría volverse un actor central en la generación de energía eléctrica.

Para los especialista un boom de litio podría producirse en poco tiempo: de 3 a 8 años. "Los fabricantes de baterías están apostando a un tipo de tecnología que necesita el litio", señala Iain Scarr, directivo de la empresa Lithium One.

Sólo los 3 países mencionados concentran alrededor del 85% de las reservas mundiales del mineral, aunque sólo 3 empresas tienen en sus manos el 75% de su producción.

El litio aparece como un factor revolucionario para este siglo como lo fue el ferrocarril en el XIX y el petróleo en el XX.

Pero así como las empresas de tecnologías ponen sus ojos sobre el preciado mineral, hay quienes alertan sobre el control que hay deben aplicar las autoridades gubernamentales en cuanto a su explotación. Según los especialistas, el litio se encuentra en "ecosistemas muy frágiles" (salares y lagos alto-andinos) que pueden verse dañados permanentemente por eventuales malas malas prácticas en su extracción.

Precio. El creciente interés por el litio hizo que su demanda creciera un 8% y se calcula que en 10 años se podría quintuplicar. Esto ha impulsado el precio del mineral de los US$1.700 a los US$ 6.000 por tonelada.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario