Aborto: Si los 'verdes' no juntan los votos, el Gobierno postergaría la votación (arden los teléfonos)

Tal como ha informado Urgente24, en el Senado hay una leve ventaja "celeste" respecto al proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) pero todavía quedan algunos senadores indefinidos que podrían inclinar la balanza. Por ahora, los números están 36 en contra, 33 a favor. Hay fuertes versiones de que si la situación continúa de esta manera, el Gobierno podría aceptar modificaciones al proyecto y lo enviaría a Diputados, lo que postergaría la votación para convertirlo en ley. Mientras tanto, y con el reloj corriendo, siguen las intensas negociaciones para convencer a los indecisos, tanto de un lado como del otro.
viernes, 18 de diciembre de 2020 · 19:59

Ayer (17/12) las comisiones del Senado lograron firmar dictamen sobre el proyecto enviado por Alberto Fernández para legalizar el aborto, y la iniciativa oficial quedó en condiciones de ser tratada en el recinto el próximo 29/12. Sin embargo, hay fuertes versiones de que el Gobierno, ante la posibilidad de que finalmente los "celestes" sean mayoría, intentaría postergar la votación en el Senado.

En rigor, la estrategia sería aceptar algunas modificaciones planteadas en las comisiones y volver a enviar el proyecto a Diputados para que esa Cámara dé su aval. De esa manera, el Gobierno se garantizaría que una vez que llegue al Senado, la iniciativa sea aprobada. De concretarse, la votación quedaría postergada para 2021.

Mientras tanto, y con el reloj corriendo, continúan las intensas negociaciones -de un lado y del otro- para convencer a los indecisos. Dicen que los teléfonos están que arden por estas horas...

Según pudo saber Urgente24, por ahora, los números están 36 en contra, 33 a favor. Pero todo puede cambiar de un momento a otro.

Las firmas del dictamen ayer despejaron las dudas que había con algunos senadores que hasta ese momento no habían revelado cómo iban a votar. Por ejemplo, la kirchnerista Silvina García Larraburu cambió su rechazo de 2018 por la positiva, mientras que el entrerriano Edgardo Kueider apoyó aunque en disidencia al igual que el cordobés Ernesto Martínez. Estos dos últimos no han confirmado cómo votarán.

Otras senadoras que aún no han anunciado cómo votarán son la neuquina Lucila Crexell (la única senadora que se abstuvo en 2018), y la entrerriana Stella Maris Olalla (JxC), que tampoco suscribieron el dictamen.

Quien hace dos años votó a favor, pero este jueves no firmó el dictamen es la senadora cordobesa de Juntos por el Cambio Laura Rodríguez Machado, lo cual abre un interrogante respecto de su voto.

Tampoco se conoce cómo votará el senador catamarqueño Oscar Castillo: si bien en 2018 votó a favor, ahora considera que no es el momento político para discutir este proyecto y, por lo tanto, podría llegar a abstenerse.

El voto en disidencia de Kueider no asegura su voto positivo en el recinto. Al entrerriano le parecieron correctas algunas de las propuestas del ex gobernador rionegrino Alberto Weretilneck, principalmente la de marcar límites a los abortos legales: que sólo sea aceptado hasta la semana 14 y que la ley especifique que después de ese límite sólo pueda accederse en cuatro casos (inviabilidad del feto, violación a menores de 13 años, violación a mayores de 13 años hasta la semana 22 y grave peligro para la persona gestante, en este último caso, en cualquier momento del embarazo). 

La objeción de conciencia es otro tema en discusión. En Diputados se agregó, a pedido de algunos senadores, la objeción institucional con obligación de derivación a un centro asistencial que atienda a la persona gestante. Sin embargo Weretilneck, que defendió el derecho de las mujeres a decidir, señaló que eso impide en ocasiones el acceso a la práctica y destacó que en Río Negro el 73% de los ginecólogos son objetores. También pidió obligar a la denuncia penal en violaciones, algo en lo que había insistido sin éxito el diputado bonaerense Eduardo ‘Bali’ Bucca que había solicitado subir las penas.

"Por supuesto que es perfectible”, respondió Anabel Fernández Sagasti, vicejefa del bloque del Frente de Todos al defender el proyecto. Ella quedó al frente de la bancada oficialista como representante y negociadora ‘verde’ porque el titular de la bancada, José Mayans, es activo militante ‘celeste’.

Sobre uno de los planteos de Weretilneck, Fernández Sagasti opinó que cree que hay muchos objetores de conciencia más por temor a represalias, cuando no hay ley que los ampare, que por convicción.

Por su parte, Martínez dijo que "en mi caso en el artículo 11 y el artículo 13, y tengo que reservarme ese derecho para una discusión en el recinto que todavía no sé de qué modo se va a dar”, anticipando que firmaría el despacho con disidencias parciales.

Así las cosas, y si los números siguen dando mayoría de rechazo al proyecto, el Gobierno podría aceptar las modificaciones propuestas para garantizar que haya aprobación en el Senado. Eso sí, habrá que esperar a que vuelva a pasar por Diputados.

Ayer, el senador salteño Sergio “Oso” Leavy, que como diputado votó en 2018 contra el aborto, se reunió con Alberto Fernández, y se generaron algunas suspicacias. Sin embargo, Leavy aclaró que ese tema no estuvo entre lo conversado con el Presidente.
 

Otras Noticias