Muy obvio, La Nación: Alineado a Macri, dijo que "Rafecas no inspira confianza"

En un nuevo editorial, el diario La Nación se alineó al punto de vista del ex presidente Mauricio Macri y apoyó el reclamo de bajar al juez Daniel Rafecas para la Procuración de la Nación. ¿Qué le pasa a La Nación? En todo caso, los Saguier y los Mitre deberían blanquear si mueren de ganas por ser candidatos de Juntos por el Cambio.
lunes, 2 de noviembre de 2020 · 16:57

El diario La Nación volvió a generar polémica por un nuevo editorial muy alineado al punto de vista y las preocupaciones del ex presidente Mauricio Macri, dejando de lado la calidad periodística que un medio debería resguardar.

En esta oportunidad, se tituló "A la Justicia, solo personas ejemplares" y disparó directamente contra el Frente de Todos y el juez Daniel Rafecas, quien ya fue propuesto por Juntos por el Cambio para ser procurador de la Nación y ahora intenta concretar el oficialismo.

Fiel a su estilo, puso a "la ciudadanía" como escudo. ¿Qué diario o qué periodista está en condiciones de hablar en nombre de la ciudadanía o de la sociedad?

"El Gobierno ha intensificado su acción para remover al doctor Eduardo Casal, que ocupa interinamente pero de manera regular el cargo de procurador general de la Nación, y mantiene la postulación para ese cargo del juez federal Daniel Rafecas, que debe obtener para su nombramiento el acuerdo del Senado. Lamentablemente, cada vez que los naturales "frenos y contrapesos" de la división de poderes dificultan una designación, el camino parece ser cambiar las reglas: aumentar el número de miembros de la Corte o cambiar la mayoría necesaria para designar al procurador general de la Nación. La ciudadanía percibe que las normas son sólo una herramienta maleable para la voluntad política y no un límite para ejercerla de modo previsible.

El procurador no solo es la cabeza de los fiscales, de los que según el sistema acusatorio que se está poniendo gradualmente en marcha dependerá la efectividad de los procesos penales. Además, tiene a su cargo trazar la política criminal. Su designación no puede hacerse solamente porque las alternativas sean peores, como si fuera otra materia del mercadillo de trueques partidarios. Debe, lo mismo que el sitio reservado a cualquier juez, ser ocupado por alguien ejemplar, que no despierte siquiera la más mínima sospecha de que se apartará de la tarea de aplicar el derecho para dedicarse a negociar con el poder político".

Recordemos que este editorial se da en el marco del reclamo de Macri de bajar la reforma judicial y la designación del procurador para comenzar con el acuerdo al que el oficialismo y un importante sector de Juntos por el Cambio quieren llegar para destrabar la crisis política y así enderezar la economía.

"El doctor Rafecas no inspira esa confianza", sentenció La Nación.

"Además de haber tenido una cuestionada actuación en varias causas de relevancia pública relacionadas con la actuación del poder político, fue sancionado por el Consejo de la Magistratura por serias inconductas que no revelaron un desconocimiento del derecho, sino infracciones a las más mínimas obligaciones de decoro e imparcialidad, al tiempo que admitió haber dialogado con la parte imputada en clara preparación de lo que él mismo habría podido decidir más tarde", siguió.

"Tampoco la justicia federal en general merece confianza de la ciudadanía por la forma en que aborda los actos de corrupción, que son endémicos en la Argentina y sobre los cuales cada día hay más muestras de que las investigaciones se impulsan o abandonan según los vientos electorales", agregó, sin especificar si se refería a las causas de los ex funcionarios K o de los ex funcionarios M. ¿Qué le pasa a La Nación?

"Los jueces y los fiscales no son votados por la población. Solo pueden ser removidos por muy serias razones merced a procedimientos fuertemente politizados y no son responsables por la manera en que resuelven sobre la libertad, la propiedad y la honra de los ciudadanos.

La dirigencia política argentina no ha tomado conciencia de la trascendencia que tiene la elección de un juez o del jefe de los fiscales.

El contraste con lo que ocurre en otros países es desolador. Basta ver cómo los senadores de los Estados Unidos interrogan a los candidatos para la Corte: existen las razones meramente partidarias, pero los legisladores analizan fallos, posiciones académicas y antecedentes personales, sabiendo de qué hablan. No se limitan a repetir una pregunta redactada por algún asesor. Saben que los votantes de sus distritos les harán pagar la responsabilidad política de una decisión desafortunada.

Todos, jueces, fiscales y políticos están siendo escrutados cada vez con mayor intensidad por los ciudadanos, algo de lo que no parecen haberse dado cuenta. Por tal motivo, al Poder Judicial y al Ministerio Público Fiscal deben llegar sólo las personas ejemplares. Que también las hay y que no son difíciles de identificar cuando existe la voluntad de hacerlo", disparó.

Es cierto que los dirigentes no son carmelitas descalzas, y menos aún la ex presidenta Cristina Fernández, pero el diario debería hablar de frente a sus lectores y blanquear porqué se alinea detrás de cada reclamo de Macri.

Otras Noticias