ARCHIVO >

Un nominado al ministerio de Turismo estaría implicado en un caso de corrupción

Pedro Novais, candidato a ministro de Turismo del futuro gabinete de Dilma Rousseff, habría usado US$ 1.000 de fondos públicos para pagar una fiesta en un hotel alojamiento, según reseña la portada del diario Estado, de Sao Paulo. Dilma Rousseff nombró a 9 mujeres como candidatas a formar su gabinete.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Uno de los nominados al ministerio de Turismo en Brasil habría usado cerca de US$ 1.000 de las arcas del estado para pagar una fiesta en un hotel alojamiento, según reportó el diario Estado, de Sao paulo.

El escándalo es el primero del gobierno de Dilma Rousseff, que aún no ha asumido en la presidencia.

Además, las acusaciones involucran a una figura secundaria en la coalición de gobierno y parece improbable que causen mayores problemas. Pero los votantes brasileños han estado sensibles a los casos de corrupción desde un escándalo de compra de votos en 2005 que casi derriba al actual presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

El Ministerio de Turismo también tendrá un mayor rol en el gobierno de Rousseff, que asume el 1 de enero, debido a que Brasil será la sede del Mundial de Fútbol del 2014 y de los Juegos Olímpicos del 2016.

El diario Estado de Sao Paulo publicó en su portada que el próximo ministro Pedro Novais, de 80 años, organizó en junio una fiesta en el Hotel Pousada Caribe, un hotel alojamiento al que van las parejas para tener encuentros sexuales, cuando era diputado de la Cámara baja. Novais luego facturó al Congreso un pago de 2.156 reales (1.268 dólares), reportó el diario.

Estado citó a Novais describiendo su acción como "un error que será corregido". Novais es miembro del partido PMDB, el mayor que integra la coalición de 10 partidos de Rousseff y un bloque de apoyo crítico para su plan de reformas económicas en el Congreso.

Tras conocerse el hecho, Novais emitió un comunicado llamando al reporte una "mentira" y dijo que "nunca" había visitado el hotel. Dijo que su oficina había presentado "indebidamente" el recibo al Congreso y que el "error (...) está siendo corregido rápidamente"

Nuevo gabinete

La presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff, designó ayer como ministra de Políticas para las Mujeres a Iriny Lópes y de ese modo completó el futuro gabinete de 37 funcionarios, de los cuales 9 serán mujeres.

Esta semana fueron anunciados los nombramientos de Anna de Hollanda, hermana del cantante y escritor Chico Buarque, como ministra de Cultura, y de la socióloga Luiza de Bairros, a cargo del organismo que combate la desigualdad racial.

Rousseff, que asumirá el primero de enero, también designó hoy a Afonso Bandeira Florence al frente del Ministerio de Desarrollo Agrario, organismo dedicado a la aplicación de la legislación sobre la Reforma Agraria.

La presidenta electa instó a Iriny Lopes y Bandeira Florence a "trabajar de forma integrada con los demás" miembros de su equipo, para "dar cumplimiento al programa de desarrollo con distribución de renta".

La semana pasada Rousseff expresó, ante el Tribunal Superior Electoral, su compromiso de "honrar a las mujeres, cuidar a los más frágiles y gobernar para todos" y aseveró que la sociedad brasileña "avanzó" al haber elegido a una mujer presidenta.

En su discurso ante las autoridades electorales, retomó conceptos vertidos en la noche del 31 de octubre, cuando venció los comicios presidenciales, ocasión en la que instó a combatir la discriminación sexual en Brasil.

Si bien Rousseff no pudo cumplir su aspiración de contar con más de 10 ministras, algunas de las futuras funcionarias desempeñarán cargos de importancia relevante.

Ese es el caso de la ministra de Planificación Miriam Belchior, que contará con un presupuesto de decenas de miles de millones de dólares en 2011 para la ejecución de obras de infraestructura contempladas en el Programa de Aceleración del Crecimiento y en Mi Casa, Mi Vida, plan que construirá 2 millones de viviendas hasta 2014.

Otro cargo clave, el Ministerio de Desarrollo Social, fue confiado a Tereza Campello, quien había sido colaboradora de la economista Rousseff cuando ésta se desempeñó como funcionaria en el estado de Rio Grande do Sul.

Campello será la responsable de Bolsa Familia, que distribuye subsidios económicos a unos 50 millones de personas pobres y es considerado el programa social más importante de la gestión del presidente Luiz Lula da Silva.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario