ARCHIVO >

El alzhéimer, la más temida después del cáncer

El alzhéimer es la enfermedad más temida después del cáncer y muchas personas dicen que se someterían a pruebas o harían que un ser querido se sometiera a las pruebas aun sin tener síntomas, aseguraron investigadores estadounidenses y europeos.

PARÍS (Reuters) - En la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer, realizada en la capital francesa, se reflejó la preocupación general por el creciente número de personas que padece la forma más común de demencia. El alzhéimer actualmente afecta a casi 36 millones de personas en todo el mundo.
 
Estudios recientes sugieren que la enfermedad comienza a desarrollarse al menos una década antes de que aparezcan los síntomas, y muchos creen que los controles previos jugarían un papel clave respecto al tratamiento de los pacientes y la preparación de sus familias para lo que está por venir.
 
Expertos de la Escuela de Salud Pública de Harvard realizaron un sondeo telefónico a más de 2.678 mayores de 18 años en USA, Francia, Alemania, España y Polonia, con fondos del laboratorio alemán Bayer, que está desarrollando una resonancia para detectar señales tempranos de la enfermedad.
 
El equipo descubrió que más del 85% de las personas que respondieron la encuesta indicaron que irían a un médico si tuviesen síntomas de confusión y pérdida de memoria. Y más del 94% dijo que querría lo mismo para un miembro de su familia.
 
Cuando se les pidió que identificaran la enfermedad más temida en una lista de 7 -que incluía el cáncer, la enfermedad cardíaca y el accidente cerebrovascular- casi 25% de los consultados de 4 de los 5 países aseguró que lo que más temía era contraer alzhéimer.
 
Muchos participantes del sondeo dijeron conocer o haber conocido a alguien con alzhéimer: un 72% de los franceses, un 73% de los alemanes, un 77% de los españoles, un 73% de los estadounidenses y un 54% de los polacos.
 
Y cerca de tres de cada 10 encuestados afirmó tener un familiar con la condición neurodegenerativa.
 
Ansiedad y desconocimiento
 
Pese a los altos niveles de ansiedad registrados en el estudio, un 40% de los encuestados dijo que no sabía que el alzhéimer era una enfermedad mortal, y mucho señalaron que creían que existían tratamientos efectivos que podían retrasar su avance.
 
Los medicamentos actuales sólo tratan los síntomas del alzhéimer, pero ninguno ha demostrado ralentizar el avance de la enfermedad, que despoja lentamente a las víctimas de su capacidad de razonar y cuidar de sí mismos.
 
Casi la mitad de las personas que participaron del sondeo cree que hay alguna prueba médica fiable que puede determinar si una persona que padece confusión y pérdida de memoria está atravesando la etapa inicial del alzhéimer.
 
E incluso las personas sanas sin síntomas están interesadas en hacerse las pruebas: alrededor de dos tercios de los consultados dijeron que se sometería a un examen para ver si eran propensos a desarrollar la enfermedad.
 
"Una cantidad muy importante de personas parece en este punto querer saber si corre un riesgo significativo, incluso sin tener síntomas", dijo uno de los autores del sondeo.
 
Aunque compañías como Eli Lilly and Co, General Electric Co y Bayer están cerca de crear resonancias que permitan detectar señales tempranas de Alzheimer en el cerebro, por el momento no existen pruebas médicas fiables que permitan hacerlo.

Dejá tu comentario