ARCHIVO >

Coinciden Oyarbide y Garzón: Ambos se sienten "abrumados"

En Ciudad de Buenos Aires, el juez federal Norberto Oyarbide se quebró en una entrevista y lloró: "Me siento abrumado". Y reconoció que está pasando por "momentos especiales". En Madrid, el juez Baltasar Garzón aseguró en una entrevista en televisión que se siente ya condenado en alguna de las causas que se instruyen contra él en el Tribunal Supremo y que lo que está en juego en esos casos no es sólo su propia carrera profesional sino la independencia de la justicia.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). ¿Qué tienen en común el argentino Norberto Oyarbide y el español Baltazar Garzón? Al menos 5 similitudes:

> Ambos son polémicos magistrados, muy importantes en sus respectivos países.

> Ambos han sido cuestionados por su actuación en diferentes causas.

> Los cuestionamientos a ambos han sido por su supuesta cercanía con el Poder Ejecutivo respectivo.

> Ambos han sido importantes para el kirchnerismo.

> Ambos se sienten abrumados en la Navidad 2010.

En Ciudad de Buenos Aires

Un día después de que la Cámara Federal le ordenara liberar a Jorge Palacios y (y entonces Oyarbide también excarceló a Ciro James) por la causa de las escuchas ilegales, el juez federal Norberto Oyarbide se 'quebró' en un reportaje que le hizo Radio 10, lloró ante el micrófono y reconoció que se siente "abrumado" por la serie de causas de alto voltaje político que lleva adelante desde su tribunal.

"Son momentos especiales. Mi cargo no es simple, es una cosa difícil y la gente no logra interpretarlo a veces", afirmó, con voz quebradiza, aunque aclaró que "siempre estoy al frente de todas las batallas, con amores y desamores".

Al ser consultado si se sentía "abrumado", Oyarbide, sin dudar, respondió: "Claro que sí; soy un ser humano igual que cualquiera". Y lo admitió nada menos que un día después de que la Cámara Federal lo amonestara severamente por su actuación en la causa de las escuchas ilegales, en una entrevista en la que hasta leyó una poesía y admitió que vive "momentos especiales".

El magistrado recordó en la entrevista que él sufrió "un juicio político muy terrible" y que, por eso, "la gente que pasa por mi juzgado -donde se ven personas de todos los tipos imaginables, todo lo que humanamente se pueda considerar- trato de que recorra ese camino de una forma digna". Y agregó: "Yo estuve del otro lado y sé lo que se siente. A mí también me llamaban imputado, encartado, encausado y yo prohibí a los que trabajan conmigo -que son más de 100 personas- que nadie llame a las personas de ese modo, que se les diga con su nombre y apellido".

Antes de leer el poema, Oyarbide reveló que estaba "cerrando un año complicado, con investigaciones complejas, pero tratando de dar respuestas a la sociedad, que es lo que la gente necesita".

Y, al hablar sobre cómo iba a pasar la Navidad, el magistrado reconoció que la iba a "estar con amigos", porque su madre, que dice que es a quien "más amaba en el mundo", ya murió. "Mi madre falleció hace casi cuatro años. Ahora estaría cumpliendo 100 años. Fue una persona que me acompañó durante mucho tiempo, fue un referente impresionante en mi vida. Ella y mi padre, dos personas valiosas. Lo que soy, es un poquitito de lo que ellos me han tratado de transmitir".

En Madrid

En una entrevista con Iñaki Gabilondo en la última edición del programa "Hoy", de CNN+, Garzón ha defendido sus argumentos en relación con las acusaciones de prevaricación en la investigación de los crímenes del franquismo, el cobro de patrocinios del Banco Santander y las posteriores resoluciones sobre esa entidad y las escuchas ordenadas a abogados en el caso Gürtel.

Garzón, que ha asegurado que se siente con la conciencia tranquila aunque "triste, indignado y sorprendido" por la situación que está viviendo, se ha referido en concreto a la causa abierta por su decisión de declararse competente para investigar los crímenes del franquismo.

"Me siento condenado. No lo estoy y voy a seguir peleando y proclamando mi inocencia", ha dicho, pero ha subrayado que cinco de los siete magistrados que le juzgarán ya han intervenido en decisiones previas sobre él, por lo que "han tomado postura" desvirtuando así la apariencia de imparcialidad que deben tener los tribunales de justicia.

El juez de la Audiencia Nacional imputado ha admitido que "hay muchas posibilidades de que la suerte esté echada", y ha añadido que “ni uno solo de sus argumentos y recursos en esta causa se han tenido en consideración, en una actitud, que no ha visto nunca en sus treinta años de ejercicio profesional”.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario