ARCHIVO >

Chile: al menos 83 muertos por un incendio en una cárcel

El desastre ocurrió en la prisión San Miguel, al sur de Santiago. El fuego se inició cerca de las 5 de la madrugada durante una pelea entre presos. Investigan si las autoridades cerraron las puertas del recinto y no permitieron un rápido ingreso de bomberos.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24) Este no es un buena año para Chile. Cuando aún intenta recuperarse de las secuelas del terremoto –a principios de año-, del rescate de los mineros –en octubre- y del choque fatal accidente entre un micro y un camión el mes pasado, Chile vuelve a sufrir una nueva tragedia. Al menos 83 presos murieron y otros 14 resultaron heridos de gravedad al incendiarse parte de la cárcel San Miguel, al sur de Santiago.
 
Luis Masferrer, director nacional de Gendarmería, la policía de prisiones, dijo que el siniestro comenzó a las 5.30 de la madrugada debido a una riña. Y fue controlado unas tres horas después.
 
Las primeras informaciones detallaron que las llamas se propagaron tras la quema de colchones, producto de una pelea entre los reos de los dormitorios 4 Norte y 4 Sur, de la torre 5, informa La Tercera de Chile. 
 
Desde el presidio, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo que los fallecidos pertenecen en su mayoría a presos alojados en el lado sur de la torre 5, por las quemaduras sufridas y por asfixia. 
 
Sobre los heridos, Mañalich dijo que "hay 14 de carácter grave con quemaduras externas y de sus vías respiratorias", mientras que precisó que también sufrieron lesiones otros 3 integrantes del servicio penitenciario y un bombero. 
 
Las autoridades aún no explicaron a qué se debió el alto número de muertos, ni cuánto tiempo debieron esperar los bomberos antes de que se les dejara ingresar a la Torre 5. Tampoco se sabe qué tipo de reos había en el lugar, si estaban procesados o condenados.
 
El hacinamiento y la sobrepoblación habrían sido factores claves para que se desate la tragedia. El ministro de Justicia, Felipe Bulnes, dijo que "sin adelantar conclusiones finales, hay que destacar lo difícil que se hacen los operativos en una cárcel en condiciones de hacinamiento" como al de San Miguel, que albergaba a unos 1.900 presos, 800 más que su capacidad. 
 
En una conferencia de prensa improvisada desde el penal de San Miguel, Sebastián Piñera cuestionó el sistema carcelario, advirtió que existe superpoblación en los penales y atribuyó la responsabilidad del hacinamiento a las gestiones anteriores.
 
"La prioridad es ayudar a los heridos, pero debemos ser capaces de levantar la vista y darnos cuenta de que Chile no tiene el sistema carcelario que se merece y que es un problema que sufrimos desde hace mucho tiempo", dijo el presidente de Chile.
 
Y lanzó: "Necesitamos un sistema carcelario propio de un país civilizado. Nuestro sistema carcelario no es digno de seres humanos"
 
Además, Piñera aclaró que el grado de hacinamiento en las cárceles supera el 70% y en San Miguel, lugar de la tragedia, es superior al 90%.
 
En tanto, el mandatario aclaró que para combatir la superpoblación analizan traer cárceles de emergencia mientras se construyen tres nuevos penales. Y reconoció que la población carcelaria está en aumento por la política en seguridad impulsada por su gobierno, aunque calificó el hacinamiento como "un mal heredado". Rápido de reflejos salió a hablar e presidente. Es que su presencia cuando rescataban a los mineros le trajo buenos réditos en términos de imagen.
 
Los familiares de los detenidos en las afueras de la cárcel afirmaron en declaraciones a la televisión estatal que gendarmería cerró las puertas del recinto y no permitió un rápido ingreso de bomberos.
 
Uno de los presos llamó por teléfono celular a la televisión estatal y dijo que muchos de sus compañeros murieron por asfixia. El periodista que recibió la llamada dijo que se escuchaban los gritos de los reclusos, pidiendo que los dejaran salir de la Torre.
 
En las cercanías de la cárcel de San Miguel, se congregaban centenares de familiares desesperados, muchos de ellos con actitudes agresivas, para saber si sus parientes están entre los fallecidos.
 
Se actuó oportunamente y con prontitud, pero tenemos una población de 1.900 internos. La información que les entregamos es para que las familias sepan la situación. Ahora estamos trabajando en la identidad de los fallecidos'', dijo el coronel Jaime Concha, subdirector operativo de Gerdarmería.
 
Por su parte, el presidente Sebastián Piñera suspendió su asistencia al lanzamiento de los juegos Odesur, programado para esta mañana.
 
También se postergó el partido entre Universidad de Chile y Unión Española, en el estadio Santa Laura, por la liguilla para clasificar al tercer club chileno a Copa Libertadores.
 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario