ARCHIVO >

El Gobierno le da tranquilidad a Bolivia

El ministro de Planificación confirmó a la estatal boliviana YPFB el "el compromiso de seguir incrementando la compra de gas" al vecino país. Fue después de que la Presidente afirmara que el descubrimiento de YPF "permitirá sustituir la importación del fluido".

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Si bien la Presidente, Cristina Fernández, se animó a decir que el "megayacimiento" gasífero que acaba de oficializar YPF "permitirá sustituir la importación del fluido", lo cierto es que para el corto (y mediano) plazo, el Gobierno no tiene pensado terminar con las compras externas del hidrocarburo.

Prueba de ello fueron las recientes confirmaciones (posteriores a la trascendencia del hallazgo en la cuenca neuquina) para la adquisición de mayores volúmenes gasíferos del exterior. Allí encontramos:

>La confirmación para la compra de 7 millones de m3 diarios del GNL que se procesará en la planta binacional proyectada con Uruguay (5 millones propios más 2 millones correspondientes a Uruguay);

Para el último caso, el ministro de Planificación, Julio De Vido, se reunió este martes (14/12) con el titular de la petrolera boliviana YPFB, Carlos Villegas, para ratificar "el compromiso argentino de seguir incrementando la compra de gas a Bolivia".

Según un cable de la agencia Télam, con esta confirmación el Gobierno "salió al cruce de las especulaciones en torno a que el descubrimiento de un nuevo yacimiento gasífero en Neuquén haría innecesaria la importación del fluído".

Urgente24 señaló días atrás que Bolivia sería uno de los "potenciales perdedores" con la puesta en marcha del "megayacimiento" de gas no convencional que YPF descubrió en la cuenca neuquina. Bolivia tiene un contrato de provisión de gas natural hasta 2026. Pero teniendo en cuenta las expresiones de la Presidente y de un alto funcionario de la Secretaría de Energía, se podía especular con la finalización anticipada del acuerdo.

Bolivia obtiene la mayor parte de sus ingresos mediante la exportación de gas, y la Argentina es uno de 2 únicos clientes (el otro es Brasil). De terminar con el acuerdo de forma abrupta las arcas bolivianas sufrirían un importante déficit.

"Más allá de los importantes descubrimientos de gas no convencional que anunció YPF la semana pasada, Argentina continuará incrementando sus compras de gas a Bolivia, tal como fuera acordado en Sucre por los presidentes Cristina Fernández de Kirchner y Evo Morales el 26 de marzo pasado", indicó un comunicado.

La confirmación apuntaría más a darle tranquilidad al gobierno de Evo Morales, más allá de las expresiones de la Presidente.

El cronograma del acuerdo suscrito entre ambos países establece que a partir del 1/1 de 2011 Bolivia comenzará a enviar 7,7 millones de m3 diarios de gas natural a nuestro país. Los volúmenes se incrementarán, año por año, hasta alcanzar los 27,7 millones en 2017 a través del Gasoducto de Integración Juan Azurduy de Padilla (GIJA), que se encuentra en plena fase de implementación y que a su vez se conectará con el Gasoducto al Noreste Argentino (GNEA).

A pesar de la importancia que tendría el "megayacimiento" para el abastecimiento interno, en Bolivia minimizaron su impacto y aseguraron que la Argentina necesitará de su gas por muchas décadas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario