ARCHIVO >

España paga más caro por su deuda

El Tesoro Público español ha colocado € 1.991 millones en Letras a 12 meses a un tipo medio del 3,449%, frente al 2,363% que pagó en la subasta de noviembre. En cuanto a los títulos a 18 meses, la rentabilidad media ha sido del 3,721%, mientras que 1 mes antes los colocó al 2,664%.

Ha sido la primera subasta que ha celebrado España después de que el Gobierno aprobase una serie de medidas anti crisis y de que la agencia Fitch rebajara la calificación de la deuda irlandesa.
 
Mitad del vaso lleno: Pese al encarecimiento de la financiación del Tesoro español, ha aumentado la demanda de títulos por parte de los inversores. Ha habido una sobredemanda del 2,33% en 12 meses y del 4,54% en 18 meses, frente al 1,90% y al 3,66% de la subasta anterior.
 
Mitad del vaso vacío: España sigue sufriendo las dudas de los mercados por la crisis de deuda soberana en Europa y el Tesoro ha pagado hasta 45% más por las letras a 12 meses y 39% más por los títulos a 18 meses y el jueves afrontará una nueva prueba con la emisión de obligaciones a 10 años.
 
Conclusión: La última vez que el Tesoro pudo reducir el interés marginal de una emisión de deuda fue el 19/10, antes de confirmarse que Irlanda debía acudir a la Unión Europea en busca de ayuda.
 
La aritmética dice que la ratio de cobertura ha sido de 2,23 frente al 1,4 de la anterior en el caso de las letras con vencimiento en diciembre de 2011 y de 4,54 frente 3,66 de la anterior para las de 18 meses. 
 
En esta subasta el emisor español ha vendido € 2.000 millones con vencimiento a 12 meses con una prima del 3,45% y € 500 millones en letras a 18 meses con una rentabilidad del 3,72%.
 
El mes pasado el Tesoro colocó casi € 5.000 millones en letras a 12 y 18 meses a una rentabilidad 32% más alta que en la anterior subasta, mientras que en la última emisión de títulos a 3 meses, pagó 83% más y la adjudicación quedó muy por debajo del máximo previsto.
 
La necesidad neta de emisión es de € 45.000 millones para 2011, según la ministra de Economía, Elena Salgado, quien comentó la semana pasada que la cifra era bastante inferior a la de 2010. 
 
Desde mayo, los mercados han penalizado a algunos países al dudar de su capacidad de pagar su deuda -Grecia, Portugal, España, Irlanda e Italia-, lo que ha contribuido a depreciar el euro, pese a que la UE aprobó en mayo la creación de un fondo de préstamos y garantías de € 750.000 millones.
 
Y que el BCE ha contribuido a calmar las tensiones en los mercados de deuda soberana con la compra de bonos públicos de los países que comparten el euro.
 
Barclays
 
Los inversores tienen clara su preferencias en Europa. Un estudio de Barclays Capital revela que la mayoría de los institucionales apuestan por estrategias bajistas hacia España e Italia.
 
A la pregunta de cuál es la mejor operación en Europa, el 35% de los encuestados contestan que son las posiciones cortas (apuestas bajistas) sobre España e Italia. En Estados Unidos, la estrategia de los inversores es parecida y el 34% de ellos siguen este camino.
 
El 57% considera que es probable que el desenlace de la crisis de deuda implique otro plan de rescate a algún país de la región, aparte del Griego. Y uno de cada tres estima que al menos un país periférico sufrirá 'default'.
 
En términos globales, pese a las recientes turbulencias, los inversores institucionales confían en que la zona euro será capaz de evitar una "crisis total" en 2011, según Barclays Capital.
 
Sólo el 4% de los encuestados cree que una crisis de la zona euro y la desintegración de la región de la moneda única es un resultado probable. De hecho, el 50% considera que el efecto del impacto de la crisis de deuda en el próximo trimestre será modesto.
 
A pesar de este moderado optimismo, los inversores institucionales (hedge funds, gestores de fondos, etc.) se manifiestan preocupados por el ajuste fiscal de las economías avanzadas en 2011. 
 
3 de cada 5 entrevistados se manifiestan en esa dirección.
 
"Los resultados de este punto de la encuesta muestran confianza en que los problemas fiscales en la zona del euro se pueden resolver", dijo Piero Ghezzi, jefe de Economía de Barclays Capital. "Sin embargo, los inversores institucionales están muy preocupados sobre cómo la deuda pública y la política fiscal se maneja en las economías avanzadas de todo el mundo", insiste.
 
Los entrevistados apuestan para 2011 por el mercado de renta variable (un 40%) y por las materias primas (34%) Menos del 10% se decantan por los bonos estadounidenses.
 
Precisamente, la economía estadounidense es uno de los asuntos en los que se centra el estudio. El 86% de los inversores cree que el PIB del país seguirá un ritmo creciente, pero por debajo de su tendencia. Menos del 6% auguran un 'double-dip'.
 
El Barclays Capital Global Macro es una encuesta, elaborada a partir de 2.007 entrevistas que se realizar el 29 de noviembre por todo el mundo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario