ARCHIVO >

All Boys dio el golpe y le volvió a ganar (1-0) a Vélez en Liniers

Como sucedió la última vez, los de Floresta ganaron en el Amalfitani y con menos jugadores en cancha. El gol de Perea (23' ST) fue después de la expulsión de Soto. El local tuvo la pelota pero careció de ideas. Llevaba 26 partidos consecutivos haciendo al menos un gol y ahora, sin Silva, quebró la racha.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Golpe anímico para los 'Fortineros'. la salida de unos de sus jugadores 'emblema' de los últimos tiempos se fue a Europa y el equipo ya lo sintió. No metió ningún gol, independientemente del resultado negativo. Vélez tenía el trampolín preparado en Liniers para ganar y treparse en soledad a lo más alto del Apertura, pero All Boys lo empujó al vacío con una demostración de espíritu y oportunismo.

All Boys volvió a ganarle a Vélez en el José Amalfitani y con Soto como expulsado. Este triunfo situó a los de Floresta arriba en el historial: 7 a 6 con 8 empates.

Todo ocurrió en el complemento. A poco de empezado, Carlos Soto, teniendo amarilla, fue muy mal de atrás y se ganó la segunda (aunque podría tranquilamente haber sido roja directa).

Con su equipo con un menos, José Romero pasó a Rodríguez de lateral y a Pérez García sobre Cubero. Por su parte, Gareca mandó al uruguayo Jonathan Ramírez en lugar de Canteros para ganar en ofensiva.

Sin embargo, todo salió al revés. En una buena avanzada de All Boys, una pelota entre cortada para Perea terminó en la red. El volante se estiró para tirar el centro y la bocha dio en Ortiz y superó por encima a Barovero.

Silencio en el estadio. De fondo se escuchaba el puñado de hinchas que llegó desde Floresta festejar como hace meses atrás. Y ahora había que aguantar, había que refugiarse, había que soportar el aluvión local.

La tenencia de balón fue toda local, salvo cuando Matos la cubría en mitad de cancha y metía algún puñal que luego poco dolía. Vélez estuvo cerca dos veces del gol, pero entre Cambiasso y Domínguez evitaron la caída del arco.

Así, con mucho esfuerzo, solidaridad, garra y gotas de sudor, All Boys consiguió su primera victoria en el Apertura y toma un leve respiro en los promedios.

A Vélez le quedó la espina por no consolidarse como líder, es más perdió esa condición, y empieza a preocupar la falta de gol, ya que a Franco no le quedó ninguna como frente a Arsenal.

Los últimos 20 minutos carecieron de emociones por las virtudes del Albo y los defectos del Fortín. El visitante cerró filas en una decisión lógica y sobrevivió sin sufrir, salvo por un despeje en la línea de Domínguez en el final. En tanto, el campeón confundió los caminos, privilegió el individualismo sobre la asociación y arruinó todas sus jugadas por apresurarse. Por las dudas, Cambiasso siempre estuvo atento. Desde el banco, Gareca sentenció con resignación: "Esta no fue nuestra noche".