ARCHIVO >

Renuncia diputado delasotista por emisión de casi $ 2 millones en cheques sin fondos

Marcelo Falo, un ex funcionario delasotista y actual diputado que apoya a Juan Schiaretti se vió obligado a renunciar tras estallar un escándalo de corrupción en Córdoba. El diputado habría emitido casi 2 millones de pesos en cheques sin fondos para rescatar a dos amigos de una deuda.

CÓRDOBA (La Voz del Interior) - Apremiado por una deuda millonaria que lo llevó a firmar 71 cheques que terminaron rebotados por falta de fondos en distintos bancos, Marcelo Falo renunció ayer a la banca de legislador en la que había asumido en diciembre de 2007 como integrante de la lista que acompañó al actual gobernador Juan Schiaretti en aquella polémica elección.

La renuncia y sus motivaciones financieras, informadas ayer en primicia por LaVoz, convulsionaron el ámbito político de Córdoba, donde Falo es reconocido por su desempeño de alta exposición en la segunda gestión de gobierno de José Manuel de la Sota, en la que ejerció como secretario General de la Gobernación primero, y como secretario de Información Pública después. Además, porque recientemente se postuló como precandidato a intendente de Córdoba por el PJ (ver Efectos personales y políticos).

Ex vocero del entonces gobernador, negociador de las pautas salariales con los gremios provinciales, y administrador de millones de pesos de varios presupuestos provinciales, Falo incurrió –en los últimos meses– en operatorias financieras que constituyen faltas y podrían implicar hechos de defraudación.

Según la información disponible en la página oficial del Banco Central de la República Argentina (BCRA) en Internet, Falo emitió 71 cheques sin fondos por un valor de 1.857.598,33 pesos.

La sucinta explicación del ahora ex legislador acerca de que se endeudó “para ayudar a dos amigos” que no respondieron con solvencia (ver aparte) impidió conocer detalles de la operatoria. Pero algo le debe haber pasado para que entrara, como entró, en una vorágine que lo llevó a emitir, desde el 6 de octubre hasta el 12 de noviembre (28 días hábiles), 71 cheques sin fondos, es decir 2,5 por día hábil.

Inclusive, con picos de rechazos en las jornadas del 28 y 29 de octubre, cuando los bancos le rebotaron 14 documentos financieros.

Falo limitó su explicación a que se endeudó para ayudar y socorrer a “dos amigos” que estaban en una situación financiera y personal gravísima, pero no los identificó; allegados al legislador renunciante dijeron que los problemas de Falo comenzaron por haber firmado garantías para estos amigos que nunca devolvieron los bienes obtenidos gracias a la rúbrica del dirigente.

Ejecutivos de bancos consultados por este diario señalaron que este tipo de operatorias podría señalar la existencia de una mesa de dinero en la que, cuando el acreedor no paga, deja al operador de la mesa sin fondos para cumplir con quienes le confiaron antes el manejo de su dinero. De todos modos, remarcaron que no contaban con información concreta sobre este caso específico.

El Banco de Córdoba –donde el ex legislador tomó hace tiempo un préstamo de 110 mil pesos– es la entidad que más cheques sin fondos rechazó (50 de los 71). Fuentes del banco indicaron que semanas atrás se comunicaron con Falo para sugerirle que cerrara su cuenta corriente. Y que Falo solicitó el cierre y pagó las multas que impone el BCRA en estos casos. También indicaron que el saldo del préstamo es hoy de 20 mil pesos y que está al día.

Asombro y reemplazo. Autoridades del bloque de Unión por Córdoba admitieron su sorpresa por la situación de Falo, y elogiaron su decisión de renunciar. Y confirmaron que el dirigente del gremio Atsa, Ricardo López, asumirá la banca legislativa que quedó vacante.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario