ARCHIVO >

Consumir mejor puede ser alimentarse peor: El caso de Brasil

Según IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística), 90% de la población del mayor país sudamericano consume menos de 400 gramos diarios de frutas y legumbres, por debajo de lo recomendado por la OMS. Pero no necesariamente es un problema de pobreza y sí de falta de educación.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Una mayoría abrumadora de la población brasileña consume una cantidad de frutas, legumbres y verdura inferior a lo recomendado por el Ministerio de Salud basado en recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). 

Esa deficiencia enla ingesta alimentaria es lo que exhibe una investigación divulgado por el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE). 
 
De acuerdo con la investigación POF 2008-2009: Análise do Consumo Alimentar Pessoal no Brasil (Análisis del Consumo alimenticio Personal en Brasil), 90% de los brasileños ingieren diariamente menos de 400 gramos de esos alimentos por día
 
Entre los  hombres, la situación es aún más grave: además de ingerir menos frutas y legumbres, ellos consumen 5 veces más cerveza y bebidas destiladas que las mujeres.
 
Además, según la investigación, el menú del brasileño combina dieta tradicional a base de arroz y feijão (poroto negro) –una combinación que es nutritiva– con alimentos con reducido contenido de nutrientes y alto contenido calórico. 
 
Para tener una idea, el consumo de frutas y legumbres está por debajo de lo ideal pero la ingestión de bebidas con azúcar agregado, como jugos, bebidas sin alcohol y refrescos llega a 122 ml por día (menos de 1 vaso).
 
De todos modos, la mayoría de la población (61%) relató al IBGE un consumo excesivo de azúcar. 

La grasa saturada es también un ítem frecuente en el menú nacional –presente en la alimentación de 82% de los brasileños. 

El porcentaje de brasileños con consumo por debajo de lo recomendado de fibras fue de 68%. 

Y más del 70% de la población consume cantidades superiores al valor máximo de ingestión tolerable para el sodio.
 
Hombres y mujeres
 
Aunque el menú femenino sea más rico en verduras, frutas y ensaladas, las mujeres son también las mayores consumidoras de dulces en Brasil. 
 
Ellas consumen diariamente, por ejemplo, cerca de 4,2 gramos de chocolate, delante de los 2,7 gramos entre los hombres. 
 
En cambio ellos son los campeones cuando el asunto es comer fuera de casa: lideran esa carrera en casi todos los alimentos –excepto pan integral, biscochos dulces, productos diet, chocolates, helados y bocaditos-.
 
Los mayores consumidores de bizcochos rellenos son adolescentes, con 12,3 gramos diarios. 
 
Los adultos consumen cerca de 3,2 gramos de bizcochos (incluye galletitas) dulces todos los días, y los de la 3ra, Edad, 0,6 gramos. 
 
Los jóvenes acostumbrar alejar del plato a las ensaladas crudas: consumen solo 8,8 gramos diarios de esos alimentos, delante 16,4 gramos entre los adultos y 15,4 gramos entre los ancianos
 
Los mayores promedios de consumo diario entre los brasileños resultan el café (215,1 gramos), feijão (182,9 gramos), arroz (160,3 gramos), jugos (145 gramos), bebidas con gas (94,7 gramos) y carne bovina (63,2gramos). 

Entre los alimentos más consumidos afuera de casa están la cerveza, con 63,6%; bocaditos, 56,5%; bocaditos fritos y asados, con 53,2%; bebidas destiladas, 44,7%; pizzas, 42,6%; sándwiches, 41,4%, bebidas con gas diet o light, 40,1%.
 
Según la investigación del IBGE, el consumo diario de varios alimentos disminuye con la edad. Entre los ítems que van faltando en la despensa y en la heladera del brasileño de la 3ra. Edad, se encuentran: yogurt, bebidas lácteas, embutidos, sándwiches, bocaditos y bizcochos.
 
La ingestión poco saludable
 
Un dato muy importante consiste en que el poder adquisitivo parece estar mermando el consumo de alimentos típicamente brasileños. Por ejemplo, el arroz con feijão, que es una gastronomía nutritiva. 

Las clases más bajas están comiendo más esos alimentos, que son menos frecuentes en las clases de mayor poder adquisitivo, según datos de la Pesquisa de Ornamentos Familiares (Investigación de presupuestos Familiares), divulgados por el IBGE. 
 
Pero, entonces, la movilidad social comienza a resultar un obstáculo para la alimentación adecuada porque la población de mayor poder adquisitivo presenta una reducción en la ingestión de una dieta saludable, mientras comienza a consumir más bebidas con gas y bizcochos.
 
En la investigación, los entrevistados fueron divididos en 4 grupos, de acuerdo con la renta per capita:
 
> hasta R$ 296 (US$ 189), 
 
> de R$ 296 (US$ 189) a R$ 571 (US$ 365); 
 
> de R$ 571 (US$ 365) a R$ 1.089 (US$ 697); y
 
> + de R$ 1.089 (US$ 697). 
 
De acuerdo con el IBGE, el consumo diario de varios ítems que constituyen una dieta saludable disminuyó en la medida que la renta per capita aumenta.
 
En el caso del arroz, la ingestión diaria fue de 168,1 gramos en las familias con renta per capita hasta R$ 296, en cuanto la franja arriba de R$ 1.089 cayó a 129,7 grs. el mismo patrón fue verificado en el caso del feijão, que registró consumo diario de 195,5 grs. para la franja de renta per capita inferior y de 127,5 grs. para la franja más alta.
 
Ya el consumo diario de algunos tipos de alimentos que indican una dieta inadecuada – por presentar mucha grasa, sol o azúcar – también aumentó con la renta. 
 
Los dulces a base de leche fueron menos consumidos por la franja de renta más baja, 4,8 grs. y más ingeridos por la franja superior, 7,6 grs.
 
El fenómeno fue observado aún en la ingestión de bebidas con gas, 54,3 grs. (o 54,3 ml) por la clase más baja y 135,1 grs. (o 135,1 ml) por la clase más alta; pizzas, 0,7 grs. y 11,0 grs.; y bocaditos fritos y asados, 6,3 grs. y 16,6 grs.
 
De acuerdo al IBGE, la región Centro-Oeste de Brasil presentó el mayor consumo de arroz (195,4 gramos), carne bovina (88,1 gramos) y leche integral (45,4 gramos) por día. 
 
El feijão se destaca  en el Centro-Oeste (206,2 g) y Sudeste (218, 1 g).
 
La papa inglesa en el Sudeste (23,2 gramos) y en el Sur (18,6 gramos). 
 
El consumo de té es mayor en la región Sur (147,6 gramos).
 
En el Nordeste, hay gran consumo de choclo y gastronomía vinculada (50,9 gramos) y de feijão verde o de corda/roxinho (22 gramos), que casi no es citado en otras regiones. 
 
En el Norte, se destacan 3 productos cuyo consumo es muy bajo o hasta inexistente en el resto del país: pescado fresco y respectivas preparaciones (95 gramos), harina de mandioca (46,2 gramos) y açaí (28,4 gramos).
 
En relación al consumo fuera de casa, la papa frita tiene una ingestión mucho mayor en el Nordeste (72,2%), en relación a las demás regiones. 
 
En el Sur, se destacan los pescados (69,5 %), panes, tortas y biscochos diet/Light (48,3%) y linguiça (especie de chorizo) (27,0%). 
 
En el Norte, 91,5% del consumo de cerveza y 96,2% de bocaditos se consumen fuera del domicilio, de la misma formaque 72,6% del consumo de vino en el Nordeste.