ARCHIVO >

Filmus dice que va por el voto de Pino y Telerman

En la 1ra. vuelta, el domingo 10/07, Mauricio Macri obtuvo 47,08%, y Daniel Filmus, 28%. Luego, Fernando Solanas, con 12,8%. Filmus dice que intentará ganar en la 2da. vuelta y se quedará con casi todo el voto de Solanas (¿?).

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). El Frente para la Victoria sigue intentando comprender qué le ocurrió en la elección porteña. El cristinismo no puede aceptar que los porteños no lo quieren. Apenas en la Villa 31 hicieron una gran elección, exacerbando el clientelismo en un barrio de emergencia cuya estructura rechazan los porteños (¿por qué no hacer una consulta popular sobre la Villa 31 y su peligrosa inseguridad edilicia?)
 
Algunos dicen que les faltó más populismo (Artemio López, citado por Horacio Verbitsky).
 
Otros, que abundaron las rencillas domésticas en el FpV (Verbitsky).

Daniel Filmus sigue reivindicando a Cristina Fernández, quien no aparece en la campaña de Filmus. En la 1ra. vuelta esa contradicción fue insostenible porque Filmus tenía un discurso "nacional", pero ahora que la oposición a Cristina festejó la derrota del FpV como "nacional" (provocando la queja de Verbitsky, siempre un mal perdedor), Filmus se plantea una campaña estrictamente porteña, como para minimizar el próximo resultado, que obviamente anticipa adverso. Y para explicar que Cristina seguirá ausente.
 
Filmus jura que todo será diferente ahora (?) y que articulará "una nueva mayoría" (casi parece un fan de Rosendo Fraga, presidente del Centro de Estudios Nueva Mayoría, devenido de un intento de creación de una fuerza política llamada Unión por una Nueva Mayoría, de José Antonio Romero Feris).

De todos modos, la ira no cesa. Demostración de ello es la embestida contra la consultora Burson Marsteller de parte de Tiempo Argentina (innecesaria por cierto porque no puede atribuirse a Burson el éxito de Macri. Y menos a Santiago Lacase, una máquina de perder clientes corporativos y que explica la menor facturación relativa de Burson). Es evidente que Daniel Enzetti no sabe ni de lo que escribe.
 
Aqui algunos fragmentos de la prensa cristinista porteña (la que más recursos financieros de la Nación consume y con peores resultados):
 
 
"Las fuerzas que apoyan a Daniel Filmus en el ballotage suscribieron ayer un llamado al electorado para revertir el resultado adverso en primera vuelta. Bajo el título “Encuentro por la Igualdad”, la convocatoria apunta no tanto a los actores políticos, sino a referentes de la cultura, el deporte y la ciencia que se manifiesten en contra de otros cuatro años de gobierno macrista en la Ciudad y sus secuelas. 

En un aparte de la reunión, donde se lo vio rodeado por Juan Cabandié, Martín Sabbatella, Carlos Tomada, Aníbal Ibarra, Carlos Heller, Gabriela Alegre, Delia Bisutti, entre muchos otros, Filmus anticipó a Tiempo Argentino cuáles son los ejes de la campaña para esta segunda vuelta. Y habló de todo: dijo que no se baja y que tampoco va a “macrizarse” para ganar; analizó el comportamiento del electorado y el escándalo Fito Páez y desmintió diferencias con Cristina.
 
–¿Cuál es el principal eje de su campaña de cara al ballottage?
 
–El desafío para la segunda vuelta es construir una nueva mayoría. Estamos lanzando el “Encuentro por la Igualdad” para poder agrupar al 53% que no votó a Macri, hacer repensar a algunos de los que lo eligieron y convocar a los que no votaron en primera vuelta. En ese sentido, analizamos cuál es el eje central que nos diferencia del modelo de sociedad que propone Macri, y el elemento principal que divide aguas es la igualdad, por eso el llamamiento. Hay mucha gente en el radicalismo, la Coalición Cívica, en Proyecto Sur, que aún sin coincidir con nosotros en el conjunto de las cosas que planteamos a nivel nacional, coincide en el tema de la igualdad, que es lo más descuidado por la gestión de Macri.
 
–Cambia el eje de la primera vuelta, entonces, que fue de corte más nacional. ¿Se “porteñiza” su discurso?
 
–Los que nos acompañaron a nosotros han sido los que coinciden tanto con el proyecto nacional como con nuestro proyecto en la Ciudad. Pero hoy apelamos a los que creen que hay que construir una nueva mayoría en la Ciudad con eje en la igualdad. Nosotros no nos movemos de nuestros valores ni de nuestros conceptos éticos. La diferencia con Mauricio Macri es centralmente el tema de los valores. La igualdad significa educación y salud para todos, por ejemplo. Independientemente de que muchos porteños no usen los hospitales, para nosotros el acceso a la salud es un tema principal para todos los porteños. El tema de que no haya villas es para todos los porteños, el tema de que puedas tener en la Ciudad un desarrollo mucho más armónico entre el sur y el norte es un tema de todos los porteños, entonces, la idea es apelar en esta segunda vuelta a estas cuestiones que tienen que ver más con los valores. (...)".
 
 
 
"A dos semanas del ballottage porteño, Daniel Filmus afirmó que “jamás se nos pasó por la cabeza bajarnos de la segunda vuelta” y dijo que se propone afrontar el desafío con dos mensajes. 

Uno, llamar a un Encuentro por la Igualdad para garantizar votos que en la primera vuelta no recalaron en el Frente para la Victoria. 

El otro, demostrar que los toques cristinistas de Mauricio Macri y su candidata a vice, María Eugenia Vidal, son un truco de último momento (...).

Un dirigente nacional del kirchnerismo reveló que la Presidenta respalda la decisión de ir al ballottage.
 
¿Ustedes tienen idea de los momentos difíciles que pasé yo?”, contó que dijo Cristina Fernández de Kirchner en la semana que pasó durante una reunión con los candidatos y colaboradores cercanos.

Filmus compartió una parrillada con su candidato a vice Carlos Tomada, dirigentes aliados al FpV como Martín Sabbatella y Aníbal Ibarra, y diputados electos o reelectos, como Juan Cabandié. Antes participó de un acto en el Congreso en recuerdo del año desde la vigencia de la Ley de Matrimonio Igualitario.

(...) Uno de los participantes del almuerzo de ayer (sábado 16/07), que compartieron 20 dirigentes, dijo a este diario que las prioridades son, en este orden, 
 
> consolidar el voto propio, 

> obtener al menos los dos tercios del voto pinista de la primera vuelta, 

> ganar el 1,76 por ciento que votó a Jorge Telerman y 

> disputar la franja de los que votaron a Macri y, en las encuestas de intención de voto para octubre, dicen que pondrán la boleta de Cristina Fernández de Kirchner.

Mejoramos en barrios populares como Villa Lugano, donde la diferencia en contra fue del 4 por ciento, y ganamos por ejemplo en la Villa 31 por 60% a 20%”, dijo Cabandié antes de ir a un encuentro justamente en la 31 antes de sentarse a ver el partido Argentina-Uruguay. (...").
 
 
 
"(...) Los embates para que Filmus desista de presentarse al balotaje y con el propósito de endilgarle las efusiones emocionales de algunos simpatizantes famosos cesarán esta semana. Se reanudará entonces la campaña para el último round, que ocurrirá dentro de dos domingos, y volverán a ponerse en tensión las dos almas del FpV porteño, cuyas lecturas contrapuestas del distrito y de la estrategia apropiada hicieron cortocircuito desde la apertura del proceso electoral. 
 
Una postulaba la recreación de la “alianza progresista” conducida en 1999 y 2003 por Aníbal Ibarra y que se hizo humo en la Navidad de 2006; la otra insistía en la necesidad de acentuar el carácter peronista, kirchnerista y/o populista del FpV. Cada una de ellas tiene además subtendencias y matices. 
 
El propio candidato Filmus y sus adherentes de Nuevo Encuentro y del ibarrismo residual representan la primera hipótesis. Todos ellos formaron parte de esa experiencia. Los candidatos a la vicejefatura y a primer legislador, Carlos Tomada y Juan Cabandié, encarnan la segunda. Tomada, quien hizo su carrera como abogado de los sindicatos de la CGT que se definen a sí mismos como Los Gordos, expresa a la militancia peronista porteña que a duras penas sobrevivió al terremoto Grosso y al tsunami Alberto Fernández. Cabandié, en cambio, cabalga la ola de efervescencia juvenil a la que apostó Kirchner a partir de 2007 y que se hizo inocultable a partir de su muerte, en octubre pasado.  (...)".
 
 
 
"(...) Desde hace varios meses escucha consejos de gurúes pertenecientes a Burson Marsteller (BM), la multinacional de comunicación y operaciones de prensa que Jorge Videla contrató en 1978 para mentirle al mundo e instalar que los miles de asesinatos y desapariciones de la dictadura eran parte de una campaña de desprestigio. 

La corporación fue la creadora del eslogan: “Los argentinos somos derechos y humanos”, asesoró a la Junta Militar en tareas de propaganda sucia, diseñó avisos en gráfica y en televisión que hablaban del “flagelo de la subversión” en una tierra de “paz y camaradería”, y trabajó junto a equipos de periodistas convertidos en voceros de los asesinos, como Enrique Romero, corresponsal de El Gráfico en Mendoza, y Reneé Salas, de la revista Gente. 

El jefe del partido amarillo conoce muy bien a los lobbistas de BM, creadora hace poco tiempo en su sede de la Argentina de un departamento de capacitación para aspirantes a funcionarios públicos. Cuando Macri era presidente de Boca Juniors, la seleccionó como agencia internacional encargada de cambiarle la cara al club, empecinado en transformarlo en una sociedad anónima. Entre otras cosas, le pidió a la empresa que organizara una licitación para conseguir sponsors dispuestos a estampar su nombre en la camiseta de los planteles de fútbol y básquet. Y en 2007 pagó miles de dólares por sus servicios en las elecciones que lo llevaron a desembarcar por primera vez en la Ciudad.

El gerente general de Burson Marsteller Argentina es Santiago Lacase, licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Católica. Experto en Relaciones Internacionales, fue director ejecutivo de la consultora Ipsos-Mora y Araujo, es adjunto en la cátedra Análisis del Universo Político, y participó en varios cursos y seminarios vinculados a campañas electorales. 

Significa la más importante referencia de Macri dentro del pool, pero no sólo por el lugar máximo que ocupa en la filial, sino además porque entre ambos existen contactos en común. Lacase está vinculado a la Fundación Grupo Sophia –donde se desempeñó como director ejecutivo–, fundada e integrada por Horacio Rodríguez Larreta, jefe de campaña de Macri. 

Pero además es parte del staff de la Fundación Odiseo, pretendida usina de “jóvenes capaces de enfoques y prácticas novedosas que aporten soluciones a las viejas y nuevas demandas ciudadanas”. Allí se cruza regularmente con Augusto Rodríguez Larreta, el hermano de Horacio que, siendo jefe de Gabinete PRO, el año pasado esquivó una denuncia por tráfico de influencias para beneficiar a Augusto en la realización de un gigantesco emprendimiento inmobiliario. Se trata del proyecto “Solares de Santa María”, un megabarrio VIP de 70 hectáreas sobre el Río de la Plata, a metros del Obelisco. 

El macrismo intentó cerrar ese negocio de 600 millones de dólares en 2010 junto con IRSA –la mayor inversora en bienes raíces del país–, cuando según esa denuncia su gerente de Relaciones Institucionales era nada menos que Augusto Rodríguez Larreta. (...").
 
 
Horacio Verbitsky termina citando a Artemio López:
 
"(...) Por eso, piensa (N. de la R.: Artemio) que “los esfuerzos de desarrollo territorial del kirchnerismo porteño aprovechando el impacto de las acciones del gobierno nacional en el distrito, la expansión de los locales de La Cámpora y otras agrupaciones y referentes sociales, la articulación con nuevos espacios sociales”, fueron en el camino correcto de “priorizar el formato populista de construcción y abandonar el rol de furgón de cola de la cultura progresista en la ciudad y su modalidad de armado tradicional, con eje espacial centro norte y sobre segmentos medios homogéneos”. 

El impacto de las obras del gobierno nacional, el aporte adicional de seguridad con el plan Cinturón Sur y las políticas de contención social específicas explicarían, para López, el resultado obtenido por el FpV en la Comuna 8, zona de influencia del conflicto del Club Albariño, que comprende los barrios de Lugano, Soldati y Villa Riachuelo. Allí Macrì sólo aventajó a Filmus por 4,3%, que se extendieron a 10 puntos porcentuales en el conjunto de la zona sur. Esta no pasa de ser una hipótesis, cuya demostración requerirá un plazo más largo, y a la que es posible formularle objeciones puntuales, como que la ola de prosperidad también alcanza a la zona sur, donde es imposible encontrar un local desocupado para alquilar, o la pregunta acerca de qué ocurriría si ese tipo de intervención populista se replicara en las zonas Centro, Oeste y Norte de la Ciudad, donde el FpV perdió por 15, 16 y 36 puntos respectivamente. Pero en cualquier caso, constituye una guía para la acción, algo de lo que el sector de Filmus carece."

Dejá tu comentario