ARCHIVO >

Sin luz, sin dinero y sin nafta: Néstor se lo perdió

Según Ibope, el 2do. país con más inflación del mundo (la Argentina) es una de las 5 sociedades más optimistas: o los argentinos somos inconscientes o sumisos o pelotudos.

por EDGAR MAINHARD
 
 
CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Jornada caótica: constantes cortes de energía eléctrica, restricciones en el expendio de combustibles y dificultades para obtener papel moneda en una economía que funciona con el 'plata en mano, culo en tierra'.
 
Sin embargo, el Barómetro Global de Optimismo, realizado por IBOPE Inteligência en conjunto con WIN (Red Mundial Independiente de Investigación de Mercados que agrupa a las principales empresas de Opinión Pública del mundo) ubica a la sociedad argentina entre las naciones más optimistas, junto a Brasil, Rusia, India y China.
 
O los números del Barómetro son una ilusión tipo Fernando Braga Menéndez o los argentinos conforman un pueblo demente, probablemente idiota.
 
De acuerdo al Barómetro, el 60% de los argentinos cree que 2011 será mejor que 2010 (superando la media global, de 42%). A fines de 2008, la expectativa para 2009 en la Argentina era mucho menor: 30% pensaban que 2009 sería mejor que 2008. Comparando la serie histórica, la proporción actual de optimistas es una de las más altas de la década, sólo superada por 2003, año de la salida de la crisis
 
Los argentinos, entonces, estarían 'descorchando' pese a tener la 2da. inflación más elevada de la región, fenómeno que alienta el conflicto social. Y pese a que la inflación esperada en 2011 resulta más elevada que la de 2010, que estuvo entre 25% y 30% anual (cifra no oficial porque las estadísticas de precios son truchadas por el propio Estado)... pero los argentinos somos felices... e irresponsables, como Afganistán (en pleno conflicto bélico pero también en el listado de optimistas, según el Barómetro).
 
Pero ¿cómo creer que hay tanta euforia cuando vecinos quisieron reprimir por mano propia una ocupación ilegal de predios, pasajeros frustrados casi prenden fuego la estación de trenes Constitución y se enfrentaron con efectivos policiales, usuarios del servicio eléctrico que quedaron a oscuras cortaron las calles en varios barrios de la Ciudad, en la que la mayoría de los semáforos no funcionaba, y luego de un día en el cual fue difícil conseguir papel moneda en los bancos y/o cargar combustible en los vehículos?
 
Es cierto que la Argentina no es la Ciudad mal llamada autónoma, y que es posible que en el interior del país exista una euforia increíble que provoque que en el promedio la estadística se acerque a lo que afirma Ibope.
 
Sin embargo, también es probable que los encuestadores no hayan preguntado sobre cuestiones específicas como el impacto de la inflación en las vivencias cotidianas o sobre la sensación de no conseguir utilizar el aire acondicionado comprado en cómodas cuotas ni el nuevo monitor de plasma del televisor ni llenar el tanque del combustible del 0 Km., orgullo del  modelo K.
 
En cualquier caso, y pese a lo que crean muchos, los argentinos confirman que, en su mayoría, conforman un pueblo sumiso, casi resignado a un destino errático.
 
Y si alguno reclama lo que le corresponde resulta que es empleado del sindicato de Luis Barrionuevo... integrante de un complot internacional. Lo más injusto de todo es que Néstor Kirchner se lo haya perdido. Que no pudiera presenciar el resultado de la realidad que forjó, dejándole esa terrible herencia (el verdadero 'legado') a su mujer Cristina, por estas horas muy nerviosa, dicen. Si fuese cierta esa reacción, resultaría, al menos, una demostración de cordura, aunque Ibope no lo refleje.
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario