ARCHIVO >

El Tea Party perdió la batalla por Alaska

El Tea Party perdió hoy (22/12) la batalla por el escaño de Alaska en el Senado, después de que el Tribunal Supremo del estado declarara válida la reelección de la senadora republicana Lisa Murkowski, con la que competía por el asiento uno de los miembro del movimiento, Joe Miller.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Tea Party perdió hoy (22/12) la batalla por el escaño de Alaska en el Senado, después de que el Tribunal Supremo del estado declarara válida la reelección de la senadora republicana Lisa Murkowski, con la que competía por el asiento uno de los miembro del movimiento, Joe Miller.

El veredicto del tribunal, que respalda el alcanzado por una corte inferior, deja en manos de Miller la decisión de retirarse o no de la carrera al Senado, la única que sigue abierta tras las elecciones legislativas del 2 de noviembre.

La competición entre los dos republicanos comenzó cuando el candidato del Tea Party ganó las primarias del partido republicano con el apoyo de la ex gobernadora del estado y líder del movimiento, Sarah Palin.

Murkowski, que ocupa desde 2004 el escaño por Alaska, se negó entonces a renunciar a la carrera y logró la autorización de la Junta Electoral del estado para presentar su candidatura igualmente.

Gracias a un viejo sistema conocido como "write in", que permite a algunos candidatos derrotados en las primarias competir por un escaño mediante votos escritos a mano, Murkowski resultó virtualmente reelegida, con una ventaja de más de 10.400 votos.

Desde que se anunció la victoria de la senadora, a mediados de diciembre, Miller ha trabajado para llevar el asunto a varias cortes estatales, y su equipo de campaña ha asegurado que lo haría llegar hasta el Tribunal Supremo de Estados Unidos en caso de que fracasara en los órganos de Alaska.

De desatarse, esa batalla legal a nivel federal dejaría vacío indefinidamente el asiento de Alaska, dado que la certificación de la elección ha sido suspendida por un juez hasta que finalice el proceso judicial.

El voto a favor de Murkowski, que la convirtió en la primera senadora de Estados Unidos elegida por votos escritos en más de medio siglo, supuso un duro revés para Palin y para el Tea Party, que logró arañar algunos asientos en el Senado, pero no ha tenido éxito en varias de sus carreras más ambiciosas.

Palin desbancó en 2006 del puesto de gobernador de Alaska al padre de Murkowski, Frank, lo que creó un clima de frialdad entre la reina del Tea Party y la senadora, de 53 años.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario