ARCHIVO >

Curiosidad: Ascenderán a almirante a ciudadano uruguayo

No se trata de discriminación ni xenofobia, simplemente de informar que Álvaro José Martínez llegó como becario desde Uruguay y el Senado lo ascendería a almirante de la Nación. Más grave es que Martínez fue co-autor de la fabricación de un título para designar a un 'protegido' de Néstor Kirchner y Julio De Vido como director de la Escuela Nacional de Náutica Manuel Belgrano.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La Comisión de Acuerdos del Senado consideró la semana pasada el pliego remitido por el Ejecutivo Nacional solicitando el acuerdo correspondiente para promover al grado inmediato superior al personal Militar Superior de la Armada, conforme al artículo 99 inciso 13 de la Constitución de la Nación.
 
Ese texto especifica las atribuciones de la Presidente, como comandante en jefe de las fuerzas armadas de la Nación de "proveer los empleos militares de la Nación: con acuerdo del Senado, en la concesión de los empleos o grados de oficiales superiores de las fuerzas armadas; y por sí solo en el campo de batalla".
 
Entre los militares que serán promovidos a partir del 31/12/2010, figura el contraalmirante Álvaro José Martínez, DNI 10.608.269, quien gracias a los senadores Marcelo Guinle (Frente para la Victoria- Chubut), Nicolás Fernández (Frente para la Victoria- Santa Cruz), César Gioja (Frente para la Victoria -San Juan), Guillermo Jenefes (Frente para la Victoria- Jujuy), José Pampuro (Gerardo Morales ( UCR-Jujuy), Alfredo Martínez (UCR- Santa Cruz) y Luis Juez (Frente Cívico- Córdoba), podría ascender al grado de Vicealmirante.  
 
Muchos de sus camaradas recuerdan que Martínez llegó a la Argentina a estudiar a la Escuela Naval de Río Santiago en condición de becario uruguayo; luego él se nacionalizó argentino y eligió hacer carrera en la Armada Argentina y no en la de Uruguay. 
 
Quienes no lo quieren dicen que él murmuraba que la marina uruguaya le quedaba "chica". 
 
Sin embargo, más adelante Martínez se fue 2 años de baja de la Armada y volvió a trabajar a Uruguay. 
 
Tiempo despues regresó a la Argentina y se reincorporó a la Armada hasta lograr el cargo de contraalmirante que hoy ostenta.
 
Si bien es difícil de imaginar un conflicto bélico entre la Argentina y Uruguay -que hubiera sido posible en cierto momento del litigio por la papelera ex Botnia, ubicada en la orilla de Fray Bentos del río Uruguay- la pregunta es inevitable: ¿Que hubiera hecho el contraalmirante Álvaro Martínez?
 
Es cierto que la Armada Argentina tiene una historia de extranjeros: desde el francés que trabajaba para los españoles Santiago de Liniers, quien comandaba chalupas en el Río de la Plata, hasta el irlandés William Brown, quien fue el 1er. almirante de la marina criolla.
 
En cualquier caso lo que puede reprocharse a Martínez es su participación en los oscuros acontecimientos de 2009: el 20/11 del año pasado, la Armada Argentina convocó a un concurso público de oposición y antecedentes académicos para elegir al futuro director del instituto formador del personal de oficiales de la Marina Mercante Nacional.
 
Entre los requisitos de admisión figuraba que el candidato debía ser egresado de la escuela y con título universitario, medida que se implementó en la escuela recién en 1999 para que los alumnos tuvieran una formación reconocida en otros establecimientos.
 
Hubo 4 aspirantes que se presentaron al llamado:
 
> 3 con indiscutibles pergaminos académicos, y docentes con títulos universitarios, actuación destacada en el país y en el exterior e impecables legajos profesionales; y
 
> otro candidato, propuesto por el almirante Jorge Godoy, a pedido de Néstor Kirchner vía Julio De Vido, con un magro legajo académico, sin titulo universitario, con el único pergamino de tener un cargo público junto a Ricardo Jaime en la Secretaría de Transporte de la Nación (Sergio Angel Dorrego, quien carecía de título universitario, a pesar de que Martínez habría hecho circular en la web un supuesto título de licenciado en Comercio Exterior).
 
Según denunciaron alumnos de la escuela, el candidato rindió su última materia el 16/11/2009 y obtuvo un título certificado por el Ministerio de Educación el día 20/11/2009, trámite para el cual la mayoría de los estudiantes deben esperar entre 2 ó 3 años.
 
Álvaro Martínez y sus subordinados en la Dirección de Educación Naval organizaron una meteórica carrera universitaria para Dorrego, transformándolo en menos de 30 días en licenciado en Transporte Marítimo.
 
A pesar del esfuerzo, ellos no pudieron impedir que las demoras administrativas frustraran el título oficialmente legalizado en tiempo y forma por el Ministerio de Educación.
 
En ese contexto ocurrió la denuncia de que se adulteró el legajo de inscripción de Dorrego, introduciendo el título de grado (requisito indispensable para participar) con posterioridad a la inscripción del candidato.
 
Pero los responsables de la maniobra no se percataron de un dato fundamental: el sello del Ministerio de Educación identificaba la fecha de emisión: 20/11/2009, cuando el candidato se anotó con fecha 18/11/2009.
 
Para que quede en negro sobre blanco: el título fue concedido luego de producida la inscripción, por lo que mal podía incorporarse al legajo de inscripción un título que aún no había sido concedido en forma oficial.
 
De nada sirvieron las explicaciones que el almirante Martinez intentó brindar a los veedores gremiales de ATE, PECIFA y UPCN  que fueron alertados de la maniobra tan irregular por oficiales de la propia Escuela Náutica, obligados a trabajar a contraturno para completar los trámites que a una persona cualquiera le demanda 1 año pero Dorrego lo consiguió en... ¡2 días!
 
Un escalofriante silencio recorrió la sala del piso 12 del edificio Libertad cuando ocurría el examen y, ante una pregunta elemental sobre la escuela que aspiraba a dirigir, el candidato oficial respondió: “Hace mucho que no estoy en esos temas, la verdad es que no sé...”.  No obstante ese sincericidio, los honorables integrantes del jurado naval le concedieron a Dorrego -Néstor Kirchner mediante- 87 puntos sobre los 100 posibles, por delante de los otros concursantes.
 
Sin embargo, más allá de sus antecedentes, este miércoles 22/12, si hay sesión en el Senado, el Contraalmirante, Álvaro José Martínez, podría tener el premio del ascenso. El kirchnerismo se ufana de pagar los favores recibidos.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario