Horror: Una mujer entregó a su hija a un hombre de 34 años "por un cajón de pollos y verduras"

La fiscalía de la provincia de Santiago del Estero está investigando una terrible denuncia que involucra abuso sexual y maltrato a menores de edad. El caso en sí, se trata de una menor de 14 años a la cual su madre la entregó a un hombre de 34 años a cambio de un cajón de pollos. Los detalles:
lunes, 14 de diciembre de 2020 · 23:55

Un cajón de pollo y verduras fue suficiente para que una madre "entregara" a su hija de 14 años a un hombre de 34 para que abusara sexualmente de ella. El horror la hermana de la chica, que se animó a hablar tras el sufrimiento, las violaciones y el maltrato que pasaba producto del accionar de su propia progenitora. 

El hecho ocurrió en la provincia de Santiago del Estero, donde la hermana de la nena le contó a su abuela que la mamá había “cambiado” a su hermana de 14 años por “un cajón de pollo y verduras”. Además, le dijo que ella era víctima de abuso sexual y amenazas por parte de su padrastro. 

Según consignó el medio local Nuevo Diario, la conversación surgió en plena merienda, cuando la abuela le preguntó por qué su hermana “se había fugado del hogar”. “Mi mami la cambió a su amigo por un cajón de pollo y verduras, pero ella no se fue”, le respondió la menor. 

La chica, vivía con su mamá y su padrastro en la localidad de El Manantial, departamento Río Hondo y, desde hace un tiempo, convive con un hombre de 34 años, en la localidad de Chañar Pozo de Arriba, a unos 30 kilómetros de la ciudad de Las Termas.

La nena también le contó a su abuela que la mamá la obligaba a mantener relaciones sexuales con su novio, un obrero de la construcción con quien convive “desde hace unos meses”: “Me dice que si no hago lo que ella me ordena, me va a golpear”. Además, le mostró las marcas que tenía en el cuerpo, producto de constantes agresiones físicas.

Ante el horror del relato, la abuela presentó la denuncia en la Justicia y  ahora interviene la Fiscalía de turno.

Al ahondar en el testimonio de la adolescente, la abuela tomó conocimiento de que la mujer, de 33 años, había “entregado en concubinato” a su hija mayor a cambio de un cajón de pollo, verduras y mercadería. La chica, además, fue amenazada de muerte.

La Justicia realizará ahora un informe socioambiental y un relevamiento vecinal para avanzar en la investigación, tras la denuncia realizada por la abuela de 64 años en contra de su propia hija. Además, se ordenó que las víctimas sean examinadas por el médico de Sanidad Policial y forense, mientras se espera que declaren en Cámara Gesell en las próximas horas.