ARCHIVO >

Moreno desautorizaría la suba del 15% de las prepagas

En el contexto de la puja entre Grupo Swiss Medical (que dice necesitar la suba del 15%) vs. OSDE (que acostumbra tener ante el Ejecutivo Nacional una posición menos taxativa), lo que defina Guillermo Moreno será clave para el futuro del negocio de la medicina privada.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Si Guillermo Moreno autoriza la suba del 15% que las prepagas están aplicando desde enero, Claudio Belocopitt, titular del Grupo Swiss Medical y referente de la cámara gremial empresaria, se sentirá aliviado.
 
Si Guillermo Moreno desautoriza la suba del 15% -hasta ahora siempre gozó del apoyo de OSDE, que por su rol de obra social a la vez que prepaga, tiene una estructura de costos diferente que le permite mostrarse 'más comprensivo' ante Moreno-, serán diferentes las perspectivas del negocio de la medicina privada.
 
Grupos dominantes en el escenario de la salud prepaga, OSDE y Swiss Medical sostienen una intensa competencia por porciones de mercado.
 
 
Francisco Martirena Auber escribió acerca de la decisión que puede tomar Moreno, en el diario Buenos Aires Económico, ahora del grupo Olmos, que precisamente tiene negocios con obras sociales sindicales como la de la UOM (metalúrgicos):
 
"El Gobierno no convalidará los aumentos anunciados por las empresas de medicina prepaga, que comenzarían a regir desde el 1º de enero. El 15% que pretenden las privadas se contrapone con el esquema escalonado previsto por el secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

“De ninguna manera se alterará el esquema de precios estipulado para el próximo año –adelantado por este diario– que será idéntico al de este año”, indicaron a BAE fuentes cercanas a Moreno. La propuesta oficial es de hasta un 7% anual para productos o servicios básicos; hasta 14% para el segmento selectivo, y un 18% para la categoría premium.

Cerca del funcionario también afirmaron que las negociaciones con las empresas comenzarán “en febrero”, por lo cual en principio no habría contactos entre el secretario de Comercio Interior y el sector de la medicina prepaga en enero, a pesar de que Moreno ya está al tanto de la suba proyectada.

Fuentes de la Cámara de Instituciones Médico-Asistenciales de la Argentina (Cimara) y de una de las empresas indicaron a este diario que “más allá de la postura que esgrima Moreno, tal como ocurrió este año, nosotros vamos a incrementar las cuotas un 15% porque tenemos que soportar el aumento de los costos, por una paritaria que llevó a un 32% de aumento salarial”.

Ya en estos días y en los primeros días de enero, las boletas de las firmas nucleadas en Cimara llegan con una suba del orden del 15%, aunque por caso, el Centro de Educación Médica e Investigaciones Clínicas (CEMIC) decidió una suba del 10%, hasta ahora el único que estaría por debajo de la media que se da en el sector.
 
Febrero. “No está pensado intervenir en enero. Todo arranca en febrero”, sentenciaron cerca de Moreno, con lo cual se presume que el funcionario –cuando establezca los contactos con las empresas– les pedirá retroceder en los porcentajes y devolver a los usuarios los cobros ya realizados.

Cabe valorar que la negociación general con los diferentes sectores de la economía da inicio en el segundo mes del año, pero tampoco se sabe con certeza si la medicina prepaga estará incluida en la primera tanda, con lo cual las citas podrían pasar a marzo.

Según las fuentes consultadas del sector, con los incrementos que se cobraron entre diciembre del 2009 y los meses de abril y agosto de este año, los planes de salud aumentaron un 30%.

Ahora, con este 15% desde el 01/01/2011, el alza trepará al 45%. Y la historia no está culminada: “La suba desde el 1º de enero es para cubrir el aumento salarial que se otorgó del 32%; después no sabemos qué ocurrirá en el año”, advirtieron en el sector.

Hace una semana, Susana Andrada, titular del Centro de Educación al Consumidor (CEC), pidió la intervención urgente de Moreno para frenar el impacto en el bolsillo.

“La gente ya no puede hacer frente a las subas de las prepagas, porque es un aumento detrás de otro. El aumento salarial del sector no se puede trasladar linealmente a los afiliados. En este tema tiene que intervenir la Secretaría de Comercio Interior”, manifestó.
 
Autonomía

Entre las empresas asociadas a Cimara no anduvieron con rodeos y destacaron que “no hay obligación de avisarle a Moreno que necesitamos elevar los precios por la disparada de los costos”. 

Y sobre la segura injerencia del funcionario, el remate fue por demás elocuente: “No te jodo, no me jodas”.

Un escenario que se perfila para el próximo año, deslizado por las fuentes privadas, es que cuando se vean las caras Moreno con los directivos de las empresas, éstas coloquen sobre la mesa otra prenda de negociación: una “cláusula gatillo”, ante la segura posibilidad de que a mediados de año, el gremio de la sanidad insista con otro incremento salarial.

En medio de esta coyuntura, desde las entidades de los consumidores reiteraron la semana pasada su denuncia respecto de que en el Congreso no se avanzó en el dictado de normas imprescindibles para regular el servicio de salud, que cuenta con 4,5 millones de afiliados, la mitad de ellos provenientes de los sindicatos.

“El proyecto de ley de la medicina privada se ‘freezó’ hasta el año que viene; y aún no se reglamentaron las leyes de obesidad y de fertilización asistida, dos problemáticas que las prepagas están obligadas a cubrir”, apuntó Andrada.
 
sin impacto. La intención de Moreno es cerrar en el primer trimestre del 2011 todos los frentes que impactan en el IPC, para asegurarse el compromiso de las empresas.

“Un caso emblemático es la alimentación donde las empresas serán citadas y luego se verá cómo van retocándose los precios, que podrá ser en dos o tres veces en el año”, comentaron en Comercio Interior.

En esta dirección, plantearon que “la mejor señal de que no vamos a negociar un cambio en las pautas de precios estipuladas, es que arrancamos con varios sectores en febrero, que ya están al tanto de la intención del Gobierno”.

Además, las fuentes informaron que, una vez que se definan los nuevos esquemas de negociación con las prepagas, habrá inspectores de la Secretaría de Comercio que realizarán operativos en todas las provincias del país, para verificar si las empresas cumplen con lo autorizado. Aquellas que exhiban irregularidades, serán pasibles de multas.
 
Mano a Mano. Tal como aconteció este año y como es ya un clásico en Moreno, las negociaciones en todos los segmentos serán empresa por empresa.

La política empleada por Moreno es la de “descorporativizar” las negociaciones y acordar los encuentros “mano a mano” con cada empresario para llegar más fácilmente a un consenso.

El pasado 17 de febrero, el encargado de dar el puntapié inicial en los encuentros con Moreno fue Jorge Aufiero, titular de Medicus. A él le siguieron los representantes más importantes de OSDE, Galeno, Swiss Medical, Consolidar Salud, Mapfre, y Omint, entre otros.

Otro dato que no se puede pasar por alto es que el incremento escalonado que planeó Moreno, está atado a la presentación de la estructura de costos; y aunque se presume que será justificado por las firmas por el reciente incremento en los haberes, el capítulo –para el Gobierno– no está cerrado.

Otra de las variantes que se observaron  en las negociaciones de este año entre ambas partes y que no se puede descartar para el 2011, es que si se impone finalmente el esquema propuesto por la Secretaría de Comercio Interior, las empresas podrían intentar el desdoblamiento de la suba.

Las compañías que visitaron a Moreno a comienzos de año, con el fin de obtener subas mayores y una vez ganada la batalla por el funcionario, le comentaron que se podrían desdoblar los aumentos, de modo que una parte quedara abierta a la evolución de la economía."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario