Femicidio y suicidio: un nene estuvo encerrado dos días junto a los cadáveres de sus padres

Un femicidio seguido de suicidio conmocionó a la localidad bonaerense de Gregorio de Laferrere. Y es que un hombre mató a su esposa -que estaba embarazada- de al menos 11 puñaladas y luego se ahorcó. Además del crimen, un nene de cuatro años estuvo 48 horas encerrado en un cuarto con los cadáveres hasta que fue rescatado por la policía. El nene está en estado de shock.
lunes, 21 de diciembre de 2020 · 20:51

Un terrible hecho violento terminó con una mujer asesinada y un hombre muerto en Laferrere. El hecho conmocionó a los habitantes de la localidad, quienes no se esperaban que la familia tuviera el fatal desenlace. 

Todo se descubrió cuando una mujer llamó al 911 para contar que tenía dos días tratando de ubicar a su hermano, pero que él no le atendía el teléfono y nadie abría la puerta de su casa. Así fue como la policía logró descubrir el terrible hecho. 

En una vivienda, ubicada en Fournier al 4000, Juan Gabriel Mamani le había dado al menos once puñaladas a su esposa, embarazada de seis meses, y después se suicidó. En otra habitación, encerrado y en shock, estaba el hijo de cuatro años de la pareja.

El menor fue el único testigo de lo ocurrido en la planta alta de la vivienda, pero tuvo que pasar solo y sin poder salir de un cuarto 48 horas hasta que la policía forzó la entrada y encontró al nene y a los cuerpos de sus padres.

La criatura tenía signos de deshidratación y recibió asistencia médica y psicológica de urgencia. 

La víctima del femicidio es Jimena Huanca, de 30 años, que estaba tirada en el living de la propiedad, semidesnuda y con un cable alrededor del cuello. El cuerpo del femicida no estaba muy lejos de ella. El hombre se había colgado de un caño de gas que había en el techo. Para los investigadores, los indicios apuntan a que el hombre intentó estrangular a su esposa, no pudo y entonces la apuñaló con salvajismo. Después se quitó la vida con otro cable.

De acuerdo a las primeras pericias en el lugar, según publicó el portal Primer Plano, la víctima del femicidio cursaba un embarazo de seis meses y tenía once heridas de arma blanca en el pecho. Había dos cuchillos ensangrentados en la escena, que fueron incautados por la policía.

Además trascendió que el hombre era adicto a las drogas y el acohol.

La causa fue caratulada como “Femicidio y suicidio” y es investigada por el fiscal Marcos Jesús Borghi, de la Unidad Temática de Homicidios de los tribunales de La Matanza.