Leído

LAVADO DE DINERO

Lázaro Báez, en el juicio: "Me apretaron para que involucre a CFK"

Mie, 20/11/2019 - 4:05pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Lázaro Báez declara por primera vez este miércoles (20/11) en el juicio por "la Ruta del Dinero K", en el que es investigado por el lavado de más de US$60 millones. El empresario dijo que fue "víctima de los servicios (de Inteligencia) para acusar a Cristina Kirchner". “En un control oftalmológico, se me acerca una mujer, la doctora Balbin, acompañada por dos personas de traje. Dijo que venía en nombre de Macri y Majdalani”, arrancó el relato. Y continuó: “Me dijo que si yo colaboraba, mis hijos no tendrían problemas. Tenía que decir que era el testaferro de la familia Kirchner".

Contenido

Al declarar por primera vez este miércoles (20/11) en la causa "la ruta del dinero K", en la que es investigado por el lavado de más de U$S60 millones, Lázaro Báez se defendió de las acusaciones, negó que sea testaferro de la familia Kirchner y dijo que es "una víctima de una campaña atroz por parte de los distintos poderes reales de nuestro país".

"Me apretaron para que involucre al peronismo y a Cristina Kirchner", dijo Lázaro Báez al exponer en el proceso en los tribunales federales de Retiro.

 “Nunca fui testaferro de Néstor Kirchner ni de su familia. Soy una víctima de la campaña atroz por parte de los poderes reales”, aseguró.

El Tribunal Oral Federal 4 realiza la etapa final del juidio con la última oportunidad para hablar de los acusados. Luego empezará la etapa de alegatos, después de que en la última audiencia se escuchara al último testigo por videoconferencia desde Suiza.

Báez se definió como "una víctima de una campaña atroz, que incluyó la detención de políticos demonizados para quedarse con todo" y consideró que "inventaron causas sobre causas". Aseguró que fue "víctima de los servicios (de Inteligencia) para acusar a Cristina Kirchner", e indicó que además lo "apretaron" para que involucre al peronismo en la causa.

El empresario aseguró que fue detenido “injustamente” y su familia “fue objeto de esta persecución”. “Destruyeron a mi familia y las actividades de mis empresas, fui acosado por el servicio de inteligencia a la orden del actual gobierno, para que involucre al peronismo y a la ex presidente”, agregó.

En el tramo central de su declaración, Báez denunció una supuesta operación coordinada la AFI para que arrepienta, desde el comienzo de la causa judicial. “En un control oftalmológico (dentro de Ezeiza), se me acerca una mujer, la doctora Balbin, acompañada por dos personas de traje. Dijo que venía en nombre de Macri y Majdalani”, arrancó el relato. Y continuó: “Me dijo que si yo colaboraba, mis hijos no tendrían problemas. Tenía que decir que era el testaferro de la familia Kirchner".

El dueño de la empresa "Austral Construcciones" es juzgado junto a sus cuatro hijos, Martín -también detenido-, Leandro, Luciana y Melina, todos procesados por "lavado de activos". Según la acusación el grupo empresario cometió maniobras para sacar del país sin declarar los fondos generados con la obra pública en Santa Cruz.

En el proceso se juzgan tres hechos de lavado de dinero que en total suman US$60 millones. El primero consiste en los US$5.100.000 con los que fueron filmados Martín Báez, Daniel Pérez Gadín y otros acusados en la financiera SGI, conocida como "La Rosadita". La filmación, difundida por Telenoche, es una de las pruebas que existen de que desde la financiera se contaban millones de euros, dólares y pesos que iban y venían en bolsos y valijas que transportaba Leonardo Fariña.

El segundo involucra a US$32.800.000 que salieron del país y que volvieron en títulos de la deuda pública a la empresa "Austral Construcciones". El tercero es la adquisición de propiedades y autos que pudieron haberse comprado con el dinero que se blanqueó, y que pudo haber formado parte de los fondos de obra pública con los que se benefició Austral.

Además del detenido empresario K en el juicio también están acusados el financista arrepentido Fariña, Fabián Rossi y los detenidos Jorge Chueco (ex abogado de Báez) y su excontador Daniel Pérez Gadín. Una vez finalizadas las indagatorias comenzará la etapa de alegatos finales. Se prevé veredicto para marzo o abril de 2020.