ARCHIVO >

La UE exige a Irlanda que aumente impuestos para garantizar la devolución del rescate

El Gobierno irlandés se resiste a pedir ayuda por temor a que le perjudique en las elecciones del 25/11. El ministro de Economía, Brian Lenihan, insistió en que el país no necesita un rescate económico, sino un gesto comunitario.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La UE exigirá a Irlanda que suba alguno de sus impuestos para garantizar la devolución del rescate que recibirá de la Unión y el Fondo Monetario Internacional, (FMI), según indicó una fuente comunitaria. 
 
Para ultimar las condiciones y características del rescate, una misión de la Comisión Europea, el Banco Central Europeo (BCE) y el FMI aterrizará hoy en Dublín. 
 
En Bruselas se da por sentado que el Gobierno irlandés no tiene otra salida que solicitar la ayuda en una semana o dos como máximo. 
 
El ministro de Finanzas irlandés, Brian Lenihan, admitió que las conversaciones se desarrollarían con carácter de "urgencia", insinuando implícitamente una mayor disposición a pedir el rescate.
 
A lo largo del Consejo de ministros de Economía de los 27 celebrado en Bruselas se redoblaron las sugerencias, mensajes y recomendaciones para que Dublín solicite cuanto antes la ayuda para no contaminar a otros países, especialmente a Portugal, y evitar que el retraso encarezca su factura. 
 
"Creo que no se llegará a salir de esta situación sin tener una ayuda europea", indicó Didier Reynders, ministro de Finanzas de Bélgica, presidente de turno de la Unión. 
 
El Gobierno irlandés se resiste a solicitar la ayuda por temor a dar una imagen de impotencia que le perjudique en las elecciones el próximo 25 de noviembre.
 
El ministro de Economía irlandés, Brian Lenihan, aseguró a la emisora estatal RTE que el país no necesita un rescate económico, sino un gesto comunitario que alivie la presión de los mercados sobre la deuda irlandesa: “Lo que requerimos ahora puede no ser una transferencia real de dinero, sino más bien la demostración de cuánto dinero puede estar disponible si se materializan nuevas dificultades”, dijo Lenihan.
 
Irlanda se niega a aceptar las condiciones que quieren imponerle sus socios; la subida del Impuesto sobre Sociedades (ahora en el 12,5%). 
 
La reacción irlandesa fue firme: “Eso es intocable; es el fundamento de nuestro éxito”.
 
Mientras, el comisario de Asuntos Económicos de la Unión Europea (UE), Olli Rehn, consideró “muy urgente” que se llegue a una decisión sobre el rescate del que fuera el tigre celta. 
 
De momento, el Ecofin (cónclave de los ministros de Finanzas) acordó enviar una misión conjunta de Europa y el FMI a Irlanda que preparará el camino a un plan de salvamento para evitar que su crisis de deuda desestabilice a la eurozona y a la moneda única
 
Viktor Orban, 1er. ministro de Hungría, que ocupará la presidencia de la UE en el 1er. semestre de 2011, animó a las autoridades irlandesas a solicitar el rescate cuanto antes. 
 
"Mi experiencia", precisó Orban, "es que cuanto más se tarda en tomar las medidas estrictas y necesarias, más alto es el coste de la crisis".
 
El comisario de Asuntos Económicos y Monetarios, Olli Rehn, insistió en que "la situación de Irlanda es muy, muy seria y no hay tiempo que perder". Rehn precisó que "el programa de ayuda establecerá condiciones fiscales y económicas". 
 
El ventajoso sistema fiscal irlandés constituye un foco de malestar permanente entre los socios comunitarios, especialmente por la baja alícuota del impuesto de sociedades, del 12,5%, menos de la mitad de la media europea. 
 
La indignación por este sistema de auténtico dumping fiscal deriva sobre todo del trato a las multinacionales extranjeras en Irlanda, prácticamente exentas de este impuesto.
 
El ministro de Finanzas se puso ayer la venda antes de la herida al rechazar la idea de que su país pueda ser obligado a aumentar el impuesto de sociedades, que ha servido de principal atractivo para el aterrizaje de miles de compañías extranjeras. 
 
"Evidentemente nuestro impuesto de sociedades", señaló Lenihan, "no está amenazado, porque está en el campo de la fiscalidad preservado por los Tratados Europeos". "Es una cuestión que no se plantea, porque es algo fundamental para nuestras perspectivas de crecimiento", añadió.
 
Bruselas está pendiente del programa de ajuste de € 15.000 millones para los próximos cuatro años que Irlanda debe presentar antes de finales de mes. 
 
El rescate podría rondar los € 100.000 millones. Según Rehn, el programa de ayuda será acordado con el FMI y las autoridades irlandesas y "estará centrado en la reestructuración del sector bancario". 
 
El ministro belga admitió que estaba convencido de que "será difícil para el BCE ir más lejos en el mantenimiento en términos de aportaciones de liquidez para los bancos de ciertos Estados miembros, y quizá de entrada en Irlanda".
 
Aunque la UE dispone ya de dos fondos de rescate del € 60.000 millones y € 440.000 millones, respectivamente, la distribución del esfuerzo entre países empieza a crear disensiones en la UE. 
 
El ministro de Finanzas sueco, Anders Borg, manifestó que "la financiación del mecanismo de crisis debería estar basado en el nivel de deuda de cada país, más que en función de su producto interior bruto" que es como opera ahora.
 
Los problemas financieros están eclipsando las dificultades de fondo de la UE, como son el bajo crecimiento y el aumento del paro. 
 
Sobre este aspecto, el presidente de los socialistas europeos Poul Rasmussen señaló: "La crisis muestra que necesitamos más que un mecanismo de gestión de crisis basado en préstamos nacionales: lo que precisamos ante todo es un plan europeo para el empleo, el crecimiento y la sostenibilidad de las finanzas públicas"

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario