Leído

AUDIENCIA PRELIMINAR

Sólo uno de los rugbiers declaró: "Ninguno de nosotros quiso que pasara lo que pasó"

Jue, 13/02/2020 - 6:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

Este jueves (13/02) se llevó a cabo la audiencia preliminar en la causa que investiga el crimen de Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. De la misma participaron los rugbiers acusados -que no tenían la obligación de hacer declaraciones- y la defensa de ambas partes. Según expresó el abogado de la familia de la víctima, Fabián Améndola, sólo uno de acusados declaró. Se trata de Blas Cinalli, según trascendió, quien aseguró: “No quisimos matarlo, ninguno de nosotros quiso que pasara lo que pasó".

Los 8 rugbiers fueron trasladados desde el penal de Dolores a las 6 de la mañana en un micro policial custodiado por cuatro móviles de la bonaerense (Foto NA).
Los 8 rugbiers fueron trasladados desde el penal de Dolores a las 6 de la mañana en un micro policial custodiado por cuatro móviles de la bonaerense (Foto NA).
Contenido

Este jueves (13/02) se llevó a cabo la audiencia preliminar en el caso del crimen de Fernándo Báez Sosa en Villa Gesell. De la misma participaron los 8 rugbiers acusados, la defensa de ellos y el abogado de la familia del joven asesinado. También fueron algunos padres de los zarateños.

A la reunión la pidieron las dos partes: tanto el equipo de abogados encabezados por Fernando Burlando, que representa a la familia de la víctima, como Hugo Tomei, que defiende a los diez imputados por el asesinato. Le hicieron la solicitud al juez luego de la resolución de la fiscal Verónica Zambroni.

Los jóvenes acusados no estaban obligados a hacer declaraciones.

Según expresó el abogado Fabián Améndola, sólo uno de ellos declaró. Se trata de Blas Cinalli, según trascendió, acusado de ser partícipe necesario del crimen, quien aseguró: “No quisimos matarlo, ninguno de nosotros quiso que pasara lo que pasó".

A la salida, sus padres tuvieron que regresar corriendo a sus autos, mientras vecinos convocados gritaban “¡asesinos!".

La defensa a cargo del abogado Hugo Tomei, por su parte, hizo fuertes planteos. Según trascendió, pidió la nulidad de las ruedas de reconocimientos y apuntó contra la fiscal Zamboni: Fue denunciada por supuestamente haber hecho mal los reconocimientos”, aseguró una fuente de la investigación al portal Infobae. También se pidió la anulación del pedido de preventiva porque los imputados “no habrían entendido el hecho”.

La defensa de los rugbiers detenidos por el crimen de Fernando pidió la prisión preventiva y que puedan cumplirla de forma domiciliaria, informó el abogado de la familia de la víctima, Fabián Améndola.

Fundó eso porque entiende que no los puede defender por la presión mediática. Hizo responsable a la prensa de lo que manifestó que era una presión que ellos no toleraban y en función de eso pidió que se acordara un arresto domiciliario. Que a su criterio sería la medida a partir de la cual ellos podían empezar a defenderse. No tiene ningún sustento el argumento para nosotros. Que el caso tenga una difusión mediática no influye en que ellos tengan perfectamente a su alcance todas las medidas para su defensa”, aseguró Améndola en declaraciones televisivas.

El letrado aseguró que el juez de Garantías David Mancinelli adelantó que mañana resolverá el pedido de prisión preventiva de la fiscal del caso, Verónica Zamboni, quien, a su vez, ratificó su requerimiento y dijo que en los próximos días ampliará las acusaciones.

Améndola, en tanto, solicitó que el homicidio sea triplemente agravado por "premeditación, alevosía y placer".

Además, el letrado comentó que pidió que se profundice la investigación para intentar identificar a un joven vestido de negro que aparece en el video donde se observa a los rugbiers abrazarse y retirarse de la escena del crimen. En este marco, detalló ante la prensa que la sospecha comenzó luego de que se observara en las imágenes de las cámaras de seguridad la silueta de un joven que no coincidiría con ninguno de los detenidos.

Los jóvenes acusado abandonaron poco después de las 11:20 el lugar. Habían salido del penal de Dolores, donde se encuentran alojados, a las 6 de la mañana en un micro policial custodiados por cuatro móviles de la bonaerense.