ARCHIVO >

Apelaron, no hubo extracción compulsiva, y se dirimiría finalmente en la Corte Suprema

Tal como habían anticipado sus abogados, Marcela y Felipe Noble Herrera no concurrieron hoy por la mañana al Banco Nacional de Datos porque una apelación judicial suspendió la orden de la jueza Sandra Arroyo Salgado de obtener muestras de sangre, saliva o cabellos de ambos, con su consentimiento o no, para realizar el examen de patrón genético.  Ahora la Cámara de Apelaciones de San Martín tiene que ratificar o rectificar lo decidido por la Magistrada. La causa podría llegar a la Corte Suprema de Justicia. la causa de dirimiría en la Corte Suprema de Justicia.

Marcela y Felipe Noble Herrera no concurrieron hoy por la mañana al Banco Nacional de Datos que funciona en el Hospital Durand porque una apelación judicial suspendió la orden de la jueza Sandra Arroyo Salgado de obtener muestras de sangre, saliva o cabellos de ambos, con su consentimiento o no, para realizar el examen de patrón genético. Tal como habían anticipado, los abogados de los hermanos recurrieron la decisión de la jueza y esa apelación, según dijo uno de los letrados, Jorge Anzorreguy, "suspendió automáticamente la diligencia, porque así lo establece la Ley”.

Según la representación de Marcela y Felipe, la jueza fundamentó su orden de extracción, incluso compulsiva, interpretando “erróneamente” un artículo del Código Procesal penal recientemente modificado.

Se trata del artículo 218 bis, que sostiene que “serán admisibles mínimas extracciones de sangre, saliva, piel, cabello u otras muestras biológicas, a efectuarse según las reglas del saber médico, cuando no fuere de temer perjuicio alguno para la integridad física de la persona sobre la que deba efectuarse la medida, según la experiencia común y la opinión del experto a cargo de la intervención”.

Además, fija que la extracción “será practicada del modo menos lesivo para la persona y sin afectar su pudor, teniendo especialmente en consideración su género y otras circunstancias particulares. El uso de las facultades coercitivas sobre el afectado por la medida en ningún caso podrá exceder el estrictamente necesario para su realización”, dijo.

Según Anzorreguy, “ese artículo no dice lo que la jueza interpreta que dice” y justificó que la Corte Suprema ya se pronunció en ese sentido “en los casos Vazquez Ferrá y Gualtieri”, en los que descartó la extracción compulsiva, cierto es que previo a la sanción de la nueva Ley que parece admitirla.

Si se hubiese cumplido con lo dispuesto por la jueza Arroyo Salgado, ésta hubiese sido la tercera vez que se somete a Marcela y Felipe a un análisis de ADN.

El 29 de diciembre del año pasado los hijos adoptivos de la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble entregaron de modo voluntario muestras hemáticas y de hisopado bucal ante el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional, pero los querellantes impugnaron que no interviniera el BNDG.

Para ellos, las muestras no servían porque alegaban que se había perdido la cadena de custodia.

El 28 de mayo último, la jueza Arroyo Salgado citó a los hermanos a su juzgado para insistirles en un análisis de ADN, pero tras recibir una negativa los jóvenes éstos se fueron y se inició entonces un operativo policial de persecución y allanamiento hasta donde se dirigían, para secuestrar sus prendas de vestir que contuvieran material genético. Pero esos peritajes también fracasaron.

Obligada a resolver la cuestión, la jueza recibió el pedido de la fiscal Rita Molina para realizar un peritaje comparativo de polimorfismo de ADN entre las muestras dadas voluntariamente por los jóvenes y los "registros de familiares de personas desaparecidas", aunque la jueza resolvió pedir esta nueva extracción solicitada por la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.
Ahora la Cámara de Apelaciones de San Martín tiene que ratificar o rectificar lo decidido por la Magistrada. La causa podría llegar a la Corte Suprema de Justicia, y, de hecho, la apelación presentada hoy ante la propia jueza Arroyo Salgado “hace reserva del caso federal y de recurrir a todas las instancias judiciales pertinentes”, explicó Anzorreguy.

Conferencia de prensa de Madres de Plaza de Mayo

En conferencia de prensa en la sede de la Abuelas, y tras confirmarse que los hijos adoptivos de la dueña del Grupo Clarín, Ernestina Herrera de Noble no se presentaron ante el Banco Nacional de Datos Genéticos, Estela Carlotto dijo que los abogados "los utilizan y victimizan, e impiden llegar a la verdad de un crimen horrendo de la dictadura. El estado tiene la obligación de llegar a saber la verdad".

En la sede de Virrey Cevallos 592 PB 1, de esta Capital, Carlotto dijo que "se compararon varios perfiles genéticos, y si bien se halló una correspondencia también se detectaron contribuciones genéticas no identificadas".

"Tras dos meses de trabajo, todos coinciden que no se puede afirmar que los perfiles genéticos encontrados sean correspondientes", explicó, según informa Télam.

En ese sentido, señaló que "tomar muestras de ADN de las personas en forma inmediata y sin dilaciones. Eso es lo que esperamos, estamos ante un crimen de lesa humanidad".

"El tiempo avanza y los familiares hace casi más de diez años que aguardamos para afirmar o descartar si Marcela y Felipe son hijos de desaparecidos", afirmó.

Ante una consulta, Carlotto dijo que "la jueza, hoy mismo, puede disponer que se los haga comparecer por la fuerza pública. Habrá que ver si están en Argentina. Si no están, esa orden no se puede efectuar. Se vienen las fiestas, pueden salir del país, y ellos tienen propiedades cerca y lejos".

"Si son convocados y no concurren, van a ser requeridos por la fuerza pública y ya entra a jugar si salieron del país tienen que ser buscados y traídos por la fuerza pública", aseveró.

Por su parte, Pablo Llonto, abogado querellante, dijo que "las víctimas son manipuladas por los abogados en una cuestión tan sencilla como es una concurrencia a una audiencia y se presenta hoy un escrito diciendo que apela y justificando su incomparecencia".

"Esto es parte de lo que se ha venido desarrollando en esta causa durante años que es el obstáculo permanente de los abogados de Ernestina de Noble para intentar impedir que aquí algún día aparezca la justicia. Nosotros confiamos que estamos cada vez más cerca de llegarv a la verdad y a la Justicia", sostuvo Llonto en la conferencia.

En tanto, Alan Iud, abogados de las Abuelas, explicó que la jueza Arroyo Salgado "ahora debe resolver sobre el planteo y de esa decisión dependen los acontecimientos siguientes. A nuestro criterio lo que propugnamos desde las querellas es que estas apelaciones no se pueden admitir y no están previstas en la ley".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario