Aborto: Juega Alberto F. pero con cambios o empate pedirán 'alargue' (enero)

Faltan 8 días para el tratamiento de la Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) en el Senado y el Gobierno nacional todavía no asegura los votos para sancionar el proyecto enviado por el Presidente. Cristina Fernández cumplió con su parte en cuanto a los giros a comisión y dejó las negociaciones en manos de Anabel Fernández Sagasti. Pero su tarea no alcanza y Alberto Fernández también se involucró en esa labor apelando a los gobernadores. En tanto, surgieron dudas entre los ‘verdes’ opositores y entre los ‘celestes’ preocupan las ausencias y la salud de Carlos Menem. Si persiste el empate o se aceptan cambios podría haber postergación a enero.
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 14:43

El Senado de la Nación entra en la recta final hacia el tratamiento de la IVE el 29 de diciembre con final abierto ya que el ‘poroteo’ de los votos en la Cámara alta sigue siendo parejo e inestable.

Ni los ‘verdes’ ni los ‘celestes’ pueden asegurar que sus números estén consolidados. Sobre los senadores hay una mezcla de presiones que provienen desde distintos ángulos: desde la Casa Rosada hasta las organizaciones civiles –de uno y otro bando- de las provincias y las religiosas.

En cuanto al bando ‘verde’, desde el Senado dicen contar con 35 votos. Pero por lo bajo dudan de esa cifra y quieren llegar a los 37 que garantizan el quorum y la aprobación sin preocuparse por los votos ‘celetes’.

Ante los esfuerzos infructuosos de Anabel Fernández Sagasti -mano derecha de Cristina Fernández y en quien deslindó la búsqueda de voluntades para no tener que desempatar- el presidente Alberto Fernández habría empezado a involucrarse en las negociaciones con los gobernadores para lograr, al menos, algunas ausencias o abstenciones de los legisladores que les responden.

Un ejemplo que hizo sonar las alarmas entre los opositores a la IVE fue la semana pasada cuando el primer mandatario recibió en la Casa Rosada al salteño Sergio "Oso" Leavy.

También en la Rosada apuestan a sumar a la sanjuanina Cristina López Valverde y a la misionera Magdalena Solari Quintana. Pero ninguna de ellas hasta ahora dio muestras de votar a favor y el tiempo se acaba.

Hasta el momento las gestiones de Alberto tampoco alcanzarían para asegurar la sanción y cerca de la vicepresidenta se quejan de su falta de cálculo de los votos e incluso sospechan de una maniobra malintencionada. Creen que si la ley no sale se responsabilizará a Cristina por su manejo de la Cámara alta y si sale la capitalizará Alberto. 

En la oposición ‘verde’ empezaron a circular rumores de que podrían cambiar su voto los cordobeses Laura Rodríguez Machado (no firmó el dictamen), Ernesto Martínez (este último firmó en disidencia) y el radical Oscar Castillo (que tampoco firmó).

Otro firmante en disidencia y que no asegura votar a favor en el recinto es el entrerriano oficialista Edgardo Kueider, que incluso plantea modificaciones al igual que el aliado del Gobierno el rionegrino Alberto Weretilneck, a quien no habrían convencido con el argumento de los cambios a través de la reglamentación de la ley una vez sancionada.

El exgobernador de Río Negro cuestiona la letra del proyecto en cuanto a la objeción de conciencia y los plazos para someterse a la práctica de la IVE. Y considera que eso sólo puede repararse en el recinto.

Aquí entra la alternativa de los cambios con retorno del proyecto Diputados, como ocurrió con el Presupuesto 2021, lo que estiraría la discusión hasta enero.

Pero también podría postergarse el debate del aborto en el Senado si no se garantiza la sanción, hasta el inicio de 2021 puesto que las ordinarias fueron extendidas hasta el 3/1.

Por último, los celestes dicen contar con 34 votos seguros, pero en off dicen tener 32. Ahora dudan de Levy y de la evolución de la salud de Carlos Menem.

Otras Noticias