ARCHIVO >

TGN vs. YPF, 2 visiones diferentes de 1 conflicto

Litigio judicial que lleva 2 años: Transportadora Gas del Norte (TGN) rescindió el contrato con YPF de transporte de gas a Brasil.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Desde el Ejecutivo Nacional se habla de la alianza Techint-Grupo Clarín-La Nación.
 
Es interesante, en ese marco, la cobertura de ambos diarios del conflicto entre Transportadora de Gas del Norte (TGN) e YPF, la sociedad argentina gestionada por la familia Eskenazi, de inocultable relación con Néstor Kirchner y Cristina Fernández.
 
Mientras que La Nación insiste en que TGN es de Techint y ubica el conflicto en ese contexto, Clarín recuerda que si bien los accionistas son Techint, TotalGas, Compañía General de Combustibles y Petronas, TGN se encuentra bajo intervención judicial desde hace 2 años por el default de su deuda.

El rol que pueda tener Techint (protagonista para La Nación pero secundario para Clarín) modifica notablemente el impacto político de la noticia.
 
 
"Es una pelea con todos los ingredientes: participan -directa o indirectamente- las dos empresas más grandes del país, una de ellas está intervenida por el Gobierno, afecta al estratégico sector energético y se originó en la imposibilidad de cumplir con los compromisos de exportación de gas a los países vecinos.

En una nueva escalada en el litigio judicial, que ya lleva casi dos años, Transportadora Gas del Norte (TGN) rescindió por falta de pago el contrato de transporte firme de exportación por hasta 2,8 millones de metros cúbicos de gas por día que mantenía con YPF.

En un comunicado enviado ayer a la Bolsa de Comercio de Buenos Aires por su apoderado, Marcelo Brichetto, TGN informó que amplió la demanda que ya mantenía con la petrolera para exigirle el cobro de US$ 71,54 millones "en concepto de facturas vencidas e impagas desde febrero de 2007 hasta octubre de 2010".

La transportadora controlada por Gasinvest (una sociedad liderada por el grupo Techint) también anunció que incorporará a la demanda las facturas no pagas desde octubre hasta la finalización del contrato y que iniciará un nuevo reclamo por "los daños derivados de la rescisión anticipada".

El contrato en cuestión data de 1988 y está vinculado a compromisos de exportación de gas que YPF había adquirido con la brasileña AES Uruguaiana (AESU) para proveer del fluido a una central eléctrica. Cuando, en 2006, la producción local de gas dejó de acompañar el ritmo de la demanda, el Gobierno comenzó a cerrar la exportación del fluido. El contrato de YPF con AESU cayó y la petrolera dejó de pagar regularmente las facturas correspondientes a su acuerdo con TGN.

Las facturas impagas comenzaron a acumularse desde 2007 -primero esporádicamente y luego en forma definitiva- hasta que en abril de 2009 YPF le reclamó al Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) que diera por concluido ese contrato con TGN. Ese mismo mes, la transportadora (que ya había sido intervenida por el Gobierno) interpuso su primera demanda judicial contra la petrolera que gerencia el grupo Eskenazi.

En YPF rechazaron ayer la nota de rescisión del contrato. "Ese mismo contrato fue rescindido por la propia YPF, que se lo notificó a TGN el 8 de abril de 2009 por vía de una demanda interpuesta ante el Enargas. Luego, reiteramos la misma notificación cada vez que rechazamos facturas indebidamente emitidas por TGN con sustento en un contrato ya extinguido", explicaron fuentes de la empresa.

"Desde el 15 de septiembre de 2008, ha sido imposible en forma definitiva para YPF utilizar y para TGN prestar el servicio público de transporte de gas natural con destino a la exportación", advirtieron en la petrolera. (...)".
 
 
 
"La intervención de Guillermo Moreno, a través de la restricción de las exportaciones de gas, dejó a dos empresas enfrentadas en la justicia: Transportadora de Gas del Norte (TGN) contra YPF. 

La primera avisó ayer a la Bolsa que rescindió un contrato con la petrolera por el transporte de hasta 2,8 millones de metros cúbicos de gas diarios.

TGN está demandando a YPF por US$ 71,57 millones. La empresa, que es controlada por Techint, Total Gas, CGC y Petronas, entiende que hay facturas vencidas e impagas desde febrero de 2007 hasta octubre de 2010. 

“Asimismo, los daños derivados de la rescisión anticipada serán objeto de un reclamo separado, una vez determinada su cuantía”, asegura el comunicado de TGN.

La compañía –que está intervenida por el Gobierno desde hace 2 años por el default de su deuda– firmó el contrato con YPF para que esta pueda usar un tramo de su gasoducto, hasta Uruguayana (Brasil) en 1999, con duración de 20 años: se supone que expiraría en 2019.

“Ese contrato fue rescindido por YPF, que se lo notificó a TGN el 8 de abril de 2009 por vía de una demanda interpuesta ante el Enargas. Luego reiteramos la misma notificación cada vez que rechazamos facturas indebidamente emitidas por TGN con sustento en un contrato ya extinguido”, dijeron en la petrolera de los Eskenazi.

Aunque Moreno venía limitando las exportaciones de gas a Brasil desde hace rato, YPF consideró que su compromiso con ese país era “imposible de cumplir en forma definitiva” a mediados de septiembre de 2008.

En TGN tienen otro punto de vista. Consideran que hicieron una inversión en gasoductos para que YPF utilizara sus instalaciones por 20 años. Y que la petrolera debe hacerse responsable y no endilgarle el problema a su contraparte. La justicia tendrá la última palabra al respecto."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario