ARCHIVO >

Moyano se come otro asado, pero sin Cristina

La CGT se volverá a reunir hoy (14/12) por  la noche junto a la dirigencia sindical para comer el tradicional asado. Pero ya no está Néstor Kirchner y la relación con la Presidente es otra. Cristina Fernández ya avisó que no concurrirá.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Se habló como en cualquier mesa familiar”, fue la frase que eligió el diputado y  apoderado de la CGT, Héctor Recalde, para definir el clima del almuerzo. La familia a  la que hacía referencia el abogado laboralista estaba compuesta por el consejo  directivo de la CGT en pleno, la presidenta Cristina Fernández, su esposo y diputado  Néstor Kirchner y unos cuantos miembros del gabinete. Fueron alrededor de sesenta  personas que se repartieron en ocho mesas ubicadas en la Sala de Conferencias de la  quinta presidencial de Olivos. El salón había sido acondicionado para un asado  abundante acompañado con empanadas, pero el menú que más interesaba a la delegación  sindical eran las palabras de la Presidenta y la oportunidad, que varios gremios  aprovecharon, de solicitar audiencias de manera individual para tratar temas  específicos de cada organización. En los quince minutos que duró su discurso, CFK  agradeció el apoyo al Gobierno brindado por la CGT, hizo un pronóstico muy optimista  de las variables económicas para los próximos meses y llamó a profundizar el modelo.
 
 
Pero hoy, la realidad y los actores son otros. Kirchner ya no está y el panorama político ha cambiado. No  hay invitación, no hay festejos, hay poco diálogo. Es que hay que decirlo: desde que  Kirchner falleció la relación entre la Presidente Cristina Fernández y el líder de la  CGT Hugo Moyano es otra. 
 
En este marco, el tradicional asado de fin de año de la CGT volverá a reunir hoy por  la noche a la dirigencia sindical, encabezada por Moyano, junto con los principales  funcionarios del Gobierno, pero sin Cristina. Se reunirán en el campo de deportes que  tiene el Sindicato de Peones de Taxis, que conduce Jorge Viviani, en la calle  Cochabamba al 3300, debajo de la autopista. Se dice que hubo gestiones gremiales para  que la jefa del Estado participara en la comida, pero adelantó que no irá. Otra  diferencia con el estilo al que estaban acostumbrados en la CGT, que siente el vacío  provocado por la muerte de Néstor Kirchner, asiduo asistente a esos encuentros.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario