Justicia

CORREO ARGENTINO

La Asociación de Fiscales defendió a Boquín, ante las críticas de Garavano

Luego de que ayer el ministro de Justicia, Germán Garavano, cuestionara la fiscal Gabriela Boquín -a cargo de la causa por la deuda de Correo Argentino- al asegurar que "está actuando políticamente y no como una fiscal imparcial", la Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (Affun) emitió un comunicado para rechazar dichas expresiones del funcionario.

La Asociación de Fiscales y Funcionarios del Ministerio Público Fiscal de la Nación (Affun) alertó sobre "el peligro de vulneración de principios republicanos" y salió a respaldar a la fiscal comercial Gabriela Boquín, a cargo de la causa por la deuda de Correo Argentino, tras las críticas del ministro de Justicia, Germán Garavano.

"Esta Asociación rechaza las expresiones vertidas para desacreditar la tarea desarrollada por la fiscal general ante la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial, Gabriela Boquín, relacionada con su intervención en las actuaciones del concurso de Correo Argentino", afirma el texto firmado por el presidente de la entidad, Carlos Rívolo, y su secretaria general, Susana Pernas.

Affun también subrayó que existe "un procedimiento legalmente reglado" para cuestionar el desempeño de los integrantes del Ministerio Público y que "utilizar vías impropias no hace otra cosa que poner en peligro su independencia de actuación consagrada en la Constitución Nacional y las leyes 24.946 y 27.148, afectando directamente al servicio de justicia".

Para concluir, Rívolo y Pernas señalaron que esta situación "puede afectar la libertad funcional de los titulares de la acción pública que está consagrada para defensa de toda la comunidad".

Cabe recordar que ayer Garavano declaró que "la fiscal comercial (Boquín) tiene una opinión no vinculante en los procesos comerciales. Algunos dicen que está actuando políticamente, y no como una fiscal imparcial. En el proceso concursal ella debió tener otro rol del que ha ejercido".

Además, el ministro afirmó que "lo de los pagos del Correo es un conflicto que viene de la época de Menem y el kirchnerismo entre privados, no es plata del Estado que alguien se quedó".

Correo Argentino se privatizó en 1997 y el grupo de la familia Macri ganó la concesión por 30 años. Sin embargo, el contrato fue rescindido por el gobierno de Néstor Kirchner, que acusó a la empresa de haber pagado el cánon solo en el primer año de gestión.

Entonces, comenzó una causa judicial por una deuda de US$296 millones, hasta que en junio de 2016, durante el gobierno de Mauricio Macri, el Estado nacional acordó con la empresa una quita del 98,87% de la deuda.

Ese acuerdo fue rechazado por la fiscal Boquín, que lo consideró “abusivo y ruinoso” y “perjudicial para la administración pública”. Según la fiscal, la actualización de la quita aceptada por el Estado nacional en el concurso preventivo supera los 70 mil millones de pesos.

Según la defensa de Correo Argentino, a junio de 2016, la cifra por los cánones adeudados ronda los 600 millones de pesos, por lo que la quita que había aceptado el Estado nacional rondaría el 50%.

Luego, frente a la polémica que se generó, el gobierno retiró la propuesta. El Frente para la Victoria hizo una denuncia penal que quedó bajo la órbita del juez Ariel Lijo.

Cabe destacar que por el caso del Correo Argentino hubo tres causas abiertas: dos en el plano judicial y otra en el plano administrativo, que fue cerrada en octubre pasado por la vicepresidente Gabriela Michetti.  De las dos que continúan en trámite, una se encuentra en el fuero Comercial, desde 2001, y se discute la deuda de la empresa. La otra es penal, se inició en 2016, y están imputados el presidente Macri, Oscar Aguad y Juan Manuel Mocoroa, entre otros,por la aceptación de la controvertida oferta de pago.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario