ARCHIVO >

Obama pierde hasta en Twitter

La cuenta @barackobama empezó a tuitear a todos los congresistas Republicanos, estado por estado, por el techo de deuda de USA. Sin embargo, algunos usuarios creyeron que Obama estaba causando mucho ruido, tanto que perdió cerca de 37 mil seguidores ese mismo día.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Se podría decir que juega de local. El entonces candidatos demócrata a la presidencia de USA, Barack Obama fue sin duda el primer político estadounidense en hacer uso masivo de la red social Twitter.

Su cuenta, @barackobama, cuenta con un total de cerca de 9,4 millones de seguidores.

No obstante, la reciente petición a los ciudadanos en ocasion de la discusión legislativa referente al techo de endeudamiento de USA no aumentó la popularidad de la cuenta, sino más bien todo lo contrario.

Según revela el Daily Mail, Obama perdió cerca de 37.000 seguidores en la red social Twitter tras enviar 118 tweets con las peticiones a los ciudadanos para que presionen a los congresistas Republicanos de sus respectivos Estados con el fin de acelerar la consecución de una solucón de compromiso bipartidista. 

Horas después de que el Senado estadounidense rechazara, una vez más, el plan para elevar el tope de la deuda, Barack Obama decidió usar las redes sociales para presionar a los Republicanos: desde su cuenta en Twitter exhortó a la población a que refuerce la presión sobre el Congreso para reclamar a los legisladores que finalmente lleguen a un acuerdo, cosa que finalmente no ocurrió (ver nota relacionada).

“Esto es lo que vamos a hacer: durante todo el día vamos a difundir las cuentas de Twitter de los legisladores del Partido Republicano”, anunció la cuenta presidencial. "Si quieren ver un compromiso bipartidista háganselo saber al Congreso. Llamen. Manden correos electrónicos. Manden tweets", pidió en su cuenta.

El presidente de USA generó así muchísima actividad cuando hizo un llamado a sus millones de seguidores para que tuitearan en el Congreso de los Republicanos pidiendo “apoyo para una solución de ambos partidos (demócratas y republicanos) para la crisis económica”.

La cuenta @barackobama empezó a tuitear a todos los congresistas del partido opositor, estado por estado. Además, su cuenta ha usado el hashtag #compromise en un esfuerzo para comunicar su mensaje de unidad.

El resultado no solo no fue el esperado. Unos 37.000 seguidores, presumiblemente todos estadounidenses y por lo tanto potenciales votantes, dejaron de serlo. O sea, dejaron de ser seguidores twitteros… si bien seguirán siendo votantes.

Sin duda la campaña #compromise realizada por el presidente de USA tuvo un impresionante alcance, pero a un alto costo de seguidores.

De acuerdo a la empresa NM Incite, el hashtag ha sido usado más de 22.000 veces, y ha alcanzado a 36 millones de usuarios, en tanto que el presidente había sido nombrado unas 28.000 veces en diversos tuiteos.

Sin embargo, algunos usuarios creyeron que Obama estaba causando mucho ruido, tanto que perdió esos 37 mil seguidores ese mismo día. A continuación el cuadro que demuestra la actividad, al minuto: 




Las perdidas de Obama parecen haberse convertido en ganancias para los Republicanos. Por lo menos en lo que se trata de seguidores. Según el National Journal, los congresistas Republicanos aumentaron en 6.500 nuevos seguidores el mismo viernes (29/07). 

No es más que un síntoma virtual de una enfermedad muy real: la popularidad de Obama se ha resentido y en los últimos 2 días ha caído al 40%, un nuevo mínimo.

Dejá tu comentario