ARCHIVO >

Denuncian censura a numerosos cables de Wikileaks en diferentes países

Reporteros sin Fronteras denuncia que numerosos países están censurando medios que publican cables filtrados por Wikileaks. Países como China, Tailandia, USA o Pakistán bloquean el acceso a Wikileaks.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) - Reporteros sin Fronteras (RSF) denuncia las medidas de censura tomadas por gobiernos o entidades administrativas contra los sitios web o medios de comunicación que transmitieron los cables diplomáticos obtenidos por WikiLeaks.

"Sólo podemos lamentar tales reflejos de censura inútiles. Los intentos por bloquear la difusión de estos documentos delicados, muy difundidos ya en la Web, están abocados al fracaso. Representan un ataque al derecho a ser informado."

Según el Wall Street Journal, la fuerza aérea estadounidense (US Air Force) ha tomado unas medidas drásticas contra la divulgación de los telegramas diplomáticos por WikiLeaks al bloquear el acceso de sus empleados que no disponen de un permiso especial, desde sus ordenadores profesionales, a las páginas de los cinco diarios que colaboraron directamente con WikiLeaks: The New York Times, The Guardian, Le Monde, Der Spiegel y El País, así como otros veinte medios de comunicación o blogs que publicaron los documentos. El diario estadounidense consiguió una copia de los mensajes recibidos por los empleados al intentar conectarse a estas páginas: "Acceso prohibido. El uso de Internet está siendo grabado y vigilado".

Una portavoz de la US Air Force, la teniente coronel Brenda Campbell, declaró al New York Times que las "páginas de medios de comunicación que publican documentos clasificados del sitio WikiLeaks serán bloqueados. Se trata del mismo proceso aplicado a los sitios que publican cualquier información clasificada". Esta también declaró que sólo los sitios que publican los documentos en su totalidad serán bloqueados, lo que no será el caso de los que sólo difunden fragmentos.

El Ministerio de Defensa se ha distanciado del asunto a través de un portavoz que explicó que esta iniciativa no era dirigida por el ministerio. Ni el ejército, ni la Marina, ni los Marines emprendieron similares medidas de bloqueo.

El gobierno estadounidense ordenó, el 3 de diciembre de 2010, a sus diversas entidades que tomasen medidas para que sus empleados no autorizados dejasen de tener acceso a WikiLeaks desde los ordenadores del trabajo, una medida puesta en marcha unas horas más tarde por la Biblioteca del Congreso y que bloquea ahora el acceso a la página web. La Oficina de Gestión y Presupuesto de la Casa Blanca recordó que "cada empleado y cada subcontratista del gobierno federal debe proteger la información confidencial" y que las filtraciones no han permitido desclasificar los documentos. El mismo día, el ejército estadounidense puso en línea en la red Internet utilizada por sus tropas en Irak - NIPRNet - un aviso para que no consultasen los documentos publicados por WikiLeaks: "En virtud del reglamento del ministerio de Defensa, (. . .) el personal debe evitar consultar en el NIPR artículos de las publicaciones de WikiLeaks".

Por otra parte los periódicos que publicaban la información contenida en los documentos de WikiLeaks también son objeto de censura en varios países. Así pues, Marruecos ha bloqueado la difusión de la edición del diario francés Le Monde del 12 de diciembre, al igual que algunas del periódico español El País y del diario árabe Al-Quds Al-Arabi a principios de diciembre de 2010. Estos medios de comunicación publicaron un telegrama del consulado estadounidense en Casablanca de diciembre de 2009 en el que se denunciaban los intentos de corrupción de personas cercanas al rey Mohamed VI, en particular durante transacciones inmobiliarias.

Un responsable del Ministerio de Comunicación declaró a la Agence France-Presse el 14 de diciembre de 2010 que a estos medios de comunicación se les "había prohibido entrar por publicar información difamatoria sobre Marruecos dada en la página Web WikiLeaks". Esta decisión se basaría en "un artículo del código de prensa que estipula que el Ministerio de Comunicación tiene derecho a prohibir cualquier publicación cuyos artículos perjudican la religión, la integridad territorial y la monarquía".

El acceso a WikiLeaks se ha bloqueado en particular en China y Tailandia. En Pakistán, se puede acceder al sitio, pero se han bloqueado las páginas que contienen telegramas relacionados con Pakistán.

Juicios vía Twitter

La semana pasada en una audiencia de libertad bajo fianza, los partidarios de Julian Assange y la prensa pudieron utilizar Twitter desde el interior de la sala de la corte. Sin embargo, otro magistrado vetó la práctica cuando se presentó una apelación en una corte mayor dos días después, causando confusión.

Bajo normas interinas emitidas el lunes, funcionarios aprobaron el uso de artefactos pequeños para enviar textos, dándole prioridad a los miembros de la prensa. El permiso seguía siendo condicionado a la no interrupción del proceso.

"Usualmente es improbable que el uso de un equipo moderno, discreto, portable y virtualmente silencioso para los propósitos de reporte simultáneo de los procedimientos al mundo exterior, como ocurren en la corte, interfiera con la administración adecuada de la justicia", dijo Igor Judge, quien preside las cortes de Inglaterra y Gales. "Podría ser necesario para el juez limitar las comunicaciones de texto en vivo a miembros de la prensa para fines periodísticos, e inhabilitar su uso por el público general en la corte", agregó.

La restricción buscaba evitar una interferencia con el equipo de grabación de audio de la corte, además de posibles distracciones si muchas personas transmitían los procedimientos de la corte al mundo exterior. Los reportes desde las cortes británicas son altamente controlados, la cobertura televisiva y fotográfica está prohibida, mientras que las grabaciones de audio se permiten sólo en circunstancias especiales.

Artistas especializados en dibujo entregan imágenes de los acusados en la corte para ayudar a los periodistas de televisión a ilustrar sus historias.

Assange fue liberado la semana pasada con el pago de una fianza de 200.000 libras (312.500 dólares), luego de tres comparecimientos de alto perfil ante la corte.

Por otra parte, el banco estadounidense Bank of America anunció ayer la suspensión de todas las transacciones destinadas al sitio web de publicación de documentos secretos WikiLeaks, que ha filtrado textos comprometedores de la diplomacia estadounidense y ha avisado que tiene información sensible de ese banco para difundir .

“El Bank of America se pliega a las medidas anunciadas anteriormente por MasterCard, PayPal, Visa Europa y otros, y no realizará transacciones de ningún tipo que crea que puedan estar destinadas a WikiLeaks”, señaló a la AFP Scott Silvestri, un portavoz del banco.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario