ARCHIVO >

D'Elía: "Hay una conspiración contra Cristina" (y culpó a Aníbal F.)

En 1985. Luis D'Elía y otros ocuparon las tierras fiscales de El Tambo (Isidro Casanova, La Matanza). Por eso se solidariza con los ocupantes del Parque Indoamericano.

por LUIS D'ELÍA

LA MATANZA. Sabemos que Macri es un hombre de derecha, neoliberal y fascistoide, y que sus conductas son y serán xenófobas, antipopulares y antidemocráticas. El pueblo de la Ciudad lo verificó en estos tres años, con subejecución en educación, viviendas, salud, subtes, etc. Se encamina a perder las elecciones locales y nacionales.
 
Hizo de la inseguridad una muletilla, mientras tiene acuerdo con mafias de barrabravas, creó la Policía Metropolitana de la mano de policías federales corruptos y vinculados al submundo de las drogas, la prostitución, las torturas y los robos, desarrolló un aparato de inteligencia prohibido por la ley y hoy está procesado por la Justicia, sólo por nombrar algunos hechos relevantes, y montó una patota estadual como la UCEP, que tuvo que desarmar formalmente, porque vimos en Soldati que sigue actuando, y lo hizo de manera brutal mientras la Presidenta anunciaba en el Día Universal de los Derechos Humanos la creación del Ministerio de Seguridad encabezado por Nilda Garré.
 
El relato de lo ocurrido sólo se comprende si analizamos por qué la Policía Federal fue autorizada a actuar en el "despeje" del Parque Indoamericano. Esta nota intenta reconstruir ese relato.
 
Las políticas de Néstor y Cristina desde 2003 fueron claras. Por un lado, desarrollar una política de diálogo y medidas a favor de la redistribución de la renta nacional que permitan encauzar la debilitada situación de mayo de 2003 ya que tal como señalaba Néstor, había que salir del infierno para construir un relato de futuro.
 
Por otro lado, nunca reprimir el reclamo social -el país, las calles, las plazas, estaban tomadas por un pueblo hambriento, sin trabajo, en un país devastado por el neoliberalismo-, y terminar con las torturas, sobre todo en las comisarías de la Federal, retomando la conducción civil de las Fuerzas Armadas y de Seguridad.
 
En el caso de las FFAA se avanzó, no así en las Fuerzas de seguridad, particularmente en la Policía Federal, que sigue teniendo un matriz violento, producto de praxis oscuras vinculadas a cajas donde se mezclan negocios non sanctos. El Ministro Aníbal Fernández es el responsable real de esa conducción y esto es lo que queremos explicar; todo indica que la secuencia de los hechos es la siguiente:
 
Macri relanzó su deslucida campaña prometiendo escrituras para los tenedores de terrenos en las villas de la ciudad. Rápidamente se  produjo una acción de sus punteros, que comenzaron a organizar  el reparto. Oportunistas apoyados en la necesidad del pueblo, empezaron a "vender" la idea. Miles de vecinos de la zona de Soldati fueron a tomar las tierras del Indoamericano, generando una verdadera pueblada. En simultáneo el gobierno de la CABA logra que la justicia ordene a la Policía el desalojo.
 
Un día antes del episodio represivo violento, encabezado claramente por la Policía Federal y seguido por los Metropolitanos, en el Ministerio de Justicia de la Nación hubo un debate sobre qué hacer frente a la orden de la Justicia, ante la cual había dos posiciones. Una de ellas sostenía que había que seguir el mandato de Néstor y Cristina desde el 2003, y que las fuerzas Federales no debían participar.
 
La otra posición era la del jefe de Policía, quien sostuvo que la Policía Federal podía garantizar un procedimiento seguro, proponiendo al Ministro Alak y al Secretario de Seguridad Sergio Lorusso, un hombre que se reporta en realidad a Aníbal Fernández, que se avanzara por ese "nuevo" camino.
 
Entrada la tarde se accede al pedido del jefe Vallecas. Se envían 200 efectivos, incluida la Guardia de Infantería, y ocurren los terribles hechos, con un saldo de muertos y fusilados.
 
Lo grave es que el Secretario de Seguridad se tomó un avión y se fue a cenar con unos amigos a Mar del Plata, mientras los ministros Fernández y Alak se fueron a un acto político en La Plata. No hubo jefatura civil del operativo; ¿por qué? Ese día desde Harvard, Duhalde desarrollaba su teoría de la mano dura para esta "nueva" etapa.
 
La Presidenta tomó el guante y creó un nuevo Ministerio de Seguridad; restableciendo las políticas trazadas por Néstor y adaptadas a las nuevas exigencias.
 
Es claro que faltan millones de viviendas y que es posible en un país tan amplio como el nuestro distribuir millones de lotes de 10x30 con servicios de luz, agua, cloacas, por la vía de créditos. Esa tarea la puede realizar un Estado Democrático, Popular, Nacional y Latinoamericano, y será revolucionaria como lo fue la recuperación de los fondos jubilatorios y la Asignación Universal por Hijo (AUH).
 
Así como demonizaron a Hebe y a Moyano, también quieren demonizar a Cristina desde el asesinato de Mariano Ferreyra, donde se combinan los mismos elementos empresarios, duhaldistas, sindicalistas y barrabravas con policías federales. Pasando por Formosa y la represión armada contra los Qom, donde se entrelazan el gobierno provincial, empresarios y policía provincial, junto a asesinos a sueldo que desplazan a indígenas de sus tierras, matan y buscan que la Presidenta asuma el costo de las muertes. Hay que impedir que sigan matando y desenmascararlos; el pueblo y las organizaciones debemos redoblar la unidad.
 
America Latina está siendo agredida por un plan desestabilizador de nuevo tipo, empujado desde el norte brutal. Vimos cómo intentaron derrocar hace poco al Presidente Correa, antes a Chávez, a Evo, sacaron del gobierno al Presidente Zelaya de Honduras. Hay conspiración porque nuestros Pueblos y Gobiernos van por el buen camino
 
Lo que ocurrió es una conspiración, Macri hizo lo suyo desde afuera, así como Duhalde, su mentor. Lo hicieron desde adentro, estos ministros, y seguramente otros que ya aparecerán, que quieren limar a Cristina para imponer otro candidato presidencial, porque afuera del gobierno no hay oposición que pueda desplazarnos.
 
Cada vez aparece mas claro el hilo conductor entre Scioli, Macri, Duhalde, Alak, Ritondo, Barrionuevo. No existe casualidad, solo causalidad. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario