Aborto: Ahora el FdT admite que aceptará cambios para no perder la votación

Quedan 6 días para la sesión en el Senado donde se debatirá por segunda vez el proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) y el Gobierno nacional sigue sin poder asegurarse la victoria en la votación. Si bien desde el Frente de Todos se venían negando a la posibilidad de modificar el proyecto con media sanción de Diputados, ya estarían trabajando en los cambios para confirmar los votos de algunos indecisos como el rionegrino Weretilneck, los entrerrianos Kueider y Olalla y el catamarqueño Castillo. Las modificaciones sólo demorarían más la sanción definitiva, porque deberá volver a Diputados donde los votos ya están. La cuestión es si los cambios alcanzarán para consolidar la aprobación. En el medio, hay rumores de una movida de Juntos por el Cambio para hacerle sufrir una derrota a Alberto Fernández.
miércoles, 23 de diciembre de 2020 · 12:32

El Frente de Todos insiste en que no habrá modificaciones al proyecto de legalización de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pero puertas adentro ya trabaja en los cambios que puedan asegurar la aprobación, que derivará en un regreso a la Cámara de Diputados, donde los votos para la sanción definitiva están garantizados.

Ocurre que el oficialismo no quiere perder la votación. Tanto Alberto Fernández como la propia Cristina Fernández, quieren evitar el escenario de la derrota. El primero porque es el que envió el proyecto al Congreso como parte de sus promesas de campaña. La segunda porque no quiere quedar como la responsable de una derrota en la cámara que maneja desde el 10 de diciembre.

Las perspectivas de la votación desfavorable a la sanción de la IVE le hizo comprender al Frente de Todos que tendría que aceptar modificaciones al proyecto para sumar los votos de los indecisos, principalmente el del senador por Río Negro, Alberto Weretilneck, que hace rato viene insistiendo con dos cambios. El principal es poner como limite para la IVE en caso de violación la semana 22 de gestación. La otra es aclarar la redacción que permite el aborto después de la semana 14 en caso de que estuviera en peligro la vida o la salud integral de la persona gestante.

En el Senado se dice que a Weretilneck le aseguraron que los cambios que pide estarían reflejados en la reglamentación de la ley que debe hacer el Poder Ejecutivo.

Es más, circula la versión de que la propia Vilma Ibarra se lo habría prometido en persona y que el rionegrino habría rechazado la propuesta e insistió en que los cambios sean en el proyecto.

Un dato adicional: Cuando Ibarra estuvo en Diputados repitió varias veces que estaba siguiendo de cerca el ‘poroteo’ en la Cámara alta, donde quien se ocupa de esas cuestiones es Cristina Fernández a través de sus personas de confianza.

El contacto con Weretilneck habría cruzado las fronteras del ámbito que maneja la vicepresidenta, generando mayor encono hacia la autora del libro Cristina Vs. Cristina, pero eso no cambia que la exmandataria se mantiene en su tesitura de no tener que desempatar y que tampoco se pierda la votación.

Sobre este último punto se dice que en el entorno de CFK su malestar es porque Alberto Fernández no se aseguró los votos antes de enviar el proyecto y que lo hizo a destiempo con el contexto de la pandemia.

Luego, analizan que si la votación sale favorable el Presidente y su secretaria capitalizarán la victoria, aunque esto ocurrirá en parte porque Cristina no quiso aparecer con un rol activo en la búsqueda de votos.

Y por el contrario, si el proyecto es rechazado, cree que la culparán a ella.

En esas especulaciones entra también la oposición, porque sus votos también son esenciales. El sector ‘verde’ quiere tener protagonismo y reclamará su parte si hay victoria pero hará silencio y dejará que el Frente de Todos cargue con la derrota.

La respuesta será en ese caso acusar al ala dura de Juntos por el Cambio de sabotear el proyecto si algunos de sus verdes se da vuelta.

Por eso el diario Página/12 este miércoles 23/12 ya instala la ‘mezquindad’ de la oposición, por si hay derrota. Pero admite que habrá que hacer cambios porque los propios ‘verdes’ tampoco están seguros.

En rigor de verdad, lo de Weretilneck ya lo habían planteado algunos diputados. De hecho, en el debate en el recinto de la Cámara baja el opositor Fernando Iglesias intentó en vano poner el límite que reclama el rionegrino para la práctica de la IVE pero fue rechazado por el oficialismo, se desconoce si por una cuestión de aversión a su persona o por los tiempos del tratamiento legislativo.

Lo cierto es que esa modificación realizada a tiempo hubiera quitado un argumento a Weretilneck y a los grupos opositores a la IVE que plantearon falsamente que el proyecto habilitaba a realizar abortos hasta incluso el noveno mes por cualquier razón.

Como ya se planteó en Urgente24, los cambios en el Senado harán retornar el proyecto a Diputados, donde no tendrá problemas para aceptarlos con la misma mayoría simple que se descuenta que habrá en la Cámara alta.

Si bien Página/12 acusa a la bancada de Juntos por el Cambio de pretender una derrota de Alberto Fernández en su proyecto y se apunta a los cordobeses Laura Rodríguez Machado y Ernesto Martínez, en esa bancada su titular el misionero Humberto Schiavoni está a favor desde 2018 y niega las presuntas maniobras del ala dura de Juntos por el Cambio. “No hay un mandato partidario”, declaró ante Infobae este 23/12.

Según pudo saber este medio de una senadora muy cercana a Cristina Fernández, la titular de la comisión de Banca de la Mujer, Norma Durango, es una de las encargadas junto con Anabel Fernández Sagasti, de definir los cambios que se podrían introducir en el proyecto sobre tablas.

Esa senadora había confesado la semana pasada en off que la ley, tal y como estaban los votos y el proyecto, no salía y que se requerían más gestiones.

Con las modificaciones no sólo se busca convencer a Weretilneck, sino también al entrerriano Edgar Kueider que había firmado el dictamen a favor de la IVE en disidencia.

En la movida también se busca consolidar el voto de los opositores cordobeses Machado, Ernesto Martínez (también firmó el disidencia el dictamen) y la entrerriana Stella Olalla. Se descuenta que el salteño ‘Oso’ Levy cambiará su voto ‘celeste’ por verde tras la reunión a solas con el Presidente de la Nación días atrás.

Otras Noticias